Francisco Franco y el futuro rey de España, Juan Carlos de Borbón.
Francisco Franco y el futuro rey de España, Juan Carlos de Borbón.

Hoy tomo ejemplo del maestro Antonio Burgos (ahora te cuento), así que estoy por declararme franquista antes que socialista, franquista antes que podemita, franquista antes que segregacionista de cualquier región.

Franquista antes que policía del pensamiento con escaño. A pesar de que tuve la desgracia de conocer a la policía política franquista, la Brigada de Investigación Social (más conocida por brigada político-social), que me encerró in illo tempore para compartir con alguno de sus más afamados interrogadores algún que otro ratillo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Advertíamos el miércoles a propósito del próximo episodio de oscurantismo reaccionario que nos prepara el “Gobierno progresista” de la mano de la intelectual orgánica Carmen Calvo: la ampliación de la ley de memoria histórica, esa norma que dispara contra todo lo que se mueve más allá del turbio horizonte de Ferraz.

En cuanto se apruebe en el Congreso (y van a velocidad del rayo) escribir estas cosas será delito, y de los gordos. Así que hay que aprovechar, vamos a despacharnos a gusto.

(Aunque aquí, entre nosotros, ya sabes que seguiremos diciendo lo mismo con ley o sin ella .)

La ley de prohibido recordar

Como Ussía, Antonio Burgos ha dado en autoinculparse avant la lettre en un artículo memorable:

«Antes de que sea delito hablar de Franco o recordar simplemente la Historia cuando el Gobierno haya reformado el Código Penal, me apresuraré a decir cuanto dentro de unos meses tendrás que jugártela si quieres recordarlo.

Será delito recordar parte de nuestra Historia. Me lo veo venir. Y puede darse la paradoja de que si se me ocurre decir que Franco creó el Seguro de Enfermedad, cometeré delito. Y que la misma Policía Social que vino a por mí con Franco vivo, cuando pedía libertades, me detenga ahora por hacer enaltecimiento de la obra del dictador que, queramos o no, es parte de la Historia de España, para bien y para mal. 

Es curioso cómo muchos que militamos en el antifranquismo durante la dictadura, sin habernos movido de la misma loseta de la libertad, seamos ahora unos fachas y que, si evocamos la Historia, podamos ser condenados como enaltecedores de la obra del General que nos negó la democracia hasta que murió en la cama». (La Historia, delito)

Controlar el futuro

Recién acabada la última guerra mundial, George Orwell escribió en su novela 1984 esta sentencia:

“Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro”

Hay infinidad de libros sobre Franco y el franquismo. La mayor parte de ellos están basados en una suerte de paranoia izquierdista, fruto de décadas de interpretación errónea del proceso revolucionario que condujo a la guerra civil.

Interpretación errónea… ¿o espuria?

Pero no todo es basura en la historiografía patria. ¡Le debemos tanto a historiadores como Stanley Payne!

“Lo que existe en el siglo XXI no es la historia de España, sino simplemente la repetición de la propaganda republicana durante la Guerra Civil. 

Se dice que España era una democracia consolidada; que a lo mejor no era la democracia más idílica, pero que era una democracia al fin y al cabo… y de esa manera se sostiene que los sublevados se levantaron porque no quisieron aceptar una serie de reformas de izquierdas. 

Es una falsificación total. Se trata del último de los grandes mitos políticos de Europa de la primera mitad del siglo XX. Y persiste porque ha llegado a ser fundamental en el discurso de las nuevas políticas de la izquierda española en el siglo XXI..” (Stanley G. Payne desmitifica el relato republicano de la Guerra Civil en su nuevo libro)

Una explicación sencilla y clara, difícilmente refutable, de la pulsión progre conocida como “memoria histórica”. 

Te recomiendo calurosamente otra obra del mismo autor: El camino al 18 de julio: La erosión de la democracia en España (diciembre de 1935 – julio de 1936).

Antonio Burgos menciona en su artículo la labor social del franquismo: 

«Pronto será delito decir que Franco, por ejemplo, creó la Seguridad Social Universal con sus magníficos hospitales; el descanso laboral dominical obligatorio; las pensiones por jubilación; el seguro de desempleo; las vacaciones retribuidas; las escuelas de FP y las Universidades Laborales; el Estatuto de los Trabajadores y los jurados de empresa; la radio pública, como RNE, y Televisión Española; la paga extra de Navidad y la de verano, llamada «del 18 de julio»; los convenios colectivos; el Instituto Nacional de Industria; la red de pantanos para fomentar los regadíos y la producción de energía hidroeléctrica». (La Historia, delito)

Una de las más recientes aportaciones a la historiografía del franquismo es esta de Pedro Fernández Barbadillo, Eternamente Franco, en la que podrás conocer con mayor detalle las políticas del exjefe del Estado. 

En su rápido repaso a los logros del régimen franquista, Antonio Burgos detalla algunas de las políticas que permitieron sentar las bases para la llegada de la democracia a nuestro país:

«Franco creó la clase media española, de la alpargata al 600, de vacaciones en Benidorm y piso de protección oficial. Muchos españoles empezaron a tener vivienda propia con Franco. Antes, había reconstruido los ferrocarriles y las carreteras de un país destruido por tres años de guerra fratricida, mientras sufría el cerco internacional por su proximidad a los regímenes dictatoriales perdedores, a Dios gracias, de la II Guerra Mundial. 

Creó la Renfe y Telefónica e hizo de Iberia la línea aérea de bandera, aparte de modernizar aeropuertos como Barajas o El Prat. 

Puso a media España en regadío y creó cientos de pueblos de colonización, repartiendo tierras y dando vivienda a trabajadores agrícolas. Creó el Plan Badajoz, el Plan Jaén o los polos de desarrollo industrial. 

Eligió a Cataluña y las Vascongadas como regiones privilegiadas para fomentar al máximo la industria. Llevó, por ejemplo, a Barcelona la fábrica de Seat, que motorizó a esa nueva clase media que fue el colchón social que evitó los viejos enfrentamientos entre las dos Españas, la de los privilegiados y la de los desesperados por la pobreza. 

Reestructuró la Red Eléctrica. Creó la primera Gramática de la Lengua Vasca a través de la Diputación General de Guipúzcoa para evitar la desaparición de esta riqueza lingüística. Protegió los premios literarios a las obras de la literatura catalana, floreciente especialmente en el último decenio de la dictadura». (La Historia, delito)

Los sabinoaranas

Este año se cumplen los 125 de la fundación de uno de los clanes etnicistas españoles más casposos, el Partido Nacionalista Vasco. 

Con tal motivo, el profesor de Historia del Pensamiento Político de la Universidad del País Vasco, Pedro José Chacón Delgado, especialista en la figura de su fundador, Sabino Arana, se pregunta:

¿Por qué quienes proponen contextualizar a Sabino Arana no contextualizan todo lo demás? 

«La llamada “memoria histórica”, tan en boga entre la izquierda y los nacionalismos en España, consiste en un ejercicio inmisericorde de descontextualización, pero además por partida doble: se descontextualiza a la derecha de 1936, convirtiéndola en sujeto de todos los males, y se descontextualiza a la derecha actual, convirtiéndola no ya en heredera directa de aquella sino en su sucedáneo vigente, como si Santiago Abascal fuera José Calvo Sotelo y Pablo Casado fuera, pongamos por caso, José María Gil Robles». (Sabino Arana y la memoria histórica)

Arana no es el único racista con sintomatología grave que en España es enaltecido a base de embarrar la Historia con mentiras. Hubo un presidente regional catalán le superó no en estupidez, pero sí en violencia sanguinaria.

Memoria histórica, moneda de cambio

En uno de los más depurados ejemplos de manipulación del pasado, de reescritura de la Historia, el martes pasado Pedro Sánchez prometió al nacionalismo más supremacista, en la persona de su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, “reconocer” la figura del genocida criminal Luis Companys y “denostar el juicio al que fue sometido”.

Víctimas. Muertos. Torturados. Por miles. Y un responsable de todo ello: Lluis Companys. El nacionalismo le ha convertido en héroe por su injusto final. Pero su ejecución no oculta una trayectoria lamentable.

Los nacionalistas pretenden borrar las responsabilidades de Companys, presidente del Gobierno autónomo republicano. Para ello utilizan el episodio de su lamentable muerte, a manos de un consejo de guerra patrocinado por Franco. 

Un historiador, César Alcalá, tiene ahora el valor de publicar un estudio que desvela algunos de los episodios más siniestros de la actuación de Companys. El libro se titula Checas de Barcelona

“Companys era el presidente de todos los catalanes…, y 8.352 de ellos fueron asesinados en Catalunya de 1936 a 1939, muchos previo paso por checas. ¡Fue el 0,28% de la población catalana! ¿No debería haber hecho algo Companys para protegerlos?” (Las manos sucias de Companys)

La memoria histórica convertida en moneda para pagar el apoyo parlamentario a los hijos de este asesino. ¡Vuelta al ruedo para el PSOE más sucio de la historia reciente! 

Aunque igual esa nueva ley de memoria histórica (“bomba lapa” la llama Cristian Campos) termina metiendo en un lío a sus promotores, amiguitos de dictaduras bastante peores que la franquista:

El Gobierno está ocupado creando un problema para una solución existente. 

Aquí el interés estará en ver cómo se torea el Gobierno el derecho a la libertad de expresión. Pero, sobre todo, en cómo evitan PSOE y Podemos que esa bomba lapa acabe estallando en las manos de sus artificieros.

Es decir, de esos altos cargos del Gobierno que han posado con el escudo de regímenes que ametrallaban por la espalda a las familias que intentaban escapar de sus garras. Que se han confesado comunistas, una ideología que ha multiplicado por cinco los crímenes del nazismo. Que califican de «belleza» a una dictadura que ha asesinado y torturado a decenas de miles de cubanos. O que mantienen vínculos, y no sólo ideológicos, con narcodictaduras como la venezolana. 

Veremos cómo se las arregla el Gobierno, en fin, para que una ley así no acabe con decenas de altos cargos de Podemos, incluidos varios ministros e incluso algún expresidente, en prisión. (Cristian Campos:  Ojo con el rebote)

Tumbas y cunetas

Dignificar a los muertos, por supuesto. Acabar con fosas comunes perdidas, con cal viva, naturalmente. Si los restos de mi padre estuvieran perdidos en cualquier cuneta haría lo que fuera por encontrarle y darle digna sepultura. ¡Faltaría más!

Pero no es admisible, no es lícito, ni es digno, privilegiar a unos en detrimento de otros. Todas las víctimas son víctimas, todos los muertos son muertos, y no hay muertos de primera y muertos de segunda, como pretende el “Gobierno progresista”. 

Ni hay militares buenos porque eran republicanos y militares malos porque no militaron en aquel bando.

La Comisión de Memoria Democrática de Málaga, integrada por todos los grupos políticos municipales, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y la UMA, acordó este martes requerir a la Diócesis de Málaga el traslado de los restos del aviador franquista Joaquín García Morato desde su actual emplazamiento en la iglesia del Carmen a otro lugar, una petición que partió del PSOE. (Instan al Obispado a que exhume los restos del aviador franquista García Morato de la iglesia del Carmen)

Se repite una y otra vez la misma sucia campaña, la exhumación y expulsión de sus lugares de descanso de militares no republicanos, mientras La Pasionaria tiene calles y parques dedicados, el socialista soviético Largo Caballero sigue luciendo escultura en Madrid y las placas de las calles van y vienen en función del Gobierno que toque.

O todos o ninguno. Y como eso parece tan difícil, ¿qué tal si dejáramos a los muertos en paz y nos dedicáramos a los vivos?

¿Por qué le resulta tan difícil a la izquierda dejar de reescribir la Historia?

Porque tras la caída del muro de Berlín carece de una ideología que merezca tal nombre y ya solo le queda imponer sus valores morales y apelar al identitarismo y al sentimentalismo. Feminismo, el Planeta es una víctima que muere como mueren las personas, ser inmigrante es bueno, ser hombre es malo, matar ancianos es hacer el bien, practicar la religión católica es hacer el mal.  

Franquismo: ideología, no delito

Lady Crocs es una cuenta de Twitter escrita por una juez: 

Se ha anunciado la reforma del Código penal para incluir el castigo de la apología del franquismo. He escuchado y leído comparaciones con la apología del terrorismo.

El franquismo es una ideología. El terrorismo es un delito. Las ideas no deberían ser perseguidas.

La libertad de expresión ampara poder pensar y expresar los pensamientos libremente, siempre que éstos no supongan la incitación a la comisión de un delito.

La libertad de expresión es reflejo de una sociedad libre.

Las ideas no son las que cometen delitos, son las personas que se amparan en ellas quienes los cometen.

Lo perseguible no deberían ser las ideas, sino los hechos que las usan de baluarte.

Lo que el Código penal castiga no es a ETA, lo que castiga son los delitos cometidos por organizaciones o grupos terroristas. (@ladycrocs)

Por cierto, en la pocilga a la que me llevó la policía franquista no encontré un solo socialista. Había comunistas, sí, varios, entre ellos, algunas de las personas más coherentes que he conocido (nada de casitas en Galapagar). Pero socialistas, ni uno. 

Los primeros socialistas que vi aparecieron cuando Franco llevaba un buen rato enterrado. Tal vez por eso se decía de ellos: “Socialistas, 100 años de historia, 40 años de vacaciones”.

¡Panda de cobardes!

La cita

Antonio Burgos:

Estos del delito de exaltación del franquismo son unos advenedizos que bien callados que estaban con Franco vivo y sólo buscan desenterrar el odio que muchos superamos con la reconciliación de la Constitución de 1978 que promulgó el Rey de Todos los Españoles.

Y la imagen

Puebla:

¡Viva España!


TU DÍA ACTUALL

Cientos rezan por JuanSe ante sedes de centro de abortos Profamilia en Colombia. El plantón se realizó en distintas sedes de la organización abortista llamada Profamilia en ciudades como Bogotá, Cartagena y Medellín. Jesús Magaña, Unidos por la Vida: “Ya hay una disposición del pueblo colombiano a no permitir más esto y hay una gran movilización ciudadana de indignación».La noticia, aquí.

Carmen Calvo deja sin contestar preguntas de Vox en el Congreso porque le llaman «vicepresidente». «No sé, me ha llamado vicepresidente. Igual no me tengo que sentir aludida y ya lo resuelvo», alegó Carmen Calvo a preguntas de Vox. El diputado de Vox, José María Sánchez García defiende que puede llamar a Calvo como estime oportuno «siempre y cuando sea correcto gramaticalmente». La noticia, aquí.

Cruda realidad / El Estado francés garantizará sexo a los discapacitados. Lo que plantea Macron -el Estado actuando de proxeneta de los discapacitados-, no deja de ser un consecuencia lógica de la trivialización de la fuente de la vida. ‘Liberar’ la actividad sexual, complicar un acto tan sencillo hasta el infinito, es su modo de quitarnos las libertades más altas sin que nos quejemos.La noticia, aquí.


Envía tus noticias y comentarios a brief@actuall.com.

Descubre más historias en Actuall.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios