¿Dirías que, pese a las apariencias, Generalísimo Sánchez ha cambiado de estrategia y ha empezado a hacerle arrumacos a Pablito Casado?

Esta semana, durante algunas horas, parecía que el Generalísimo dejaba de hacerle la pinza al PP con Vox y resucitaba el difunto espíritu bipartidista

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Hubo incluso algún columnista que se arriesgó a vaticinar que los socialistas se habían sobresaltado recordando de repente cómo Mitterrandfavoreció a LePen y este acabó comiéndole la tostada.

Sí, fue cuando en Moncloa se les acabó la euforia, porque al principio creyeron haber ganado las elecciones catalanas, y no. Entonces empezaron a mirar resultados y descubrieron que, a este paso, Vox se va a comer también al PP.

Alerta antifascista, empezaron a gritar entonces por los pasillos los bufones de la corte del Generalísimo

¡Salvad al soldado Casado!

Y se fueron a comer.

Sucedió el 23-F, vaya por Dios. Después de la cosa oficial, discursos y tal, el Rey, el Generalísimo y Pablo Casado se vinieron arriba y junto a Meritxell Batet, su colega, la presidenta del Senado, los capos de los tribunales Constitucional, Supremo y CGPJ, Carmencita Calvo y las efigies  constitucionales Miquel Roca y Rodríguez de Miñón, se largaron sin decírselo a Pablo Iglesias y estuvieron más de dos horas rajando. Y comiendo. 

“Sí hubo un tono amable y cordial entre el presidente del Gobierno y el líder del PP, hasta el punto de que comensales que no acostumbran a compartir tantos momentos con ambos, como los padres vivos de la Constitución, no escondieron una cierta sorpresa por la buena sintonía mostrada entre los dos.

El entorno de ambos reconoce que la relación es “buena y cordial”, y hacen hincapié en que los dos grandes partidos parecen ser más conscientes que nunca de que deben entenderse.” (Paloma Esteban: El Gobierno aúpa a Casado como líder de la oposición en plena renovación institucional)

O sea, a ver si lo entiendo. La negociadora del reparto del pastel de los jueces y su jefe (Calvo & Sánchez), más la otra parte contratante de la primera parte (Casado), se aposentan por lo privado en una mesa y entre plato y copa… ¿se reparten los trozos de pastel de cuerpo presente, con todos los togados ahí, a mogollón?

Porque ya no se trata solo del Consejo General del Poder Judicial. Es que el año que viene el Gobierno puede nombrar a dos miembros del Tribunal Constitucional. Y adivina quién va a estar en Moncloa para hacerse con la mayoría en el organismo que permitirá a la izquierda cargarse la Constitución.

En la comida de marras, las efigies, ya imaginamos, de floreros. ¿Y el Rey? ¿De mediador?

Medio brazo izquierdo daría por hacer tenido un micro en esa comida.

El viudo de España

Y el pobre Iglesias sin comerse un colín. Se enteró al día siguiente por la prensa. ¡Otra vez! Anda hijo, a comer a casa. Los cuernos cada vez más difíciles de disimular. Criaturita… De un tiempo a esta parte, te habrás fijado, anda con gesto desconsolado. Parece la viuda de España. 

Digo, el viudo. 

Y su panda de animadores, más que regular. Fastidiados porque desde 1981 no hay golpes de Estado en España, aparte del suyo. ¡Y así no hay forma de tomar el dinero y correr!

“Los rufianes de hoy añoran el triunfo de aquel golpe porque con él no solo se habría ido al garete la Constitución, también se habría echado a perder, quizá para siempre, el proyecto de una España unida por la paz y no por la fuerza y reconciliada consigo misma. 

Son muy conscientes de que solo en tiempos de vesania colectiva tienen sus ideas probabilidad de prosperar; por eso, lo que los Tejeros no lograron entonces tratan ellos de provocarlo ahora.” (Ignacio Varela: Por qué los ‘indepes’ lamentan que fracasara el 23-F)

Pero volvamos al Generalísimo y Casado. Si supiera cómo se apuesta, me iba a una casa de esas para apostar una burrada a que al final el PP firmará lo que diga el Generalísimo y el Consejo del Poder Judicial tendrá friquis podemitas, aunque debidamente tuneados.

Es que la historia nos da la razón: en nombre del sentido de Estado y de que dice ser un partido de Gobierno, el PP siempre ha acabado haciendo lo que el PSOE le ha pedido

Y a eso los peperos que mandan lo han llamado siempre “centrarse”…

“Una vez girado y centrado, el partido de derechas (pues ese viraje solo se aplica a las derechas y solo a ellas se les aconseja) tendrá un millón de amigos y así más fuerte podrá cantar. Una melonada.

Tienen que haber sido un hábil grupo de melones del tiempo los capaces de vender por enésima vez la misma burra al PP. Al de Pablo Casado, para que se haga digno merecedor de una estirpe política que se marea con las ideas y que básicamente confía en los contables.

El PP es ese partido que, viendo desde la oposición cómo el Gobierno amenaza con demoler el sistema del 78, concluye que es él quien se debe centrar. ¿Están vendiendo al Rey? Me tengo que centrar. ¿Indultos a los golpistas? ¡Seré extremista! ¿Se espolea la violencia callejera desde el Gobierno? Deberé moderarme, hacer otro esfuerzo para que Sánchez y los medios del régimen se fíen más de mí. (Juan Carlos Girauta: El PP, embrujado)

Mientras tanto, tic tac tic tac, en esa casa no se mueve un papel. Ni empiezan la mudanza de Génova 13, ni se dan por aludidos del bofetón catalán. Igual que le sucede a Arrimadas, Casado ha decidido que los pésimos resultados de su partido le legitiman para seguir al frente.

Así que Cayetana Álvarez de Toledo no le puso a caldo el otro día en una entrevista, solo se limitó a describir la realidad:  

“Nadie que sea jefe de la oposición y aspire a quitarle el puesto al presidente del Gobierno puede sacar en Cataluña el peor resultado de la historia de su partido.

Si el PP no es capaz de sacar votos en sus fronteras izquierda y derecha, ¿qué capacidad tiene de ganar?

Casado ha tomado decisiones políticas y estratégicas muy importantes, que tienen consecuencias. Ha quedado acreditada la incapacidad de Pablo Casado para reconstruir el constitucionalismo, que es el principal desafío español.

El PP ha de buscar la manera de resolver su vacío de proyecto y su vacío de liderazgo. («Pablo Casado ha defraudado las esperanzas depositadas en él»)

A decir verdad, menos mal que está el Rey. A pesar de todo. Y de todos. Ahí solico, pero está. Sin nadie que le defienda, que los digamos “apoyos” que recibe del Generalísimo son cualquier cosa menos apoyos.  

Es difícil no hablar del Rey estos días. De los reyes. De ambos. Y dar gracias porque Felipe VI está demostrando que, a diferencia de ciertos líderes políticos y partidos que viven en la Ínsula de los Complejos, es un líder valiente.

“Felipe VI mostró en sus palabras que no se ha amedrentado por los ataques a la institución.

Escuchar a Felipe VI es entender el motivo por el que lo repudian los comunistas y los nacionalistas. La razón es que el Rey sostiene una narración coherente de los acontecimientos, y que los principios que alumbran sus palabras hablan de concordia, proyecto común y libertad.” (Jorge Vilches: La memoria de la Monarquía)

El Rey Felipe y también el Rey Juan Carlos. Que habrá hecho lo que haya hecho con los dineros, pero en este momento se ha convertido en el parapeto frente a la destrucción del sistema constitucional.

“En el corazón del sistema, como rotunda anomalía hispana, pululan todos los partidos y todos los ideólogos que horadan las arterias del 78, de las que el Rey Juan Carlos I fue desatascador.” (Julio Valdeón: Donde todos caben, menos los enemigos de las libertades)

Escribía ayer Juan Carlos Girauta que el arma más poderosa del tirano es “el cansancio de los gobernados”. Gran verdad. Como la rana en el agua que se va calentando, te acostumbras al Generalísimo y es que no te das cuenta de que empieza a hervir. 

Así que cuidadín…

Comentarios

Comentarios

Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/