Francois Fillon
El candidato del Partido Republicano, Francois Fillon / EFE

¡Buenos días, de parte de toda la Redacción!

Tres conclusiones provisionales sobre François FillonMercadona y Starbucks, escenarios de las nuevas guerras ideológicas, y otras historias que moverán tu mundo este martes 29 de noviembre. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Editado por V. Gago y el equipo de Actuall. Ojalá sea útil y fiable para ti.  Si te parece interesante este boletín, reenvíaselo a tus colegas y amigos. Pueden suscribirse y recibirlo directamente aquí.

Solo para suscriptores

Fillon: tres hipótesis

La elección de François Fillon como el candidato Republicano en Francia permite extraer algunas enseñanzas provisionales. Te propongo tres hipótesis, y me gustaría que me comentes tus propias conclusiones:

1. El eje clásico de las ideas –conservador vs. progresista–, y no el eje populista –masas vs. expertos; nacionalistas vs. cosmopolitas– define estas elecciones.

Simplemente, los franceses descartan la continuidad del consenso socialdemócrata que representa Juppé y la alternativa radical que representa Le Pen, y piden un giro liberal-conservador dentro del sistema.

Los electores Republicanos sostienen que la solución a los problemas de Francia con la inseguridad, el desempleo juvenil, el terrorismo o la inmigración vendrá de las políticas conservadoras, y no por medio de la continuidad o del mesianismo.

El señor Fillon obtuvo este domingo el 69% de los votos: dos de cada tres. Su programa es inequívocamente liberal en economía y conservador en el orden social. El candidato ha repetido durante su campaña que hay que decirle la verdad a los franceses en temas como las pensiones, la edad de jubilación, la ampliación de la jornada laboral, el poder de los sindicatos o el tamaño insostenible del sector público. ç

Los franceses saben a quién están eligiendo como candidato y tienen claras sus credenciales liberal-conservadoras. Francia gira a la derecha sin dar un volantazo.

2. Una vez más, fallaron las encuestas y la percepción de los medios. François Fillon era el descarte desde todos los observatorios al empezar la campaña de las primarias Republicanas. Daban por hecho que la batalla sería entre Alain Juppé y Nicolás Sarkozy. Se equivocaron, como lo hicieron con el referéndum del Brexit, el del acuerdo de paz en Colombia o las elecciones presidenciales en los Estados Unidos.

La profesión de los expertos -periodistas, politólogos, analistas- es parte de la crisis del sistema. No solo fallan las respuestas al malestar, sino el método para detectarlo.

3. La democracia liberal genera sus propios anticuerpos frente a las fuerzas de ruptura. El sistema bipartidista es capaz de regenerar la democracia representativa y restaurar la confianza de los ciudadanos en el modelo.

Tras el resultado del referéndum del Brexit -apuntó este lunes Wolfgang Munchau en este artículo para Financial Times-, los líderes europeos han reaccionado como Maria Antonieta en vísperas de la Revolución francesa: doblando su apuesta por el statu quo de las élites.

El señor Fillon representa una actitud opuesta: escuchar el malestar de las clases populares y ofrecerle una respuesta específica sin destruir las instituciones. Es la misma actitud que tuvo Theresa May en su discurso en la Convención del Partido Conservador británico.

François Fillon abre una tercera vía entre la eurocracia y la eurofobia, entre las élites y el populismo, entre cosmopolitas y tribales. Su visión de la Unión Europea es esencialmente federalista: un verdadero Gobierno de las naciones, y no de la Comisión y el Parlamento.Responde fielmente a la Europa con la que soñaron los padres fundadores.

Probablemente, una Europa originalista como la que postula el señor Fillon habría evitado el Brexit. El señor Fillon y la señora May tienen en común que ambos creen que la soberanía nacional sigue siendo válida para ordenar las relaciones.

Ambos apelan a los valores y las costumbres de la mayoría silenciosa frente a los experimentos de las élites tecnócratas. Ambos son conservadores en el más amplio sentido de la palabra. Ambos son creyentes.

Hay una Europa posible a la derecha, y no descarrila en los torbellinos del populismo.

Mercadona y Starbucks: las marcas como campo de batalla cultural

Un programa de televisión sobre el éxito de Mercadona –cadena española de supermercados: 76.000 empleos directos, 19.000 millones de euros en ventas– ha desatado una ruidosa polémica por su sesgo anti empresarial. En Estados Unidos, empleados de Starbucks –cadena mundial de cafeterías: 20.000 tiendas, 18.000 millones de dólares en ventas– se niegan a servir a clientes que quieran ser llamados como “Trump” cuando su cappuccino o su expresso está listo, y la empresa los apoya. Las marcas serán, cada vez más, campo de batalla de las culture wars  –guerras de valores– de nuestro tiempo. (La Voz de Galicia, The Washington Post, en español y en inglés)

El cómico Jordi Évole trató de encontrar empleados airados con Mercadona que corroboraran el prejuicio anti empresarial de su programa Salvados, en el canal de televisión La Sexta.

