Actualler:  

Hoy me han venido a la memoria imágenes de la estancia en prisión y de las celdas en que cumplieron sentencia personajes como Lucky Luciano, o Al Capone, o Pablo Escobar. O Hitler.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y me ha dado por pensar quién dicta las sentencias en España.

Es una pregunta sencilla y terrible que muchos nos estamos haciendo en las últimas horas.

Y las respuestas que van apareciendo son más terribles todavía. Cristián Campos:

“Manuel Marchena ha conducido el juicio de manera impecable, toreando los constantes intentos de los acusados por convertirlo en un show mediático. Pero, desgraciadamente, a la hora de sentenciar se ha cruzado la política y el ánimo de apaciguamiento.

En el Tribunal Supremo hay muchos magistrados y no todos son Marchena. Es una lástima que la amenaza de votos particulares, que tan efectiva parece haber resultado, no haya funcionado en ambos sentidos. Quizá el PSOE ha hecho su trabajo, y el PP no.” (Twitter)

Quizá el trabajo lo han hecho los catalanes que defienden la ley en aquella región. El Estado, de la mano de PSOE y PP, los ha abandonado. Y quizá también nosotros, los ciudadanos, los empezamos a dejar solos.

Dime, actualler, si en lugar de confiar en la policía, desconfiaras de ella, de su eficacia, de que cumpla su misión, ¿cómo te sentirías? ¿Qué sería de tu seguridad? ¿Y la de los tuyos? ¿Qué habrías de hacer para garantizársela?

¿Y cuando sientes que lo que te está fallando es la Justicia?

¿Para qué sirve esta sentencia?

La sentencia emitida por el Tribunal Supremo sobre el golpe de Estado en Cataluña condena a los golpistas:

  • unos pocos años.
  • Con facilidades adicionales, como dejar de considerarlos golpistas. 
  • Podrán cumplir sentencia en casa y rodeados de las máximas comodidades con el patrocinio del sistema autonómico, que concede competencias carcelarias al actual Gobierno golpista catalán.
  • Además la sentencia del TS garantiza que los no golpistas saldrán dentro de un rato a la calle. 
  • Justo un poco después de que hayamos votado en las próximas elecciones generales (disfrutarán del tercer grado aunque no hayan cumplido la mitad de su exigua pena).

¿Y qué consigue esta sentencia a cambio de su generosidad? Oriol Junqueras, máximo responsable, según la sentencia, del no golpe de Estado, lo dice con claridad:

“No hay otra opción que construir un nuevo Estado para huir de este que persigue a demócratas, prohíbe votar y protestar y encarcela por ideas políticas.” (El País)

No se repite la Historia, pero casi. 

Partidos que aún son legales

En 1935 los golpistas de la Generalidad catalana, juzgados por rebelión tras haber declarado la independencia de Cataluña (¿alguna diferencia con los actuales?), fueron condenados a 30 años de reclusión mayor e inhabilitación absoluta.

La sentencia produjo un gran alboroto en las calles de Barcelona, a cargo de los mismos partidos que hoy desencadenan la violencia secesionista. Pedían que los condenados fueran puestos en libertad. Como hoy.

Unos meses después de la sentencia, todos los condenados fueron puestos en libertad, las condenas se tiraron a la papelera y el genocida asesino Luis Companys(como Junqueras, de Esquerra Republicana de Catalunya), fue colocado de nuevo en la presidencia de la Generalidad.

Por cierto, ERC tiene una larga trayectoria golpista. 1934 no fue su primera vez. Ya en 1931 participó en la proclamación de la “república catalana”. Tres veces en los últimos 90 años. 

¡Y sigue siendo un partido legal!

Y partidos que quieren callar

Pasito a pasito vamos entendiendo mejor la sentencia: 

  • Alegría en el Gobierno.
  • Palmaditas en la espalda en PP y Ciudadanos.
  • Comedia hipócrita en la izquierda alborotadora y los partidos nacionalistas. Y…
  • Y los jueces del Tribunal Supremo pidiendo que se expulse a Vox de la sala. 

Por increíble que parezca, la sentencia arremete contra Vox, cuya labor ha sido tan activa y tan decisiva durante esta triste historia.

Los magistrados del Tribunal Supremo censuran la presencia de Vox en el juicio. Nada dicen acerca de la incesante presencia del PSOE en tantas causas, solo señalan a Vox:

“El Supremo lanza una recomendación: ‘abordar una regulación de esta materia que excluya el riesgo de trasladar al proceso penal la contienda política. (…) La Sala coincide en la necesidad de limitar el ejercicio de la acción penal por las formaciones políticas’.” (El Supremo, contrario al papel de VOX como acusación popular en el juicio del ‘procés’)

Me pregunto si habríamos visto algún juicio contra los golpistas si Vox no hubiera presentado tantas denuncias contra los delitos cometidos por los secesionistas.

La prueba del algodón

¿Albergas tal vez alguna duda sobre esta minisentencia?

Permíteme aplicar sobre la duda esta prueba del algodón: ¿quién está contento con la sentencia? A saber:

  1. Pedro Sánchez.
  2. Sus ministros.

¿Resuelta la duda?

¿Y qué partidos se han puesto en posición de saludo a la bandera ante la decisión de los jueces?

  1. PSOE.
  2. PP.
  3. Ciudadanos.

Vale, también están encantados los variados y divididos grupitos de Podemos, sus socios los partidos secesionistas y por supuesto los condenados, que estarán en la calle mucho antes de lo que temían. Pero esos nunca lo reconocerán: tienen que mantener su imagen de víctimas.

La sentencia… y la realidad

Hasta ahora creíamos que el más grave divorcio se producía entre los dirigentes políticos y la sociedad. Políticos y partidos están cada vez más alejados de aquellos a los que supuestamente se dirigen, los que les pagan la nómina.

Me temo que hoy hay que abrir la lista de divorcios a la Justicia y sus representantes tras las dos sentencias más trascendentales de nuestra democracia, junto a la del 23-F:  

  1. La sentencia sobre el golpe de Estado en Cataluña.
  2. Y la sentencia que legaliza el fin de la libertad de culto en la Basílica del Valle de los Caídos (mañana hablamos de ello, si te parece).

Pero la sentencia va por un lado, el del buenismo del sistema hacia quienes lo quieren destruir, siempre que escoren a babor, y lo que hacen los golpistas va por otro.

¿Creían políticos, partidos y jueces que una sentencia blandita serviría para atemperar ánimos golpistas?

Llevan décadas creyendo semejante patraña. O fingiendo creerla, porque pretenden pescar votos también en esa charca.

Pero no hay la más mínima posibilidad de aproximación a la barbarie etnicista:

Winston Churchill definió muy bien a los que gustan de templar gaitas:

“Un apaciguador es alguien que alimenta al cocodrilo, esperando que se coma a otro antes que a él”.

El resultado de masajear a los nacionalistas españoles, sean cuales sean sus regiones de origen, es siempre el mismo. Porque el nacionalismo lleva en su ADN la traición y la deslealtad:

actualler, vaya días nos están dando algunos jueces… Me consuela hoy releer este artículo del siempre excelente Enrique García-Máiquez:

“Ir al encuentro, al lance, a la discusión o incluso a los tribunales aceptando que te van a pasar por encima como un rodillo, pero ir porque no te vas a esconder debajo de tus cálculos. 

«Podrán los encantadores quitarme la ventura, pero el esfuerzo y el ánimo es imposible», dijo don Quijote. 

Quien supo perder sin amilanarse salió, en lo personal, en el carácter y en la conciencia, ganando.” (Saber perder)

Y añado: quien sabe perder sin amilanarse saldrá mejor pertrechado para la siguiente batalla.

¡En ella nos veremos, actualler! 

Comentarios

Comentarios