Actualler

Algunos no tenemos la menor duda acerca de la violencia que persiguen algunos políticos, algunos partidos, algunas leyes. Pruebas. Ejemplos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Hace apenas un mes, el pasado 22 de septiembre, se publicaba este artículo en un periódico, con el título de ¿Qué violencia?”

Te lo traduzco (fue publicado en catalán) y lo reproduzco parcialmente:

“La historia pone de manifiesto de manera inequívoca que la liberación de los pueblos y naciones oprimidas por un estado colonial ha acostumbrado a ser inseparable del ejercicio de la violencia legítima.

La liberación de Cataluña no se puede limitar a que algunos demasiado a menudo se llenan la boca defendiendo, sin matices, tácticas contrarias a las acciones violentas, sin replantearse qué quiere decir, en el caso catalán.

Hay, pues, buscar otras manifestaciones de la violencia «pacífica», de la reivindicación intransigente, de la defensa cerrada de los derechos nacionales propios.”

¿Qué diantre es la “violencia pacífica”? Sencillo: es la violencia pura y dura. La que les “conviene”. Que siempre definen como “pacífica”:

“Delimitar la frontera entre las dos formas de violencia -la que no conviene ni es viable y aquella que contiene el germen liberador- es el gran objetivo no sólo de la política catalana de los partidos independentistas, sino también de las acciones masivas impulsadas por las poderosas organizaciones cívicas, que han arraigado con fuerza en la vida cotidiana de Cataluña.

Sin una determinada acción violenta, en la versión a la que me he referido, nunca Cataluña alcanzará su liberación. 

Corresponde, pues, a los políticos definir el marco y los límites de la «violencia» con el estado; de las formas de resistencia también «violenta» que habrá que ejercer ante el cierre fascista al diálogo ya la negociación y, en definitiva, cuadrar el círculo y cumplir, a través de la «violencia» pacífica, pero más firme y diferente de la que predican en un lenguaje reiterativo, aburrido.”

El autor de este texto es uno de los historiadores de referencia de la izquierda y el nacionalismo catalán, Jaume Sobrequés Callicó. Que como ves, hace un claro llamamiento a la violencia.La «nueva» violencia

Sobrequés no duda en justificar la violencia que reclama para los secesionistas y lo justifica afirmando que PP, PSOE y Ciudadanos son partidos violentos:

“Si España puede ejercer de manera activa la violencia con Cataluña y encontrarlo normal dentro de un estado de derecho, ¿qué tenemos que hacer nosotros, aunque sea a través de una ‘violencia’ pacífica? Su violencia no es pacífica. Populares, socialistas y Ciudadanos son partidos violentos.”

Aquellas acciones de masas realizadas hasta la fecha, siendo necesarias y modélicas, se han demostrado poco útiles. Han sido más un ejercicio de dignidad colectiva que un instrumento para conseguir la libertad del país. 

Han llegado los tiempos de la nueva ‘violencia’.” (Quina violència?)

Tras la expresión nueva violencia o la violencia que nos conviene, el nacionalismo está diciéndonos claramente que su único camino es la violencia. 

Frente a ello, el PSOE, su Gobierno y los partidos que les apoyan consideran que no se dan las condiciones para evitar la violencia que ya se practica en las calles de nuestro país.

El titular de este diario nacionalista dice: Nunca habíamos estado tan fuertes y el Estado tan desorientado”.O España o violencia

Así era ayer la violencia de la Semana Trágica y así es hoy la violencia «pacífica»:

Porque cuando no hay presencia del Estado, el Estado se desmorona. Y surge la violencia. Y estallan las guerras.

Los partidos políticos, el poder judicial, las Cortes han consentido la desaparición del Estado en buena parte de España y con ello el regreso del lenguaje del odio y de la guerra. 

El lenguaje de la guerra civil se ha colado en nuestras vidas como si se tratara de algo normal. La inacción del sistema, cuando no su complicidad, bien clara en el caso de las izquierdas, ha terminado blanqueando la violencia:

Estamos ante un Estado que desaparece y al diluirse, aniquila la nación. Jon Juaristi:

“Lo que no puede mantenerse por mucho tiempo es un estado sin nación, como el nuestro. La nación española fue destruida entre 2004 y 2011 por un tipo bastante parecido a López Obrador. El Estado aguantó, pero empezó a cuartearse. Lógico, ya que el presidente del Gobierno no creía que detrás del Estado hubiera una nación ni que la función del Estado fuera servir a otro señor que a su partido (y a él mismo en primer lugar). 

Toda vez que no había una nación clara, ¿para qué iba a servir el Estado? Pues para ganar la guerra civil de una vez a la derecha y vengar al abuelito. O sea, para destruir la nación. Ganar la guerra suponía conchabarse con los separatistas catalanes, firmar la paz con ETA y entregar el País Vasco a los nacionalistas vascos, en los que la izquierda española ha visto siempre a los legítimos representantes políticos de una nación distinta a la española desde que la izquierda española existe.

¿Hay estados sin nación? Quizá, pero no duran mucho tiempo. Cuando la nación se destruye (y entre 2004 y 2011 los socialistas destruyeron deliberadamente la nación) el Estado se divide y se rompe. 

Cataluña no es una nación. Es, simplemente, la parte por donde ha comenzado a romperse un Estado póstumo. Ahora bien, la desaparición total del Estado no supondrá la liberación de naciones oprimidas que ni existen ni han existido. La desaparición del Estado dará paso, como siempre ha ocurrido cuando un Estado desaparece (incluso si permanece la nación, como en México), a la feudalización del territorio y a la guerra civil.” (Feudalismos)Una declaración de guerra

El historiador Pío Moa coincide con Juaristi en fijar la fecha de inicio de la destrucción de la nación y señala los medios disponibles “por ahora” para enfrentarnos a la destrucción:

“La victoria de Franco salvó la unidad de España, la cultura católica y muchas cosas más. El ultraje a su memoria culmina un proceso contrario de disgregación y totalitarismo comenzado hace mucho, pero impulsado especialmente con Zapatero y Rajoy. La declaración de guerra está ahí y debe reconocerse. La gran cuestión es saber si la sociedad será capaz de aceptar el desafío.

Esta gente, PSOE, comunistas y separatistas,  nos vuelven a llevar a la guerra civil, como en 1934 y 1936. El proceso puede detenerse de todas formas, en primer lugar reconociendo el hecho, en segundo lugar recobrando la memoria, y en tercer lugar atacando con todos los medios disponibles, por ahora los de la razón y la palabra, a los guerracivilistas. 

Debe quedar muy claro que algunos, ignoro si muchos o pocos por ahora,  no estamos dispuestos a aceptar la disolución de España y de nuestra libertad en función de las aspiraciones cada vez más enloquecidas de PSOE, separatistas y comunistas. Si se da impresión de debilidad en este sentido, el proceso guerracivilista se agravará hasta degenerar probablemente en violencia general.”  (Ante una declaración de guerra)

La turbia intención belicosa del PSOE aparece diáfana en esa suerte de operación nosotros vencimos a Franco que tuvimos que aguantar la semana pasada:

“Esta burda maniobra de atrezo tétrico, con guión de serie mala y fatua presunción épica, está urdida para reactivar la memoria del enfrentamiento y mantener despierta la furiosa tradición española del ajuste de cuentas. 

Porque trata de dividir la conciencia de una nación que pasó hace ya mucho tiempo esa triste página de atraso, crueldad, estupidez y vergüenza. 

Y porque el franquismo ya no existe más que en el imaginario retrospectivo de una izquierda que ha renegado de su propio pacto de reconciliación y convivencia para refundarse en la dudosa legitimidad de las viejas trincheras.” (Ignacio Camacho: El nido del águila)Sin tiempo

El tiempo se acaba. La presión para destruir la nación se hace más patente y violenta. 

“Si no se cultiva la idea de España en Cataluña, si no se da la batalla cultural e ideológica de una vez, dentro de diez o quince años los independentistas podrían ser mayoría, porque defienden sus ideas con más pasión y fe. Les favorece además la biología: los catalanes de más edad son los más pro España e irán disminuyendo.” (Luis Ventoso: La gran resaca)

Ignasi Guardans, nieto de Cambó, coincide en la medida del tiempo, una generación:

“Para millones de catalanes, y no solo independentistas, desde hoy ‘España’ (así, entre comillas, porque me refiero a lo que ese concepto representa para ellos) está emocionalmente mucho más lejos, y las grietas que amenazan gravemente al pacto constitucional en Cataluña se han hecho más amplias. No maten al mensajero: podemos lamentar juntos esa situación, y podemos desahogarnos buscando responsables, incluyendo a TV3. Pero conviene que no neguemos la realidad.

¿Es eso remediable? Quizá. Pero hay que reaccionar. A este ritmo, y sin hacer nada, no queda mucho tiempo, quizás una generación.” (Urgente: el tiempo del derecho penal ha terminado)Una ley para la guerra

Ley de memoria histórica. Esa es una de las llaves maestras de la operación de demolición. 

Pío Moa:

“Los guerracivilistas entendieron muy bien desde el principio la importancia de la memoria para ir falseándola,  apenas decidido el referéndum del 76, y socavando la democracia acordada popularmente, al mismo tiempo que la unidad y soberanía de España.

Es preciso que la masa de la población, o al menos una parte muy amplia de ella, entienda lo que es ese partido y la amenaza que siempre ha sido para la paz y la libertad de los españoles. Solo con eso podrían los besteiros neutralizar a los largocaballeros de hoy y civilizar al PSOE.” (Ante una declaración de guerra)

Nuestro “pecado”, el de los ciudadanos, es haber perdido la memoria, o haberla descuidado. O lo que es peor, mostrar una indiferencia absoluta por los hechos reales que nos han traído hasta aquí. Hemos pasado de todo. Y de esos polvos…

Estos lodos:

https://twitter.com/telediario_tve/status/1142473830839046145

Este tuit de TVE se ajusta perfectamente a la violenta ley de memoria histórica. En cuanto a la Historia, las 14 monjas ahora beatificadas no se fueron con un grupo de milicianos sino que fuerontorturadas y asesinadas por las milicias republicanas, integradas por socialistas, comunistas y anarquistas.

“Cuando estalló la guerra en 1936 vivía en un pequeño pueblo de agricultores de Guadalajara, Peralveche, «donde no había ni fascistas ni rojos»: «Allí no sabíamos nada de lo que estaba pasando en Madrid, donde ya habían matado al ministro de Hacienda y quemado conventos. 

En Peralveche solo nos enterábamos de lo que pasaba en Peralveche, porque no había ni prensa ni nada». Sin embargo, poco antes de ser llamado a filas vio al cura de su pueblo huir disfrazado de segador y al párroco de Salmerón, un municipio cercano, esconderse en un molino. 

«Allí lo encontraron y se lo llevaron de nuevo a Salmerón, donde lo pasearon desnudo, con una cuerda atada a sus partes, mientras la banda municipal tocaba. Después lo subieron a mi pueblo y, en la entrada, le pegaron cuatro tiros y le cortaron las orejas. A continuación, los autores recorrieron el pueblo mostrando sus orejas y gritando: ‘¿Tenéis a algún fascista que os moleste? Porque mirad lo que le hemos hecho a este cuervo’».” (Las «7.000 rosas» asesinadas durante la represión republicana de las que el PSOE no se acuerda)

El titular

https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-10-24/consumo-drogas-estudio-csic-barcelona-lider_2297988/

La imagen

J.M. Nieto:

Y la cita

Ignacio Camacho:

“El pasamontañas de los violentos es el símbolo de la metamorfosis del procés, que ha pasado de la pacífica coreografía de las Diadas al turbulento brillo de los incendios.”

Volverá a amanecer, Actualler… ¡aunque ahora resulte tan difícil de creer!


TU DÍA ACTUALL

La Fiscalía investiga a Planned Parenthood en Ecuador tras la denuncia de un particular. Un abogado ecuatoriano especialista en tributos logra que la Fiscalía investigue a la Planned Parenthood por varios delitos relacionados con el aborto. La filial ecuatoriana de Planned Parenthood recibió 2,5 millones entre 2008 y 2016, provenientes de la matriz en Estados Unidos. La noticia, aquí.

Lourdes Méndez: “Es miserable alentar el odio entre los españoles con la Ley de Memoria Histórica”. La candidata de Vox al Congreso por Murcia Lourdes Ménedez ha criticado la Ley de violencia de género y ha abogado por la libertad educativa de los padres. «Les da miedo que sigamos defendiendo la verdad», ha dicho Méndez, para acabar diciendo: «que Dios os bendiga y Dios bendiga a España». La noticia, aquí

La ley de Violencia de Género discrimina a las ‘mujeres con pene’. Denuncias falsas, vulneración de la igualdad de todos ante la ley, atropello de la presunción de inocencia… a las muchas objeciones contra la controvertida norma se suma una incongruencia: ¿por qué discrimina a los varones que, según las leyes LGTB, son mujeres porque así se autoperciben? La noticia, aquí.