Quería probar, como ya intentó sin éxito en un programa anterior sobre Zara, El Corte Inglés, Mango y otras marcas de ropa, que el éxito de una empresa española siempre esconde algo sucio: la explotación laboral, el fraude a los consumidores. (ADSL Zone)

Su fracaso responde al empeño de cierta élite de la izquierda en sustituir los hechos por la ideología. No han entendido nada de por qué la gente no les hace caso al votar o al elegir una marca.

A Jordi Évole le bastaba con haber consultado los datos, para ahorrarse los gastos de producción de su programa. Mercadona es el lugar preferido para trabajar y el que mejor retribuye a su empleados dentro de su industria. Por otro lado, lo tenía muy fácil para corroborar sus prejuicios. Solo tenía que dirigir su escrutinio a La Sexta y sus contratos laborales basura, con ofertas para reclutar a becarios no remunerados, como recoge esta pieza de Libre Mercado.

Otro escenario para las batallas ideológicas: Starbucks. Un clásico de este tipo de polémicas.

Su CEO, Howard Schultz, es un militante de todas las causas progresistas. Apoyó a Hillary Clinton en la carrera a la Casa Blanca.

En una edición reciente de este boletín, te conté cómo han conseguido que el lanzamiento de su vaso especial de Navidad sea un símbolo del boicot de la izquierda al significado cristiano de estas fiestas. (Actuall)

Sus empleados se niegan, ahora, a atender a seguidores de Donald Trump. La cosa empezó con un fan del presidente electo que pidió una bebida en una tienda de Starbucks y quiso que su vaso se rotulase como “Trump”.

Si has estado alguna vez en un Starbucks, ya sabes cómo va esto: tú pides un frappuccino de vainilla, y das un nombre para que te llamen cuando esté listo. Tu nombre se rotula en el vaso para que el camarero te invoque con un grito jovial. Este ritual es parte de las cosas que hacen único a Starbucks.

La compañía apoya el derecho de sus empleados a no tener que pronunciar el nombre de “Trump” cada vez que un expresso sale de la máquina. Meses atrás, Black Lives Matter, la organización supremacista negra, animó a todos los clientes de Starbucks a rotular sus vasos como “Black Lives Matter”, y los empleados lo corearon encantados.

Ahora invocan la objeción de conciencia para no tener que gritar el nombre de “Trump” cada vez que un fan del presidente electo entra en la cafetería. ¿Recuerdas el caso del matrimonio cristiano propietario de Ashers Bakery, en Belfast, condenado por negarse a grabar: “Yo apoyo el matrimonio gay” en una tarta? Al parecer, la objeción de conciencia sigue la ley del embudo, con la parte ancha para las causas de la izquierda, y la estrecha para los demás mortales? (Actuall)

Ahora que el método del caso hace crisis en las escuelas de Derecho y de Negocios, las guerras culturales de las marcas quizá puedan servir para ilustrar los dilemas teóricos en las academias militares y los postgrados de comunicación política.

Selección de Actuall

Alejandro Ordóñez, a ‘Actuall’: “Juan Manuel Santos prefirió proteger a la guerrilla y no a los colombianos”, por Diego Hernández. El ex procurador general de Colombia habla para Actuall. El nuevo acuerdo de paz se ha firmado contra las víctimas y a favor de los victimarios, le cuenta a Diego Hernández, corresponsal de este diario.

¿Para qué queremos un defensor del pueblo que no defiende al ciudadano?, por Alfonso Basallo. El director de Actual reconoce en Soledad Becerril, defensora del pueblo en España, “un talante liberal y una acreditada trayectoria de defensa de los derechos y libertades fundamentales. Pero,…”.

Entrevista con Salvador Sostres: “Ser hombre es un deporte de riesgo”, por Javier Torres. El periodista, escritor de columnas en ABC, comentarista en COPE, habla con Javier de varios temas de la actualidad: el feminismo, la corrección política, el periodismo, Donald Trump,… “Sostres, sin pelos en la lengua”, resume el autor de la entrevista.

¿Cuántos cargos del PP viven en silencio su oposición a la doctrina LGBT?, por Nicolás de Cárdenas. El autor se pregunta si “hay una grieta ideológica que defienda los valores fundacionales del PP”. Agustín Conde, número dos del Ministerio de Defensa, y Alberto San Juan, director general de Familia de Madrid, se han atrevido a cuestionar que el partido tenga que abrazar la agenda ideológica LGBT.

