Clint Eastwood, afirma que votará por Donald Trump. / Flickr
Clint Eastwood, afirma que votará por Donald Trump. / Flickr

Clint Eastwood ha aprendido de sus personajes a ser un tipo duro, sin complejos, que se enfrenta sin miedo a lo políticamente correcto y que, cuando es necesario, tira por la calle del medio. 

Mientras los más importantes estudios de Hollywood han anunciado un boicot al Estado de Georgia (uno de los que más ventajas ofrece a la hora de rodar películas) debido a las leyes de protección de la vida humana que se están poniendo en marcha en los últimos meses, Eastwood ya está preparando la filmación de su nueva creación.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Georgia es conocida como el Hollywood del Sur debido a sus ventajas fiscales (devolución del 30% de los impuestos) para la producción de cine y televisión. Productoras como AMC Networks, Netflix, Disney o Warner (matriz de HBO) han anunciado su boicot. 

La grabación de la nueva película del actor de 89 años está programada para comenzar este verano. El guión aterriza en la historia de Richard Jewell, quien el día del atentado descubrió una mochila sospechosa que contenía la bomba y ayudó a evacuar a las personas del lugar. Gracias a ello la bomba sólo logró matar a una persona y causó 100 heridos. Al principio, Jewell fue elogiado como héroe, pero el FBI le señaló como sospechoso, cargo del que fue finalmente absuelto, según informa el Daily Mail

Eastwood, que fue nombrado alcalde en 1986 de la pequeña localidad californiana Carmel-by-the-Sea, participa con asiduidad en las convenciones del Partido Republicano. En 2012 apoyó a Mitt Romney frente a Barak Obama y apoyó a Donald Trump frente a Hillary Clinton.

Ley del latido fetal

La nueva ley que ha despertado los recelos de la progresía en la industria de Hollywood considera un delito practicar un aborto una vez que se ha detectado el latido fetal, que puede registrarse a las seis semanas de vida prenatal. 

La norma entrará en vigor en enero de 2020, si no lo impiden los grupos proaborto que han anunciado una dura batalla legal.

Comentarios

Comentarios