Hoy vamos a aprender una divertida receta: como inventarte algo, lo que sea mientras vaya de la mano de la ideología de género, o el feminismo, o lo políticamente correcto y convertirlo en una verdad 100% oficial, reconocida y traducida a 24 idiomas. Agárrate que vienen curvas.

Vamos a elegir un tema, muy de andar por casa, pero tiene que ser remoto a más no poder. Un tema como este: un ‘estudio’ sobre la violencia de género ejercida en Internet en mujeres de la India. El estudio, no te preocupes, no tiene un solo dato. Solo refleja las opiniones de su autor elaboradas a partir de 17 entrevistas realizadas a otras tantas mujeres indias. Es un bulo al 100%.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Este estupendo estudio fue luego recogido por una de las tropecientas comisiones de Naciones Unidas. La comisión redacta un informe en el que nuestro estudio ya aparece como un documento oficial, sin contraste ni juicio de valor sobre el mismo. ¿Por qué? Pues porque está perfectamente en lo que está queriendo sostener Naciones Unidas. Pero además va en aumento: “Las mujeres reciben más amenazas y comentarios que atacan su género y su seguridad” añade esa comisión, un dato que no aparecía en el estudio original, que aparece citado como nota al pie número 27 del documento en cuestión. 

El despropósito llega al máximo cuando de lo que publique Naciones Unidas se hace eco la Comisión Europea que, de manera inexplicable, deduce que a nivel mundial, las mujeres sufren 27 veces más acoso en Internet que los hombres. Alguien no ha entendido de qué iba el tema o tiene una comprensión lectora preocupantemente mala.

Y claro, en Europa nos creemos a pie juntillas lo que nos caiga de la Comisión, que además tiene el detalle de traducirlo a los 24 idiomas de la Unión. Ese estudio sin ton ni son termina siendo difundido por la cuenta oficial de Twitter de La Moncloa. Nuestro estudio es completamente verdad y seguramente será noticia en todas las teles. Ya “es verdad”. Objetivo conseguido.

Este ejemplo, que es perfectamente comprobable demuestra como un estudio de un tema muy concreto, pero que no se basa en hechos, es convertido, aumentado, exagerado y alcanza proporciones bíblicas en un bulo que crece y crece… y que nos venden como noticia.

Y el mérito de estas líneas no es desde luego mio, sino de este usuario de Twitter que ha remontado el cauce de medios, comisiones y estudios hasta llegar al dato. Todavía queda esperanza en el ser humano cuando somos capaces de tener ese sentido crítico, pero desde luego preocupa, y mucho, que organismos supranacionales se hagan eco de tonterías, y no solo eso, sino que las exageren para vender sus ideas. Lo de 27 veces no tiene perdón. Es el colmo de la manipulación burda, torticera y debería darnos vergüenza que la Comisión emita esa clase de juicios de valor sin el más mínimo contraste.

Pero como decíamos al principio: todo esto pasa todos los filtros mientras se haga en un solo sentido: el de la corrección política. Si es un tema chocante, pero que va en la línea que se nos marca, no salta ninguna alarma. Y ese el el quid de la cuestión. Que es a nosotros a los que manipulan, falseando la verdad.

Comentarios

Comentarios