Actualler

Algunos no tenemos la menor duda acerca de la violencia que persiguen algunos políticos, algunos partidos, algunas leyes. Pruebas. Ejemplos.

Hace apenas un mes, el pasado 22 de septiembre, se publicaba este artículo en un periódico, con el título de ¿Qué violencia?”

Te lo traduzco (fue publicado en catalán) y lo reproduzco parcialmente:

“La historia pone de manifiesto de manera inequívoca que la liberación de los pueblos y naciones oprimidas por un estado colonial ha acostumbrado a ser inseparable del ejercicio de la violencia legítima.

La liberación de Cataluña no se puede limitar a que algunos demasiado a menudo se llenan la boca defendiendo, sin matices, tácticas contrarias a las acciones violentas, sin replantearse qué quiere decir, en el caso catalán.

Hay, pues, buscar otras manifestaciones de la violencia «pacífica», de la reivindicación intransigente, de la defensa cerrada de los derechos nacionales propios.”

¿Qué diantre es la “violencia pacífica”? Sencillo: es la violencia pura y dura. La que les “conviene”. Que siempre definen como “pacífica”:

“Delimitar la frontera entre las dos formas de violencia -la que no conviene ni es viable y aquella que contiene el germen liberador- es el gran objetivo no sólo de la política catalana de los partidos independentistas, sino también de las acciones masivas impulsadas por las poderosas organizaciones cívicas, que han arraigado con fuerza en la vida cotidiana de Cataluña.

Sin una determinada acción violenta, en la versión a la que me he referido, nunca Cataluña alcanzará su liberación. 

Corresponde, pues, a los políticos definir el marco y los límites de la «violencia» con el estado; de las formas de resistencia también «violenta» que habrá que ejercer ante el cierre fascista al diálogo ya la negociación y, en definitiva, cuadrar el círculo y cumplir, a través de la «violencia» pacífica, pero más firme y diferente de la que predican en un lenguaje reiterativo, aburrido.”

El autor de este texto es uno de los historiadores de referencia de la izquierda y el nacionalismo catalán, Jaume Sobrequés Callicó. Que como ves, hace un claro llamamiento a la violencia.La «nueva» violencia

Sobrequés no duda en justificar la violencia que reclama para los secesionistas y lo justifica afirmando que PP, PSOE y Ciudadanos son partidos violentos:

“Si España puede ejercer de manera activa la violencia con Cataluña y encontrarlo normal dentro de un estado de derecho, ¿qué tenemos que hacer nosotros, aunque sea a través de una ‘violencia’ pacífica? Su violencia no es pacífica. Populares, socialistas y Ciudadanos son partidos violentos.”

Aquellas acciones de masas realizadas hasta la fecha, siendo necesarias y modélicas, se han demostrado poco útiles. Han sido más un ejercicio de dignidad colectiva que un instrumento para conseguir la libertad del país. 

Han llegado los tiempos de la nueva ‘violencia’.” (Quina violència?)

Tras la expresión nueva violencia o la violencia que nos conviene, el nacionalismo está diciéndonos claramente que su único camino es la violencia. 

Frente a ello, el PSOE, su Gobierno y los partidos que les apoyan consideran que no se dan las condiciones para evitar la violencia que ya se practica en las calles de nuestro país.

El titular de este diario nacionalista dice: Nunca habíamos estado tan fuertes y el Estado tan desorientado”.O España o violencia

Así era ayer la violencia de la Semana Trágica y así es hoy la violencia «pacífica»:

Porque cuando no hay presencia del Estado, el Estado se desmorona. Y surge la violencia. Y estallan las guerras.

Los partidos políticos, el poder judicial, las Cortes han consentido la desaparición del Estado en buena parte de España y con ello el regreso del lenguaje del odio y de la guerra. 

El lenguaje de la guerra civil se ha colado en nuestras vidas como si se tratara de algo normal. La inacción del sistema, cuando no su complicidad, bien clara en el caso de las izquierdas, ha terminado blanqueando la violencia:

Estamos ante un Estado que desaparece y al diluirse, aniquila la nación. Jon Juaristi:

“Lo que no puede mantenerse por mucho tiempo es un estado sin nación, como el nuestro. La nación española fue destruida entre 2004 y 2011 por un tipo bastante parecido a López Obrador. El Estado aguantó, pero empezó a cuartearse. Lógico, ya que el presidente del Gobierno no creía que detrás del Estado hubiera una nación ni que la función del Estado fuera servir a otro señor que a su partido (y a él mismo en primer lugar). 

Toda vez que no había una nación clara, ¿para qué iba a servir el Estado? Pues para ganar la guerra civil de una vez a la derecha y vengar al abuelito. O sea, para destruir la nación. Ganar la guerra suponía conchabarse con los separatistas catalanes, firmar la paz con ETA y entregar el País Vasco a los nacionalistas vascos, en los que la izquierda española ha visto siempre a los legítimos representantes políticos de una nación distinta a la española desde que la izquierda española existe.

¿Hay estados sin nación? Quizá, pero no duran mucho tiempo. Cuando la nación se destruye (y entre 2004 y 2011 los socialistas destruyeron deliberadamente la nación) el Estado se divide y se rompe. 

Cataluña no es una nación. Es, simplemente, la parte por donde ha comenzado a romperse un Estado póstumo. Ahora bien, la desaparición total del Estado no supondrá la liberación de naciones oprimidas que ni existen ni han existido. La desaparición del Estado dará paso, como siempre ha ocurrido cuando un Estado desaparece (incluso si permanece la nación, como en México), a la feudalización del territorio y a la guerra civil.” (Feudalismos)Una declaración de guerra

El historiador Pío Moa coincide con Juaristi en fijar la fecha de inicio de la destrucción de la nación y señala los medios disponibles “por ahora” para enfrentarnos a la destrucción:

“La victoria de Franco salvó la unidad de España, la cultura católica y muchas cosas más. El ultraje a su memoria culmina un proceso contrario de disgregación y totalitarismo comenzado hace mucho, pero impulsado especialmente con Zapatero y Rajoy. La declaración de guerra está ahí y debe reconocerse. La gran cuestión es saber si la sociedad será capaz de aceptar el desafío.

Esta gente, PSOE, comunistas y separatistas,  nos vuelven a llevar a la guerra civil, como en 1934 y 1936. El proceso puede detenerse de todas formas, en primer lugar reconociendo el hecho, en segundo lugar recobrando la memoria, y en tercer lugar atacando con todos los medios disponibles, por ahora los de la razón y la palabra, a los guerracivilistas. 

Debe quedar muy claro que algunos, ignoro si muchos o pocos por ahora,  no estamos dispuestos a aceptar la disolución de España y de nuestra libertad en función de las aspiraciones cada vez más enloquecidas de PSOE, separatistas y comunistas. Si se da impresión de debilidad en este sentido, el proceso guerracivilista se agravará hasta degenerar probablemente en violencia general.”  (Ante una declaración de guerra)

La turbia intención belicosa del PSOE aparece diáfana en esa suerte de operación nosotros vencimos a Franco que tuvimos que aguantar la semana pasada:

“Esta burda maniobra de atrezo tétrico, con guión de serie mala y fatua presunción épica, está urdida para reactivar la memoria del enfrentamiento y mantener despierta la furiosa tradición española del ajuste de cuentas. 

Porque trata de dividir la conciencia de una nación que pasó hace ya mucho tiempo esa triste página de atraso, crueldad, estupidez y vergüenza. 

Y porque el franquismo ya no existe más que en el imaginario retrospectivo de una izquierda que ha renegado de su propio pacto de reconciliación y convivencia para refundarse en la dudosa legitimidad de las viejas trincheras.” (Ignacio Camacho: El nido del águila)Sin tiempo

El tiempo se acaba. La presión para destruir la nación se hace más patente y violenta. 

“Si no se cultiva la idea de España en Cataluña, si no se da la batalla cultural e ideológica de una vez, dentro de diez o quince años los independentistas podrían ser mayoría, porque defienden sus ideas con más pasión y fe. Les favorece además la biología: los catalanes de más edad son los más pro España e irán disminuyendo.” (Luis Ventoso: La gran resaca)

Ignasi Guardans, nieto de Cambó, coincide en la medida del tiempo, una generación:

“Para millones de catalanes, y no solo independentistas, desde hoy ‘España’ (así, entre comillas, porque me refiero a lo que ese concepto representa para ellos) está emocionalmente mucho más lejos, y las grietas que amenazan gravemente al pacto constitucional en Cataluña se han hecho más amplias. No maten al mensajero: podemos lamentar juntos esa situación, y podemos desahogarnos buscando responsables, incluyendo a TV3. Pero conviene que no neguemos la realidad.

¿Es eso remediable? Quizá. Pero hay que reaccionar. A este ritmo, y sin hacer nada, no queda mucho tiempo, quizás una generación.” (Urgente: el tiempo del derecho penal ha terminado)Una ley para la guerra

Ley de memoria histórica. Esa es una de las llaves maestras de la operación de demolición. 

Pío Moa:

“Los guerracivilistas entendieron muy bien desde el principio la importancia de la memoria para ir falseándola,  apenas decidido el referéndum del 76, y socavando la democracia acordada popularmente, al mismo tiempo que la unidad y soberanía de España.

Es preciso que la masa de la población, o al menos una parte muy amplia de ella, entienda lo que es ese partido y la amenaza que siempre ha sido para la paz y la libertad de los españoles. Solo con eso podrían los besteiros neutralizar a los largocaballeros de hoy y civilizar al PSOE.” (Ante una declaración de guerra)

Nuestro “pecado”, el de los ciudadanos, es haber perdido la memoria, o haberla descuidado. O lo que es peor, mostrar una indiferencia absoluta por los hechos reales que nos han traído hasta aquí. Hemos pasado de todo. Y de esos polvos…

Estos lodos:

https://twitter.com/telediario_tve/status/1142473830839046145

Este tuit de TVE se ajusta perfectamente a la violenta ley de memoria histórica. En cuanto a la Historia, las 14 monjas ahora beatificadas no se fueron con un grupo de milicianos sino que fuerontorturadas y asesinadas por las milicias republicanas, integradas por socialistas, comunistas y anarquistas.

“Cuando estalló la guerra en 1936 vivía en un pequeño pueblo de agricultores de Guadalajara, Peralveche, «donde no había ni fascistas ni rojos»: «Allí no sabíamos nada de lo que estaba pasando en Madrid, donde ya habían matado al ministro de Hacienda y quemado conventos. 

En Peralveche solo nos enterábamos de lo que pasaba en Peralveche, porque no había ni prensa ni nada». Sin embargo, poco antes de ser llamado a filas vio al cura de su pueblo huir disfrazado de segador y al párroco de Salmerón, un municipio cercano, esconderse en un molino. 

«Allí lo encontraron y se lo llevaron de nuevo a Salmerón, donde lo pasearon desnudo, con una cuerda atada a sus partes, mientras la banda municipal tocaba. Después lo subieron a mi pueblo y, en la entrada, le pegaron cuatro tiros y le cortaron las orejas. A continuación, los autores recorrieron el pueblo mostrando sus orejas y gritando: ‘¿Tenéis a algún fascista que os moleste? Porque mirad lo que le hemos hecho a este cuervo’».” (Las «7.000 rosas» asesinadas durante la represión republicana de las que el PSOE no se acuerda)El titular

https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-10-24/consumo-drogas-estudio-csic-barcelona-lider_2297988/La imagen

J.M. Nieto:

Y la cita

Ignacio Camacho:

“El pasamontañas de los violentos es el símbolo de la metamorfosis del procés, que ha pasado de la pacífica coreografía de las Diadas al turbulento brillo de los incendios.”

Volverá a amanecer, Andrea… ¡aunque ahora resulte tan difícil de creer!


TU DÍA ACTUALL

La Fiscalía investiga a Planned Parenthood en Ecuador tras la denuncia de un particular. Un abogado ecuatoriano especialista en tributos logra que la Fiscalía investigue a la Planned Parenthood por varios delitos relacionados con el aborto. La filial ecuatoriana de Planned Parenthood recibió 2,5 millones entre 2008 y 2016, provenientes de la matriz en Estados Unidos. La noticia, aquí.

Lourdes Méndez: “Es miserable alentar el odio entre los españoles con la Ley de Memoria Histórica”. La candidata de Vox al Congreso por Murcia Lourdes Ménedez ha criticado la Ley de violencia de género y ha abogado por la libertad educativa de los padres. «Les da miedo que sigamos defendiendo la verdad», ha dicho Méndez, para acabar diciendo: «que Dios os bendiga y Dios bendiga a España». La noticia, aquí

La ley de Violencia de Género discrimina a las ‘mujeres con pene’. Denuncias falsas, vulneración de la igualdad de todos ante la ley, atropello de la presunción de inocencia… a las muchas objeciones contra la controvertida norma se suma una incongruencia: ¿por qué discrimina a los varones que, según las leyes LGTB, son mujeres porque así se autoperciben? La noticia, aquí.

Comentarios

Comentarios