Buenos días, actualler:

Esta semana, como coordinadora y portavoz de Derecho a Vivir, la plataforma de HazteOir.org que trabaja en favor de la defensa de la vida, decía a los destinatarios de un correo electrónico que nos ha tocado vivir los tiempos del aborto.  

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El miércoles, el Gobierno de Pedro Sánchez, de la mano del ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, encabezado por María Luisa Carcedo -quien, a tenor de su currículum, se preocupa mucho por la pobreza infantil, pero no de la muerte de niños inocentes- publicaba, escondidos en una Nota de Prensa enviada con el asunto ‘Salud Sexual y Reproductiva’ losdatos del aborto:  

el pasado año murieron a causa del aborto en España 95.917 niños, lo que supone un incremento del 1,91 por ciento respecto a 2017.

En esta nota de prensa del ‘Ministerio de la muerte’, se daba importancia a la financiación del anillo vaginal y a otras cuestiones, sin atender a la noticia de la primera causa por muerte no natural en España: el aborto.

Ese día me pregunté: 

¿Admitiría la sociedad que la Dirección General de Tráfico hubiera publicado los 1.830 fallecidos ese mismo 2018 por accidente de Tráficoen un comunicado titulado por la financiación de los ‘airbags’ a un número determinado de ciudadanos? 

¿Qué pasaría si la desgraciada cifra de las 47 mujeres asesinadas -compara los datos, aunque cualquier muerte es lamentable- a causa de lo que se mal denomina violencia de ‘género’ apareciese en una nota oficial sobre la financiación de pulseras contra el maltrato?

¡Qué país, madre!

Hablando de madre…. Gracias, mamá; gracias papá, por dejarme nacer.

Gracias a ellos, hoy te escribo actualler para darte una serie de datos que se desprenden de este informe oficial (que no por ello completo) que nos tienen que hacer pensar:

El 20,3% de los niños concebidos en 2018 por parte de mujeres residentes en España, fueron eliminados ‘voluntariamente’ por un sistema que aboca a las madres a abortar, o, lo que es lo mismo,uno de cada 5 embarazos de residentes en España termina en aborto.

La inmensa mayoría de los abortos (90,44%) es a petición de la mujer, sin dar ninguna causa o motivo para abortar.

La mayor parte se producen en centros extrahospitalarios privados (90,7%). Clink, clink.

143,8% de los bebés fueron abortados con más de 23 semanasde gestación (ya da pataditas, bosteza y duerme siestas).

Mi Bebé y yo.

5.578 fueron eliminados con más de 15 semanas de gestación (se chupa el dedo).

Mi Bebé y yo.

El 27,35 % de las personas que acuden a abortar tienen más de 30 años. Casi cuatro veces la cifra de adolescentes menores de edad que deciden hacerlo. 

Las cifras, rangos de edad y perfiles socioeconómicos de las mujeres que abortaron en 2018 desmienten todas y cada una de las premisas que justificaron la legalización del aborto:ni rastro de violaciones, de riesgos sanitarios o de entornos familiares insolventes. 

Cada día, cada hora, en este momento, españolas de todas las edades, nivel adquisitivo, confesión religiosa y formación académica se acercan a una ‘clínica’ abortista empujadas por su entorno profesional, familiar, mediático y el más sangrante de todos… el institucional.

¿Por qué no abortas?¿Y vas a tenerlo? O abortas o lo nuestro se ha acabado. 

¿Qué vas a hacer ahora? ¿Por qué no tomaste precauciones? ¿Tiene pensado quedarse embarazada? Hija, tienes toda la vida por delante. ¿Sin estar casada? Piensa en ti.

¿Te suena? Es la normalización social de un discurso de muerte. Es la expresión verbal de un genocidio silencioso y cotidiano. 

Y ante estos datos, ante la muerte de cerca de 96.000 niños abortados en 2018, 100.000 corazones amargos, Sánchez y Carcedo nos hablan de “tendencia a la estabilización”.

Pero no sólo de Sánchez y Carcedo es la culpa de este drama. Los sucesivos gobiernos deben penar por la muerte de miles de niños españoles abortados, y los responsables políticos deben dejar clara su postura ante la defensa de la vida.

Estamos ante el fracaso de la primera civilización de la historia que no legisla para proteger a los indefensos, sino contra los indefensos.  

Occidente se desangra entre cifras y datos. Ríos de tinta que desembocan en un mar ensangrentado. ¿Acaso merecemos otra cosa? ¿Alguien creyó que detrás del aborto habría justicia, prosperidad o bienestar?      

Que no nos engañen. El aborto no es un dilema ético, ni un mal menor, ni un derecho. 

