Certera descripción de El Veraneante Impasible:

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

No ha mostrado interés en ponerse a trabajar; ningún interés en encontrar un terreno común; ningún interés en usar el increíble poder de su cargo para ayudar a cualquier persona que no sean él mismo o sus amigos; ningún interés en tratar la presidencia como cualquier otra cosa que no sea un reality show que puede usar para recibir la atención que anhela.

Y las consecuencias de ese fracaso son severas. Millones de empleos desaparecidos. Nuestros peores impulsos desencadenados, nuestras instituciones democráticas amenazadas como nunca antes. 

Pedro Sánchez, y su increíble mandato. 

Pero no, el autor de esta cita no se refiere a Pedro Sánchez, es el discurso que Barack Obama pronunció en la convención demócrata (si es de tu interés, puedes leerlo íntegro aquí en español).

Volvamos al nuestro, al veraneante.

¿Tú te fías?

Ya, ya sé que de este no te fías en absoluto. Y menos ante esa magnífica fotografía de Gonzalo Pérez Mata, en La Razón.

¿Pero te fias de algún otro?

A estas alturas y en vísperas de esa hecatombe que tantos anuncian, ¿te fías de alguno de ellos? Del Gobierno y las instituciones del Estado y del parlamento y los jueces y los partidos y de la oposición.

¿Te fías del que manda y de sus alternativas?

Los gobernantes españoles han dejado de ocuparse seriamente de vencer al covid. Su prioridad actual es endosar a otros la carga del fracaso en ese combate. 

Sánchez: hora y media de discurso dedicada exclusivamente a señalar a las comunidades autónomas como únicas responsables de lo que está sucediendo y de lo que suceda en el otoño. 

Casado: una respuesta atropellada para proclamar la inocencia de su partido y de sus gobiernos, declarar a Sánchez culpable universal de todos los males de la patria y exigirle que haga hoy lo que ayer le recriminó. (Ignacio Varela: Del delirio bonapartista a la ‘espantá’ de un presidente)

A quién contratarías

Seis millones y medio de españoles votaron a “florero con bolígrafo” (así definió este verano Cristian Campos a Pedro Sánchez).

Si esos millones de conciudadanos fueran empresarios, además de votantes socialistas, ¿habrían contratado a Florero con Bolígrafo para su empresa?

En circunstancias normales ninguna de estas personas habría sido contratada por ningún empresario en sus cabales para cargos de responsabilidad equiparables.

Sánchez está al frente del Gobierno en la peor crisis después de la Segunda Guerra. Tiene 48 años y su primera experiencia de gestión la tuvo a partir del 1 de junio de 2018, ¡cuando fue nombrado presidente! Ni una sola experiencia previa dirigiendo hombres y mucho menos encarando crisis de Estado o de comunidades de vecinos: solo conspiración y pavoneo. (Arcadi Espada: Experiencias)

Seamos justos y objetivos. O al menos, parezcámoslo. No confiamos en el Gobierno, vale. ¿Y confiamos en la oposición?

Isabel Díaz Ayuso, 41 años, presidenta de la Comunidad de Madrid desde agosto de 2019. Cuando estalló la peor crisis después de la Segunda Guerra llevaba seis meses dirigiendo la Comunidad: en los 41 años anteriores sobresalía la dirección del área online del Pp. Online del Pp. (Arcadi Espada: Experiencias)

Bueno, todos sabemos que Arcadi Espada escribe de una manera bastante cruel. Seguro que hay algo a lo que agarrarnos.

En pleno mes de agosto del verano más extraño de nuestras vidas la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso con la ayuda de Ciudadanos y bajo la atenta mirada de Vox, nos ha vuelto a sorprender. 

El Boletín Oficial de la región publicó una Orden de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad para que las ‘entidades sin ánimo de lucro’ soliciten subvenciones para realizar proyectos de “atención a personas LGTBI en situación de vulnerabilidad y de sensibilización de la sociedad madrileña dirigidos a la consecución de la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI”. (Teresa García-Noblejas: Lo vuelven a hacer: Madrid regalará otra vez miles de euros a los chiringuitos LGTBI)

De 30.000 a 50.000 euros por proyecto. La tentación pecuniaria del cambio de acera.

Igual en alguna otra autonomía, no sé, alguien habrá que nos permita albergar alguna esperanza.

Pero intenta no reírte, por favor. Es sabido que todo lo malo se pega. Y Valencia linda con Cataluña.