Qué más

La mayoría Republicana refuerza la investigación a Planned Parenthood. La Cámara de Representantes asigna 800.000 dólares a la comisión que examina las prácticas comerciales del proveedor abortista. (Actuall)

Atentado en la universidad pública de Ohio. Un estudiante de origen somalí, Abdul Razak Ali Artan, atropelló con su coche y luego a apuñaló a once personas en el campus de la Universidad pública de Ohio. Los once heridos están fuera de peligro. La Policía investiga si el método y las motivaciones del ataque lo relacionan con el radicalismo islamista. (Quartz, en inglés)

Trump exige cambios en Cuba. El presidente electo ha advertido con suspender el acuerdo para restablecer las relaciones entre la Isla y los Estados Unidos, si no hay reformas a favor de la democracia y los derechos humanos tras la muerte de Fidel Castro. (Financial Times, en inglés)

Accidente de avion en Colombia. Un avion con 81 personas a bordo –72 pasajeros y nueve tripulantes– se ha estrellado este lunes por la noche –madrugada en la Europa atlántica– cuando se aproximaba al aeropuerto de Medellín. En el avion, de la compañía boliviana Lamia, viajaba el equipo de fútbol Chapecoense, de Brasil. El primer informe indica que hay al menos seis supervivientes. (El País)

Correspondencia

La muerte de Fidel Castro es la noticia más comentada por los lectores de este boletín. Marcelo nos escribe desde Miami, donde trabaja en el Versalles, restaurante que sirve de emblemático punto de encuentro del exilio cubano. Paloma comenta la noticia desde España.

Desde el ‘Versalles’, en Miami

Buenos días a la redacción de Actuall.

Como cubano emigrado, y residente en los Estados Unidos de América, en Miami, en La Pequeña Habana, y como trabajador del restaurante ‘Versalles’, he tenido la posibilidad de ver la celebración de la muerte de ese señor.

Realmente, yo eso no lo hago, porque no son mis principios como ser humano y como cristiano. Pero, tampoco crítico a mis hermanos cubanos que lo han hecho, como tampoco crítico a los que lloran a ese señor. 

Yo sólo digo, como dice un amigo que vive en este país: lloro por los fusilados y por los miles y miles que han muerto y siguen muriendo durante estos 57 años de castrismo, y por los que van a seguir muriendo. 

Mis saludos a todos desde Miami, la segunda ciudad de los cubanos 

Marcelo Gómez Amador

Fidel Castro

Hola, no soy muy dada a escribir, porque no manejo los medios actuales, pero es verdad que hoy toda la información es rápida e inmediata. 

Estoy tan indignada por las muestras de condolencia hacía una persona tirana, opresora, que no ha respetado la dignidad humana… que me he decidido a escribir. ya que no puedo viajar a Cuba. Así que, no le puedo clasificar sólo de tirano, era un loco que se daba cuenta de su locura.

Por eso, lo único que se merece es silencio, que no se hable de el […]

Yo te sugiero, Victor, que te dediques hablar o escribir testimonios de personas que han sufrido la opresión, que saques a la luz todas las atrocidades, que hables de datos reales, que eso sea lo que llene la prensa, y saber qué soluciones van a tomar todos los políticos, para que no siga la misma historia ahora, llamándose “Raúl”.

Espero que te sirva para hoy y para el resto de los días , hasta que veamos la libertad de este pueblo, junto con la libertad de Venezuela, Colombia. Y no dejar que este mal, del que parece que algunos españoles están necesitados, dejemos que se extienda en esta gran nación que es España.

Paloma García-Puente

Joaquín, desde Santiago de Chile, comenta este artículo de Actuall sobre los cambios en la entrada “Fidel Castro”, en Wikipedia:

Wikipedia y Fidel Castro

Estimado Victor:

Wikipedia no solo evita considerar  a Fidel como un Dictador sino le pone a San Juan Pablo II como su amigo junto con Salvador Allende, Jrushov  y Mandela

Adjunto párrafo:

“Fue gran amigo del primer ministro canadiense Pierre Trudeau y del desaparecido escritor estadounidense Ernest Hemingway. Entre las figuras políticas cabe mencionar a Nelson MandelaMalcolm XMartin Luther King,69 Nikita JrushchovSalvador AllendeJuan Pablo II y entre sus grandes amigos se encuentra el Premio Nobel en literatura Gabriel García Márquez, y el político Hugo Chávez.”

Saludos .

Joaquín Montero

Profesor Universitario

Santiago de Chile

Espero tus impresiones en vgago@actuall.comRecuerda, por favor, que es posible que edite los comentarios, a fin de extraer de cada uno la idea esencial. Tendrán preferencia los que estén firmados. ¡Gracias por comentar!

Feliz día por delante, productivo y lleno de ocasiones de servir. Envíame pistas de noticias, comentarios y sugerencias.

Sigue nuestras actualizaciones a lo largo del día en Twitter. Hazte fan de Actuall en Facebook.

¡Hasta mañana!

Víctor y la Redacción de Actuall.

Comentarios

Comentarios