La cruda realidad del aborto supera con creces la ficticia excepcionalidad que han querido convertir en norma.

Años de una vana esperanza inmovilista nos hicieron creer en una paulatina reducción espontánea de los abortos. En 2018 las cifras han vuelto a repuntar, estabilizando la media anual en 100.000 abortos cada año, desde 2004, 100 corazones amargos cada año.  

Un latido, una vida

La plataforma Derecho a Vivir apuesta por poner en marcha, de una vez por todas, alternativas al aborto, empezando por otorgar a la mujer una información imprescindible para tomar esta dura decisión de abortar a su hijo, que es la ecografía que se les ha de practicar antes de someterse a este drama, una ecografía con el volumen del latido fetal que no esconda que lo que la mujer lleva dentro es una vida.

Derecho a Vivir está difundiendo una petición ciudadana, dirigida a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para que se ofrezca a todas las mujeres, antes de someterse a un aborto, la posibilidad de ver la ecografía del bebé que llevan dentro y escuchar el latido de su corazón, y si no desean hacerlo, que dejen constancia con su firma.

Llora si te consuela, pero no pierdas ni un instante de tu tiempo en secar tus lágrimas. 

Eso no salvará vidas… ¡Actúa! ¡Lucha! ¡Firma aquípor la escrupulosa y transparente implementación del ecógrafo en el protocolo de asesoramiento médico previo a los abortos. Firma para que las mamás indecisas puedan escuchar el latido del corazón de sus hijos. Firma la campaña ‘Un latido, una Vida’. 

Porque a lo que tiene derecho la mujer es a que se le enseñe la imagen ecográfica y a que no se baje el sonido del ecógrafo para tener una información completa del acto al que va a someterse, como en cualquier otra intervención médica. Y a lo que tiene derecho la mujer es el acompañamiento y a alternativas para decidir seguir con su embarazo. 

Te recuerdo en este punto la iniciativa ‘Ambulancia Vida’, cuyo objetivo es, precisamente, mostrar la verdad a la mujer y permitir que pueda saber, mediante el latido fetal, que su hijo está vivo, proyecto en el que participa Derecho a Vivir y mediante el que se han salvado la vida de numerosos niños a las puertas del abortorio Dator, mediante la realización de una ecografía voluntaria y gratuita. ¡Oirás hablar más de ella!

Los tiempos del aborto

Te decía en el primer párrafo que nos ha tocado vivir los tiempos del aborto. Y esto no ocurre sólo en España, desgraciadamente, aunque la ley Aído socialista de barra libre de abortos esté siendo inspiradora para muchos países.

El debate del aborto está instalado en Argentina. El presidente electo, Alberto Fernández, ha asegurado que enviará al Parlamento un proyecto de ley “tan pronto” asuma el mando, pero advirtió que la aprobación de la propuesta no depende solo de él. 

Sobre la situación en el país en relación a este tema nos escribe el director de Actuall, Nicolás de Cárdenas,que dibuja el panorama político que quedará tras el 10 de diciembre y que ya está generando enorme polémica en el país. El peronismo podría reactivar -si quiera como distracción sobre la grave crisis económica y social argentina- la tramitación de una ley de aborto que el pasado año no se aprobó por poco. Con la nueva configuración del Senado argentino, la diferencia entre los provida y los proaborto se acorta. Y el voto de calidad en caso de empate estará en manos de Cristina Fernández de Kirchner. Cortina de humo o no, el próximo año el aborto podría ser legal en Argentina. Pero todo puede suceder. 

Y justo cuando acabo de escribir estas líneas, un motivo para la esperanza: 

El Vox eslovaco logra que la ecografía con sonido sea obligatoria antes de abortar. Eslovaquia ha apruebado una ley pionera en Europa para ofrecer a la mujer que se plantea el aborto información esencial a través de la ecografía. La nueva ley ha sido propuesta por el Partido Nacional Eslovaco, que ocupa un espectro político similar al de Vox en España.

Feliz santo hoy para los llamados Andrés

Feliz sábado, actualler.

Comentarios

Comentarios

Cuenta con más de 20 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión de medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. La mayor parte de su carrera profesional la ha desarrollado en Europa Press, donde concluyó su etapa profesional como subdirectora de Sociedad. Ha sido profesora colaboradora de la Universidad San Pablo CEU y de la Villanueva. Ha sido directora adjunta de este diario. En la actualidad, colabora con la agencia EFE y las revistas Mundo Cristiano Farmanatur y Mi Herbolario. Es licenciada en Periodismo y doctora en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y colabora en varias empresas y asociaciones en Comunicación Corporativa.