Los moderaditos

Imagino que tú también te habrás atragantado estos días de tanto leer lo de girar al centro y lo de la moderación del PP

Uno acaba preguntándose si de veras el problema del PP, de Casado y de sus muchos feijóos, es que son moderados o el problema es más bien que ninguno de ellos defiende los valores de la derecha.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra (…) ha reconocido que «a nuestra ciudad nos gusta la libertad e igualdad», por lo que la conmemoración del Día del Orgullo LGTBI «no puede pasar desapercibido», aunque lo ideal sería «no tener que celebrarlo, porque ya no hubiera reivindicaciones y las distintas orientaciones e identidades sexuales estuvieran normalizadas en la sociedad».

Logroño, ha declarado que es «una ciudad libre y abierta, en la que todos somos iguales» y esa es la «esencia de un municipio que sabe crecer y piensa en todos sus vecinos». (Logroño conmemora el Día Orgullo LGTBI con despliegue de banderas en la fachada del Ayuntamiento)

Qué empeño el de este PP de dinero fácil con la política genital

Cuca Gamarra, hija, dime, por favor, ¿qué «distintas orientaciones e identidades sexuales» no están «normalizadas» en España? Pero si andar por la acera de enfrente supone disponer de privilegios exclusivos y es un plus en política o en tantos medios.

No te digo nada si además dices que, aunque naciste hombre, en realidad te sientes cabra y pides las correspondientes ventajas laborales, sanitarias y económicas. Tranquila, Cuca, que ni así te pedirán que produzcas leche, ni que te expreses por medio de balidos.

¿Tú ves muchas diferencias entre Cuca Gamarra y Carmen Calvo?

Cuca Gamarra en su época de alcaldesa de Logroño

En realidad tampoco hay muchas diferencias entre la extinta Cayetana Álvarez de Toledo y cualquier “dirigenta” lista del PSOE. Eso sí, CAT le permitía a Casado mantener engañados a algunos de sus votantes, los que todavía creen en valores e ideas.

Buscando con lupa…

Sigamos buscando alguien en quien confiar. 

Si pasamos de los gobiernos nacional y autonómico a los ayuntamientos, ¿al menos en ese ámbito podemos fiarnos de alguien?

Este muchacho, que nos caía tan simpático… Tanto como Casado, por cierto.

Bueno pues miremos hacia el norte, a ver qué tal. 

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, cambia el nombre de la calle «Juan Carlos I» por «8 de Marzo».

¿Y esta de aquí abajo? Ada Colau disfrazada de Supervivienda, reventando un mitin de ICV, los comunistas catalanes que hoy la mantienen en el cargo.

El Ayuntamiento de Barcelona ha retirado la medalla de la ciudad a Jordi Pujol, a la Infanta Cristina y ahora a Don Juan Carlos, mientras mantiene por ejemplo la de Felipe González, con el patrocinio de Colau, amarrada al argumento de que no fue condenado por los crímenes de los GAL.

Ada Colau, que se hizo un nombre como princesa demagógica del desahucio, es decir, debilitadora de la propiedad ajena, se haya hecho alcaldesa de la Barcelona de la okupación y la inseguridad, debilitando la de todos. 

Con esa ejecutoria, le queda a Colau dedicarse, como tantos, a la memoria histórica y al simbolismo de salón (no de balcón) con la bandera Lgtbi de mascarilla (esto sirve, curiosamente, de mordaza para el otro y vela sus palabras de un mudo encanto «quedabien»). 

Por eso, parte de su actividad reciente, además de intentar que Messi no pueda ejercer su derecho a decidir, es tocar el «medallero». Ir retirando ahora las medallas que puso la fastuosa Barcelona del 92. (Hughes: Colau, equilibrista de lo cuasifederal)

Pues este es el panorama y estos son los “instrumentos” humanos con los que nos enfrentamos a la hecatombe que mencionábamos arriba. 

No puede haber nada más desmoralizador para una sociedad asustada que contemplar a sus supuestos líderes eludiendo su obligación y lanzándose barro a los ojos cuando el país se va a pique. (Ignacio Varela: Del delirio bonapartista a la ‘espantá’ de un presidente)

A veces parece que España no es un país sino una prueba.

Y superarla no está en manos de nuestras instituciones y nuestros políticos (o no solamente), sino en las nuestras, las tuyas, las mias.

A ver si sabemos estar a la altura, que empieza la cuenta atrás.

Comentarios

Comentarios

Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/