El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez /EFE
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez /EFE

11 de febrero de 2020, San Pedro de Jesús Maldonado, Bienaventurada Virgen María de Lourdes, San Ardano, San Castrense.

Actualler:

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

¿Qué te parece si empezamos echando algunos números?

Sánchez nos cuesta:

  • Algo más de 4.000 millones de euros para lubricar la gestión de los partidos secesionistas de Cataluña.
  • Nos cuesta reformar el delito de sedición porque a Iceta le parece que “no se ajusta” a lo que pasó el 1-O y es preciso dejar en libertad a los secesionistas condenados y encarcelados.
  • Nos cuesta un nuevo sistema de financiación autonómica pensado para los partidos que gestionan la secesión en Cataluña, que supondrá más recursos para la policía regional catalana, los “mossos d’esquadra” y para la publicidad política de la televisión regional, TV3 (su presupuesto para este año alcanza los 253 millones de euros). 
  • Nos cuesta empezar a duplicar instituciones para que parezca que hay una “cocapitalidad” en Barcelona y para fabricar un “coliderazgo” con Madrid. 
  • Nos cuesta los 2.500 millones de euros que deberían haber ido a parar a las autonomías en concepto de liquidación del IVA de 2017 y se van a quedar en Moncloa. 
  • Nos cuesta los 5.800.000 millones de euros destinados a CAC, el Consejo del Audiovisual de Cataluña, organismo encargado de blanquear las mentiras de la televisión regional catalana.
  • Nos cuesta “reimpulsar” la capitalidad cultural de Barcelona. Esta supuesta actividad “cultural” consiste en destruir cualquier vínculo afectivo que huela a unidad interregional y en promocionar todo tipo de fórmulas y formatos de insulto y agresión al resto de España, siendo el recurso más habitual mentir a través de los medios de comunicación subvencionados del secesionismo.
  • Nos cuesta los 75 millones de euros del “ministerio de asuntos exteriores” de los secesionistas catalanes, 73 millones para las 15 “embajadas” existentes y las de nueva creación este año y 2 millones para Diplocat. 

Bueno, estos datos son muy incompletos porque solo se refieren a lo que nos cuesta Sánchez en relación con los privilegios que concede a los partidos secesionistas catalanes.

Ahora tienen que llegar las cesiones a los etnicistas gallegos, valencianos y baleares, más las que ya se mandaron a Vitoria y las que están a la espera de las nuevas peticiones del PNV.

Más esa suerte de asamblea multitudinaria que es el consejo de ministros y su corte de asesores y demás beneficiados.

Más… en fin, añade lo que quieras, que la lista empieza a ser interminable.

Llega la moda PSOE del dinero público: Presupuestos Generales del Estado Progresista. Te lo quito a ti para dárselo a los colegas indepes. 

Al calcar el lenguaje de los golpistas, el gobierno de España asume también su lógica. 

Esta exige una «mesa» que va a hurtar las competencias de las instituciones para proceder a la reforma de hecho de la Constitución, obviando leyes y sentencias y negociando solo con secesionistas. 

Como si los partidos constitucionalistas catalanes, uno de los cuales es el mayoritario en la cámara autonómica, no existieran ni representaran a nadie. 

Esas y otras renuncias y traiciones, que se llevan por delante la democracia, son el oneroso, el imposible precio a pagar para que Sánchez pueda sacar adelante unos presupuestos con los que garantizarse media legislatura. 

Sabe Dios lo que nos costará la otra media. (Redondo ¿reverencia o cabezazo?)

Izquierda = pobreza

Mientras se lo quitan a quien lo necesita para dárselo a quien más grita, vienen de fuera para recordarnos que la España “progresista” tiene los niveles más altos de pobreza severa de toda la Unión Europea. 

Según datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, los españoles en situación de pobreza severa alcanzan el 6,9 por ciento de la población, cifra solo superada en Europa por Rumanía.

Y en riesgo de pobreza la cifra es ya del 26,1 por ciento de los españoles. 

Si nos centramos en los niños, uno de cada tres españoles menores de edad está en riesgo de pobreza o exclusión social, según Euroestat. El 29,5 por ciento en 2018.

No está nada mal para un Gobierno que presume de progreso e igualdad. 

¿O lo de “progreso” y “progresista” no se refiere a estos asuntos, sino a que a uno le puedan eutanasiar y cosas así?

Cuanto más gobiernan los progres españoles, más pobres hay en España.

La izquierda endiosada

Es como una alteración psicológica, o vete a saber, un desarreglo hormonal, el caso es que cuantos más datos negativos aparecen sobre la mesa de la izquierda, más endiosados se muestran sus representantes.

La izquierda entera desde la Revolución Francesa, consiste la fermentación fecal de la religión desparramada. Y no es que los socialistas imiten sacrílegamente la religión del enemigo porque estén poseídos (aunque en no pocos casos caben dudas razonables), sino porque todos quieren ser obispos y, todas, empezando por las vicepresidentas (¿quién no recuerda el disfraz de cardenala de Fernández de la Vega en la recepción a monseñor Bertone o el top modelo mantilla de encaje egabrense de Calvo en su visita al Vaticano?), la Papisa Juana. Como mínimo. (Jon Juaristi: Banalidades

España desaparece de Europa

En la época del Brexit, esa gran oportunidad para aumentar nuestro peso e influencia en Bruselas, Sánchez nos lleva a la irrelevancia en Europa. 

Fueron los popes de la izquierda quienes nos vendieron que Europa era la panacea. Y hoy son sus papisos y papisas quienes están convirtiendo a España en el país marginal de la UE. 

Desaparece el Reino Unido, se plantea cómo va a ser la UE a partir de ahora y qué política de seguridad necesitamos, y Francia y Alemania se van en busca de sustituto a… ¡Polonia! La España progre no interesa en la Unión Europea.

Ante la evolución gubernamental española, de lo «interino» a la coalición de izquierdas, con aliados próximos a la extrema izquierda francesa, agresivamente hostil a la Unión Europea (UE), Emmanuel Macron, en París, y Angela Merkel, en Berlín, han preferido una alianza táctica con el Polonia conservadora de Mateusz Morawiecki. Una fuente diplomática francesa ironiza sobre las «tribulaciones» de los últimos días:

«Cuando la ministra española de Asuntos Exteriores, dice, en inglés, directamente, “Spain is back, Spain is here to stay”, “España está aquí, y ha venido para quedarse”, anunciando que “descarta” unirse al eje francoalemán, porque prefiere apostar por otras alianzas a geometría variable, nadie entiende, en el Elíseo, de qué está hablando». (Francia evita una cumbre bilateral con España por culpa del Gobierno de Sánchez)

Polonia se incorpora al liderazgo de la UE junto a Alemania y Francia. 

El Gobierno polaco pasa a la primera división de la Unión Europea mientras en la España progre lo califican de “ultra”.

En su reciente visita a Varsovia, Emmanuel Macron y Andrzej Duda, presidente de la República de Polonia, han sido los primeros en subrayar la matriz militar de los nuevos equilibrios continentales, subrayando, en una declaración conjunta: «Francia y Polonia son dos actores esenciales en materia de seguridad, como aliados miembros de la OTAN y como aliados privilegiados en el seno de la Unión Europea (UE). Juntas, Polonia y Francia reforzarán las sinergía de la OTAN con iniciativas europeas en el terreno de la seguridad y la defensa, apoyándose en la fuerza y credibilidad de sus fuerzas armadas respectivas». (Macron se olvida de España y coloca a Polonia junto a Alemania y Francia al frente de la UE pos-Brexit)

Y mientras tanto, a la derecha…

Mientras tanto algunos tratan de construir una alternativa electoral a la derecha a base de unir siglas en candidaturas únicas.

¿Recuerdas la encuesta que te envié el viernes pasado? Estos son los resultados de las dos preguntas que proponíamos:

Una abrumadora mayoría de lectores del Brief de Actuall apuestan por un Vox ajeno a la convergencia de PP y C en “España Suma” o el título que finalmente tenga esa lista.

A decir verdad, el PP lo tiene más que difícil entre un Casado al que le gustaría el “a por ellos”, un partido que inmediatamente clama moderación y un Aznar que habla de moderación sí, pero con firmeza.

Luis Herrero señala a la aparición de Ciudadanos en Cataluña como el inicio de la caída del PP:

El PP empezó a perder el monopolio del mercado electoral no progresista cuando una facción de la izquierda socialdemócrata y otra de la derecha indefensa se juntaron en Cataluña para llenar el vacío constitucionalista que habían dejado libre el PSC de los tripartitos y el PP de las acciones invisibles. 

Luego, la deriva de la política territorial de Zapatero –que convirtió la Nación en un concepto discutido y discutible– y la inacción de Rajoy cuando accedió al Gobierno, hizo posible que las dos corrientes que habían confluido en Cataluña volvieran a confluir en el resto de España. Ciudadanos emergió como consecuencia del voto de castigo de socialistas y populares a sus respectivas marcas.

La posterior eclosión de Vox, como resultado del deterioro del PP –carcomido por la corrupción y la falta de iniciativa de su líder– hizo posible que muchos de los que votaban a Rivera con el único objetivo de castigar a Rajoy se sintieran más cómodos votando a Abascal. Conclusión: Cs se quedó sin clientela. 

Los más conservadores se fueron a Vox y los más socialdemócratas, en vista de la inutilidad de su apuesta, a la abstención. 

Así es como llegamos al panorama de la derecha actual. Cs se ha quedado sin apoyos, y por lo tanto sin papel. Ahora mismo es irrelevante. Su lucha es por la supervivencia. 

Pero el PP no saca demasiado beneficio de esa circunstancia. Cs ha mandado más votos a Vox y a la abstención que a las urnas de Génova. Casado aún no ha rehabilitado el deterioro de sus siglas. La marca PP sigue siendo veneno para una parte importante de la taquilla. 

Vox, por su parte, con el impulso coyuntural del desastre colindante, aspira a dar el sorpasso y a convertirse en el gran beneficiario de los errores de sus vecinos en el arco parlamentario. (La derecha sin remedio)

La expresión más ajustada para definir el dilema del PP de Casado es seguramente la que habla de estar entre la espada y la pared:

El PP ha tenido, de siempre, que conciliar sus dos pulsiones. La de quienes consideran que hay que presentar la batalla moral y la de quienes defienden un enfoque más pragmático. 

Los primeros consideran que las victorias de los economicistas son coyunturales. Cuando vuelve la prosperidad, la hegemonía cultural socialdemócrata vuelve a imponerse ante una derecha ideológica y mediáticamente inerme. 

Los segundos admiten que en España el sentido común –el verdadero árbitro de la opinión pública– es indudablemente socialdemócrata y prescriben un aplazamiento de los asuntos divisivos. Esta dualidad pepera se encuentra ahora con un elemento perturbador, Vox. 

Los peperos de la moral aseguran que no hay que permitir que Abascal se erija en héroe solitario de la guerra cultural; los de la economía alegan que es imposible competir en el terreno de las esencias con un partido sin gobiernos y que, por tanto, puede plantear todo tipo de fantasías programáticas sin miedo a que venga la durísima realidad a desmontarlas. (Rafa Latorre: El PP, atrapado en el fuego cruzado entre PSOE y Vox)

El fracaso feminista 

El rotundo fracaso del feminismo es el fracaso de Zapatero y el de Sánchez, que encuentra su máxima expresión en la estadística de mujeres muertas a manos de sus parejas: cada mes aumenta la cifra, poniendo en evidencia la total nulidad de las leyes de violencia “de género”.

https://bit.ly/2vhlMZs

En cualquier otro ámbito, la sucesión de fracasos crecientes de cualquier ley habría movido a los partidos, incluidos los que la promovieron, a reformarla para tratar de que cumpla su objetivo, en este caso, el de defender a las mujeres.

¿O acaso no era ese su objetivo?

Sólo considerando esta última hipótesis se explica que la reacción gubernamental al fracaso de la ley sea… más de lo mismo, más ley de violencia “de género”, más ampliación de los mismos artículos que han conducido a más muertes de mujeres.

A la izquierda en el poder (otra cosa son sus votantes) no le interesa lo más mínimo que haya cada día más mujeres asesinadas por sus parejas. Lo único que le interesa es poder utilizar esa tragedia para sus fines partidistas:

https://bit.ly/37aDvz3

Que no te engañen: no es feminismo, no es defensa de los derechos de las mujeres, es solo basura ideológica para ciudadanos domados, amaestrados y/o imbéciles. 

La cita

Herfried Münkler, politólogo de la Universidad Humboldt (se refiere a Alemania pero…):

Tenemos una generación de políticos diseñados por agencias de imagen y capaces de hacer apariciones mediáticas, pero sin capacidad táctica o estrategia. Sufrimos una crisis de personal político.

Y la imagen

J.M. Nieto:

Esta es la próxima batalla, actualler, la ley de eutanasia que hoy empieza su recorrido en el Congreso de los Diputados. Una batalla más a la que estamos convocados. Ellos no paran. 

¿Y nosotros?


TU DÍA ACTUALL

La ley de eutanasia: un peligro inminente. El tema es complejo porque se ha instalado en la opinión general la idea de que la eutanasia es lo mismo que no hacer sufrir. Si tenemos claro que la eutanasia y el suicidio asistido son un homicidio, los demás argumentos salen solos. La noticia, aquí.

Aborto y tráfico sexual: todas sus conexiones al descubierto en un nuevo documental. «El aborto es lo mejor en el planeta para un abusador porque cubre y oculta el abuso”, recuerda la activista provida Abby Johnson. «Blind Eyes Opened: The Truth” (Ojos ciegos abiertos: La verdad) se estrenó el pasado 23 de enero en los Estados Unidos. La noticia, aquí.

Eutanasia: El Frente Popular impulsa la eliminación de pacientes y que parezca legal. Que parezca un accidente. La famosa frase, falsamente atribuida a Corleone, ha quedado como paradigma del crimen blanqueado. Filosóficamente no se diferencia gran cosa de la despenalización de la eutanasia. El asunto es blanquear el asesinato. Donde pone “que parezca un accidente” se pone “que parezca legal”, y listo. La noticia, aquí.


Envía tus noticias y comentarios a brief@actuall.com.

Descubre más historias en Actuall.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios