Papa Francisco en Kenia
El Papa Francisco y el presidente de Kenia, Uhuru Keniata, durante el primer acto oficial en Nairobi. (Fotografía: Daniel Dal / EFE)

El Papa visita un continente africano de contrastes, entre el desvelo y las oraciones por la seguridad en Kenia, Uganda y República Centroafricana, las estaciones de un viaje de seis jornadas con el mayor riesgo de atentado al que ha tenido que hacer frente en su pontificado.

Nunca, un Papa ha visitado una zona de guerra, como hará Francisco el domingo en la República Centroafricana, con unas milicias yihadistas muy activas y el mundo en alerta por los últimos atentados islamistas en París, Líbano, Ankara y Túnez.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

África es la viña más fértil del catolicismo. El continente de la esperanza, como lo llamó Juan Pablo II –un africano más: lo visitó en 42 ocasiones–, tiene más 200 millones de católicos. Su número es tres veces mayor que hace 30 años, y sigue creciendo a un ritmo muy superior al de los musulmanes y los cristianos de las iglesias protestantes.

Te he escogido dos gráficos sobre la poblacion católica en África; los tienes en la sección De un vistazo, más abajo.

Al Santo Padre lo recibe una Iglesia joven y viva, muy diferente a la fatigada barca de Pedro en Europa. Se espera a dos millones de personas en la Eucaristía al aire libre del próximo sábado, en Kampala, junto al santuario de Namugongo, que recuerda a 22 mártires misioneros de finales del XIX, canonizados por Pablo VI hace cincuenta años.

En África, el pueblo cristiano forma comunidades emprendedoras, alegres, valientes, volcadas con los más necesitados. La Iglesia Católica provee educación y cuidados médicos. En Kenia, el 25% de las escuelas son católicas y en Uganda, hasta hace 15 años, todas lo eran. Instituciones de la Iglesia llevan infraestructuras de agua y saneamiento a zonas rurales a las que no llegan los gobiernos.

Es también una Iglesia resistente en cuestiones de principios. Ninguna otra institución regional está denunciando con un discurso tan vigoroso y audaz la agresiva diplomacia de la ONU y de las potencias globales para imponer la ideología de género y el control de la natalidad mediante el aborto y el uso generalizado de anticonceptivos.

El Vaticano mantiene todos los actos del programa en Bangui, la capital centroafricana, incluidas dos eucaristías, la apertura de la puerta santa de la catedral y un encuentro con líderes musulmanes en el peligroso distrito PK5, controlado por los yihadistas.

“Tengo más miedo de la picadura de mosquito”, dijo con buen humor Francisco a los periodistas en el avion rumbo a Nairobi.

Hay detrás de esas palabras un testimonio de entrega, como sin darle importancia, que es radicalmente evangélico y que, probablemente, no se entienda en las sociedades secularizadas que han renunciado a vivir la trascendencia, esa “presencia real” del sentido de la que habla George Steiner.

Mientras París se fortifica en estos días para recibir a los gobernantes del mundo en la cumbre del clima, o, en España, actores, activistas y políticos pontifican sobre la paz a miles de kilómetros de la guerra, el Papa, sencillamente, va a encontrarse con millones de personas a las que confortará su presencia. Sufren guerras civiles y terrorismo, pobreza, enfermedades, desplazamientos forzosos, persecución y martirio por causa de su fe. En medio de este corazón de las tinieblasdigno de Conrad, son capaces de experimentar la “presencia real” de Cristo y lo celebran con una alegría y una vitalidad que en Europa parecen marcianas.

Es por este milagro, seguramente, y no por temeridad, por lo que el Santo Padre va a África de buen humor y despreocupado de su propia vida, mientras en algunas capitales europeas, el Estado nos pide que, por nuestro bien, ni siquiera salgamos de casa.

[Con información de Actuall, Crux, The Wall Street Journal, Aceprensa, News.va y La Vanguardia]

Qué está pasando

Asesinado el opositor venezolano Luis Manuel Díaz. El dirigente de Acción Democrática fue tiroteado este miércoles desde un coche mientras participaba en un mitin junto a Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, en el estado de Guarico. La plataforma unitaria de la Oposición apunta la autoría de los grupos armados por el régimen chavista y exige una investigación independiente para detener a los asesinos. [BBC; Actuall; El Universal]

25.000 empleados afectados por la quiebra de Abengoa. El grupo acumula un pasivo de 27.000 millones de euros y se dirige hacia el mayor concurso de acreedores de la historia, en España. [El Mundo]

Debate sobre el burka en Melilla. Un instituto de la ciudad prohíbe el acceso a las alumnas que lleven velo integral. La medida ha encendido las protestas del partido de sesgo musulmán, Coalición por Melilla. [El País]

Los imprescindibles de Actuall

Entrevista con Nicolás Jouve. El catedrático de Genética alerta sobre la situación de los embriones humanos que son objeto de experimentos o de tratamientos de fertilización. En España, “la mayoría de embriones están condenados a la extinción”, dice en esta conversación con nuestra directora adjunta, Rosana Ribera de Gracia.

Ronda de expertos sobre la guerra contra el terrorismo. Tamara García Yuste y Nicolás de Cárdenas les consultan sobre las perspectivas de una estrategia occidental contra el Estado Islámico. Para Florentino Portero, la respuesta al hiperterrorismo debe combinar la seguridad en los países occidentales con una intervención sobre el terreno en Siria e Iraq y, en tercer lugar, un programa para que la democracia eche raíces en Oriente Medio.

¿Se puede integrar a los musulmanes? Y, sobre todo, ¿quieren integrarse en nuestras sociedades abiertas? Carlos López Díaz intenta responder en este artículo.

Un retrato de Mauricio Macri. Se define como católico y defensor de la vida. Miriam Calderón se aproxima a la figura del político que lidera un cambio esperanzador en Argentina.

De un vistazo

Cambio de la poblacion católica

Número de católicos en África

Con voz propia

«La apuesta en favor del significado, en favor del potencial de percepción y respuesta cuando una voz humana se dirige a otra, cuando nos enfrentamos al texto, la obra de arte o la pieza musical, es decir, cuando encontramos al otro en su condición de libertad, es una apuesta en favor de la trascendencia.»

George Steiner, Presencias reales, traducción de Juan Gabriel López Guix, Barcelona, Destino, 1989, página 14.

Que pases un buen día para hacer el bien. Coméntame cómo ves lo que pasa, o envíame noticias, sugerencias y lo que esperas de la visita del Papa a África.

¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios