¡Buenos días, actualler!

El feminismo considera que las agresiones sexuales a las mujeres no constituyen un asunto de inseguridad ciudadana

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

¿Por qué? Porque las víctimas son mujeres y por lo tanto, según su punto de vista, deben tener un trato diferente al que reciben, por ejemplo, las víctimas del robo a mano armada, que a menudo son hombres.

Si se trata de robos a mano armada, eso sí lo consideran inseguridad ciudadana. Pero según el feminismo de nuestros días, las violaciones no son un claro ejemplo de inseguridad, sino de sexismo y tiranía patriarcal.

La violencia sexual, además de atacar los cuerpos de las mujeres, ataca concretamente nuestra libertad de movimiento. Hay, sin embargo, algo muy preocupante asociado a estas agresiones, y que suele pasarse por alto, porque se disfraza de supuesta ayuda a nuestra integridad. Las noticias se difunden desde el prisma de la inseguridad ciudadana. (Manual contra las agresiones sexuales)

Si las violaciones no suponen, entre otras cosas, un problema de inseguridad ciudadana, ¿qué suponen entonces?

Son la herramienta para reivindicar privilegios

Por ejemplo la llamada ley de violencia de género. 

Por ejemplo, que las mujeres no tienen responsabilidad sobre sus actos cuando se relacionan con los hombres.

Esta idea de la inseguridad, por el hecho de ser mujeres, y la petición de que nos responsabilicemos, tomando medidas de autocontrol, cala en nosotras. Recientemente mujeres jóvenes que han creado una aplicación para estar controladas en todo momento. Parece que no podemos olvidar nunca que la responsabilidad sigue siendo nuestra y que el miedo es la emoción a la que debemos obedecer.

A esa aplicación tienes que decirle en todo momento dónde andas, recordándote una y otra vez que eres vulnerable y que, por tanto, debes tener miedo. Esto es perverso para las mujeres. Pervierte el objetivo de liberar a las mujeres de la violencia, utilizando el mensaje de la obediencia y sumisión a las normas, que es también un mensaje violento en la medida que inocula la sumisión a la renuncia de la libertad. (Manual contra las agresiones sexuales)

Se lamenta la feminista autora de esta cita de que la petición de que nos responsabilicemos, tomando medidas de autocontrol, cala en nosotras”. ¿Y acaso no debería calar? 

¿No deben ser responsables de su comportamiento todos los seres humanos? 

En el caso de las feministas, la respuesta es no: las mujeres no deben ser responsables de sus actos en relación con los hombres. La ministra Carmen Calvo lo dejó claro: 

https://bit.ly/2YTV4km

El feminismo mata

Feminismo hoy es exterminar seres humanos. De eso va el derecho a decidir: decidir sobre la vida de los otros. Y de eliminar la familia, la única estructura social… ¿me permites decirlo en términos ecológicos, ya que les tienen en tan alta consideración? La única estructura social que permite la reproducción de la especie en condiciones favorables.

El propio movimiento feminista, ante el yugo de la maternidad patriarcal, ha negado la propia maternidad, ha caído en un cierto discurso antimaternal y antirreproductivo; ha obviado la experiencia materna porque abordarla implicaba entrar en un debate complejo. 

Para el movimiento feminista parece que reconocer el carácter biológico de la maternidad sea comprar este discurso reaccionario. (“El carácter biológico de la maternidad incomoda al feminismo”)

Para el feminismo actual ser madre es desaparecer”. Si una mujer decide ser madre, deja de ser mujer. O algo así. Y como consecuencia, hay que condenar la maternidad:

A la maternidad le hemos dado muchas vueltas, pero no hemos logrado desocuparla. Hemos luchado por desmontar la construcción según la cual no tener hijxs nos convertía en no-mujeres, en mujeres venidas a menos. Ahora nos toca también dinamitar el concepto según el cual dejamos de ser mujeres precisamente al tenerlos y convertirnos en esa cosa abstracta, despolitizada, des-sexualizada y des-socializada que es La Madre.

Los debates nunca incluyen la posibilidad de tener hijxs (de ser sus madres) sin convertirnos por ello en madres.

La maternidad feminista está en otro lugar que pasa, necesariamente por desocupar la categoría madre. 

Probablemente la maternidad como concepto no tenga solución posible, unido como está necesariamente a las mujeres y, a su vez, a una concepción de mujer totalmente biologizada. (Desocupar la maternidad)

Objetivo: adoctrinar

El feminismo mata seres humanos y también mata la inteligencia y la capacidad crítica, como tal vez habrás constatado tras leer hasta aquí. 

Pero su perversión intrínseca no excluye la inteligencia estratégica: el feminismo sabe que debe conquistar el poder adueñándose de los niños, adueñándose de su educación.

La escuela también es, puede ser y debería ser, un espacio para la revolución social, para la transformación y la subversión, para cuestionar y cuestionarnos, para preguntarnos por qué las cosas son de ciertas formas y cómo podrían ser distintas, para desechar todos esos prejuicios y normas que nos dañan y nos excluyen, para pensarnos otras y pensar el mundo y sus ficciones de maneras distintas y mejores. Por eso, creemos en el potencial revolucionario de la escuela, en su poder de transformación y subversión. En unas pedagogías radicales, feministas, queer, que vuelvan la escuela un lugar extraño, alejado de la normalidad en la que está inmersa. (Breve decálogo de ideas para una escuela feminista)

Las autoras del texto precedente ofrecen un Breve decálogo de ideas para una escuela feminista, de 19 puntos, comparto contigo algunos de ellos: 

2. Emplear en el centro por el conjunto del profesorado un lenguaje no machista, usando el femenino para hablar o el género neutro con la “e”, por ejemplo, “todes”.

7. Eliminar libros escritos por autores machistas y misóginos entre las posibles lecturas obligatorias para el alumnado. Ejemplos de libros y/o autores machistas a eliminar de los temarios: Pablo Neruda (Veinte poemas de amor y una canción desesperada), Arturo Pérez Reverte y Javier Marías.

8. No separar los baños entre hombres y mujeres. Los baños pueden ser espacios comunes si se nos enseña a que lo sean. Pensemos los espacios de otras formas, no estigmatizándolos y convirtiéndolos en lugares posibles de conflicto.

12. Prohibir el fútbol en los patios de recreo. Hagamos del patio un espacio amigable, donde todo el mundo pueda ocupar, transitar y habitar ese espacio común. Dejemos fuera esos juegos competitivos que monopolizan los espacios y excluyen a quienes no participan en ellos.

17. Emplear música feminista en los centros de enseñanza. Por ejemplo, se pueden escuchar cantantes como Rebeca Lane, Crudas Cubensi, Kumbia Queers, Viruta, Alicia Ramos, La Tía Julia. (Breve decálogo de ideas para una escuela feminista)

¿Qué igualdad defiende el feminismo?

El feminismo solo defiende una igualdad que suponga privilegiar a un grupo en detrimento del resto.

¿El feminismo defiende a las mujeres?

Alardea el feminismo de que su objetivo es defender los derechos de las mujeres. Falso.

El objetivo del feminismo no tiene ya absolutamente nada que ver con los intereses de las mujeres:

https://bit.ly/2LZysJS

Junto a su carácter partidista, antisistema y antidemocrático (desigualdad), se diría que el feminismo de nuestros días no sabe nadar entre su propio chapapote sin recurrir continuamente al sexo: 

Nuevo esperpento en la televisión autonómica catalana. Horario de tarde, programa Tot és mou, un improvisado magazine en el que cabe de todo, hasta los consejos de una joven colaboradora que se declara experta en sexo y lengua. Se llama Juliana Canet y conecta con TV3 para disertar sobre el succionador de clítoris, su extendido uso entre las tietas catalanas, según afirma y la importancia de que se hable de la masturbación femenina y se practique. Pero más importante aún es hacerlo en catalán, proclama.

«Está de moda la masturbación y está muy bien que esté de moda la masturbación, que se hable del sexo y que se hable del sexo femenino, pero sobre todo es muy importante que lo sigamos haciendo en catalán.” (Hay que masturbarse en catalán para que no nos invada el castellano)

Esta y la imagen similar mostrada anteriormente fueron tomadas en la fiesta de San Fermín, en Pamplona.

¿Hay alternativas?

Leonor Tamayo es madre de 10 hijos y presidente de la plataforma Women of The World:

El ataque a la maternidad no viene de ningún heteropatriarcado sino todo lo contrario, viene del feminismo radical, ¡le sacan de quicio los hijos! y más aún las familias numerosas.

La mujer que se queda en casa para dedicarse a su familia está directamente excluida del panorama social. Está condenada irremediablemente a la muerte social. No cuenta para nada, «no da para más, la pobre», es «un cero a la izquierda» o «ha tirado su vida por la ventana con el futuro tan brillante que tenía por delante»… Eso dicen. Y puedo asegurar que todo eso acaba pesando. Acaba por convencerte de una manera u otra. Te da como vergüenza decir que “no trabajo fuera de casa” porque parece que a fin de cuentas, no haces nada porque quizá no eres capaz de hacer «nada más». ¿Nada más?

Horarios, suministros, resolución de conflictos, creatividad, fomento del trabajo en equipo, consecución de objetivos, optimización del tiempo… Si se considerara a estas mujeres como a directoras ejecutivas de una PYME otro gallo cantaría. («La mujer en Occidente no está discriminada por ser mujer» sino por la maternidad)

La cita

Juan M. de Prada:

Una época enferma, que somete a nuestros jóvenes a constantes estímulos sexuales, en lugar de predicarles continencia, pudor, respeto y compromiso; y que, después de poner tronos a las causas de los males (después de auspiciar y promover la pornografía, la degeneración y la promiscuidad), pone cadalsos a sus consecuencias.

Y la imagen

Pikara Magazine (publicación online feminista):

Sé que no necesitas verlo escrito, actualler, pero dediquémosle la obviedad al amable lector progre que todavía nos sigue: 

Condenamos cualquier tipo de violencia contra las mujeres.

Y denunciar la ley conocida como de violencia de género o recordar que todos somos responsables de las consecuencias de nuestras acciones no supone hacernos cómplices de la violencia contra las mujeres.

Ni supone condenar a las mujeres a no salir de casa para evitar que sean agredidas por un grupo de canallas.

Los violadores son siempre delincuentes que merecen castigo y los comportamientos, como las ideas, tienen consecuencias. 


TU DÍA ACTUALL

La “venganza” de Don Pedro, por Alfonso Basallo. La última escena de la vida de Pedro Muñoz Seca, fusilado en Paracuellos hace ahora 83 años, por sus ideas políticas y religiosas, no fue una comedia. Pero tuvo mucha Gracia. Como en un sorprendente giro de la última escena, La venganza del autor de Don Mendo consistió en no vengarse. El enlace, aquí.

Feministas contra ‘trans’ o la implosión de la ideología de género. El Partido Feminista y organizaciones trans se denuncian mutuamente por «delito de odio» por sus discrepancias sobre la aplicación de la «autopercepción sexual». La inconsistencia interna de la ideología de género lleva la convulsión entre las izquierdas que dicen sostener esta teoría. La noticia, aquí.

El teléfono de Garzón, desbordado de llamadas de camaradas. Alberto Garzón autor ‘¿Quién vota a la derecha?’ y Juan Carlos Monedero, asesor de los dictadores Hugo Chávez y Evo Morales, inyectaron miedo en la audiencia. Garzón y Monedero laman a contar con portavoces hasta en los bares para defender a los futuros ministros de Podemos. La noticia, aquí

Comentarios

Comentarios