Protestas por la reforma laboral en Francia
Coche de la policía incendiado por los manifestantes, en París. (Fotografía: Yoan Valat / EFE)

“¿Es que ya no quedan patriotas en estos tiempos?”, se desahogó este jueves el primer ministro Manuel Valls, en una declaración de impotencia por la hostilidad de las protestas contra la reforma laboral, que tienen a Francia a merced de los piquetes.

La manifestación en París fue menos numerosa que las anteriores –entre 18.000 y 19.000 personas–, pero más violenta, con enfrentamientos en los que la Policía disparó gas lacrimógeno y hubo nueve personas heridas y 36 detenidas, según esta recapitulación de los hechos de la jornada, por The Wall Street Journal.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Las huelgas se extendieron a las centrales eléctricas, en una táctica de la CGT –el sindicato que lidera las protestas– para conseguir el apagón de Francia y la radicalización del conflicto. Un portavoz de Electricité de France reconoció que importaron electricidad para garantizar el servicio.

En este contexto, con Francia en estado de alerta anti terrorista y una Eurocopa de fútbol a las puertas, Valls declaró en televisión: “¡Demonios! ¿Es que ya no quedan patriotas en estos tiempos? Es irresponsable”. La reforma laboral, que ya ha pasado su primera lectura en la Asamblea, hace más fácil y más barato contratar y despedir en Francia, además de dar más libertad a los empleados y las empresas para negociar sus contratos sin el poder de los sindicatos para fijar condiciones sectoriales.

Que una reforma así sea impulsada por un Gobierno socialista en un país modélico del poder de los sindicatos es una muestra de la profunda crisis de identidad de la socialdemocracia en Europa. El fracaso de las políticas socialistas en la regulación de los mercados, el multiculturalismo o el sostenimiento del Estado del Bienestar es una evidencia que les obliga, allí donde gobiernan, a hacer reformas que contradicen su ideario de toda la vida. La ruptura con su electorado tradicional es un hecho, y no solo en Francia.

En Europa, la socialdemocracia ha quedado solo para promover las guerras culturales del aborto, la eutanasia, la deconstrucción de la familia, la ideología de género y el laicismo intolerante. Batallas propias de una sociedad de la abundancia, en una Europa que ya no puede seguir viviendo en ella; entre otras razones, porque cada día es una Europa más vieja y se niega a tener hijos. Para que haya patriotismo, como demanda a la desesperada el primer ministro Valls, se necesitan patriotas. El socialismo ha hecho todo lo posible para suprimirlos.

[Con información de The Guardian, Reuters, The Wall Street Journal, BBC, en inglés]

Otros socialistas en apuros…

Choques entre policía y estudiantes en Santiago. La impaciencia de la izquierda por la falta de reformas de la presidenta Michelle Bachelet cristalizó este jueves en una violenta manifestación de los sindicatos de estudiantes en la capital. La policía tuvo que emplearse a fondo para impedir que los jovenes llegaran a los aledaños del Palacio de La Moneda. Cada día es mayor el desencanto de los sectores revolucionarios con Bachelet, por su retraimiento de la visión utópica que prometió para ganar las elecciones,  [Reuters]

El primer ministro dice ‘no’ al Islam en Eslovaquia. El socialista Robert Fico dijo a la agencia de noticias TASR que la religión musulmana “no tiene lugar en Slovakia”. El problema –añadió el líder socialdemócrata– “no es la llegada de inmigrantes, sino el hecho de que están cambiando la identidad del país”.

Hoy viernes atentos a…

Obama en Hiroshima. El presidente visita el Memorial de la Paz, junto al primer ministro Shinzo Abe. Es el primer presidente de los Estados Unidos que lo hace, desde el lanzamiento de la bomba atómica en 1945. [Reuters, en inglés]

Qué está pasando

Campañas a favor y en contra de una princesa lesbiana para Disney. La iniciativa de plataformas LGTB para conseguir que la princesa Elsa tenga una novia en la segunda parte de Frozen, que se estrenará en 2018, ha sido replicada por otra que pide a Disney que preserve valores universales que representan a la mayoría del público de sus películas. En las redes sociales de Internet, las dos tendencias están animando una polémica que ya ha saltado a los medios de noticias. [LifeSite News, Hofmag, en inglés]  [Pasa a la acción: Puedes unirte a la iniciativa para que Disney siga siendo Disney, y no ceda a las presiones del movimiento LGTB. Si crees que convertir a Elsa en una princesa lesbiana en la segunda parte de Frozen sería una concesión a lo políticamente correcto, hay una petición activa en CitizenGO, dirigida al presidente de Disney. Cerca de 220.000 personas ya la han firmado. Puedes unirte aquí.]

Carolina del Sur prohíbe el aborto a partir de las 20 semanas. La gobernadora Nikki Haley firmó una ley que acaba con este tipo de abortos,  con excepción de los casos en los que haya riesgo para la madre o el bebé no pueda sobrevivir fuera del útero. [Actuall]

El ELN confirma que tiene secuestrada a la periodista española. La banda terrorista retiene a Salud Hernández-Mora, corresponsal del diario El Mundo, según confirmó el Ministerio de Defensa de Colombia. El Gobierno ha pedido a Cruz Roja que haga de mediadora con los secuestradores. [El Mundo]

Donald Trump ya tiene todos los delegados necesarios. La rapidez con que ha reunido los 1.238 compromisarios que garantizan su designación como candidato del Partido Republicano contrasta con la resistencia que Hillary Clinton está encontrando para doblegar a Bernie Sanders en la carrera del Partido Demócrata. [El País]

Rajoy lleva la situación en Venezuela al Consejo de Seguridad Nacional. Aunque La Moncloa explica la iniciativa esgrimiendo que hay más de 200.000 españoles atrapados en la crisis del régimen chavista, la iniciativa parece, más bien, un intento de contrarrestar la atención de los focos que Albert Rivera, el candidato de Ciudadanos, ha conseguido atraer con su viaje de esta semana a Venezuela. [El Español]

Cristina Cifuentes, camino de la imputación. El juzgado de Instrucción 15 de Madrid ha pedido a la Asamblea de Madrid que confirme que la presidenta autonómica goza del privilegio del aforamiento. Afronta una investigación por prevaricación administrativa, como consecuencia de una denuncia de los grupos de extrema izquierda que organizaron la manifestación del 22 de marzo de 2014, que responsabilizan a Cifuentes, que entonces era delegada del Gobierno, de las cargas policiales contra los manifestantes. [El Mundo]

Los imprescindibles de Actuall

Guillotina a la educación concertada. Los planes del Consell de la Comunidad Valenciana para reducir el número de aulas y cambiar las reglas de admisión en los colegios concertados han despertado un movimiento de protesta entre las familias de los 225.000 ninos y ninas que asisten a clases en colegios privados concertados, en su inmensa mayoría, tutelados por instituciones católicas. Antonio Velázquez analiza este conflicto en su nueva columna para Actuall, señalando el transfondo ideológico de la reforma contra la educación concertada: “Allí donde la izquierda no puede meter cuchara” – escribe– “coloca una guillotina. No puede haber discrepancia. No puede haber disidencia”.

Correspondencia

Impuestos y ‘atracos’. En la edición anterior del Brief, incluímos un comentario de M. Cruz García Torralbo sobre los impuestos. Era, a su vez, una apostilla crítica a un informe de la Fundacion Civismo sobre el número de días al año que los españoles trabajan gratis para el Estado, del que habíamos informado en Actuall.

Alfonso Calavia nos escribe lo siguiente:

Me gustaría dar respuesta al email de M. Cruz García Torralbo, publicado por ustedes, que repito más abajo.

Quería expresar que yo sí me siento explotado por el Estado, cada mes veo lo que Hacienda se queda de mi nómina y me quedo perplejo. Las cifras están ahí, no hay lugar a engaño, los españoles trabajamos un año para cobrar medio. Soportamos una de las mayores presiones fiscales de toda Europa.

Esto podría ser aceptable si tuviéramos la suerte de nuestros vecinos escandinavos, que pagan unos impuestos similares a los nuestros pero al menos perciben que esos impuestos se traducen en bienestar.

En España da verdadera PENA la situación. Permítame M. Cruz que tome como referencia sus ejemplos:

– Carreteras: no sé si Ud usa su vehículo habitualmente, pero yo personalmente estoy HARTO de conducir por carreteras que se caen a pedazos, con verdaderos socavones que ponen en serio peligro la vida de los conductores, sin un mantenimiento digno de un país europeo. A cambio, tenemos uno de los sistemas más eficientes de radares y de multas, que nos fríen cada día, con toda clase de imposiciones, muchas absurdas. Y aún peor, el dinero recaudado de las multas no revierte en la mejora de las carreteras. Más grave aún es que tengamos que seguir pagando peajes abusivos en autovías ya amortizadas hace muchos años.

– Hospitales: el mito del «estado del bienestar» hace mucho que se cayó por los suelos. Hoy en día, todo aquel que puede permitírselo complementa la sanidad pública con un seguro privado, porque la lentitud de la pública es inaceptable. Eso sí, estamos todos obligados a pagarla. Bueno, corrijo, los que tenemos nómina, porque luego existe una retahíla de «casos particulares de exclusión» que no pagan un duro y lo reciben todo.

– Colegios: ¿»buen colegio de sus hijos»? ¿Estamos hablando del mismo país? La educación en España ya no puede caer más bajo. El sistema público es un nido de adoctrinamiento en valores de la progresía y la identidad de género, en el que el buen alumno tiene que retrasar su desarrollo para que los profesores atiendan a los rezagados que ni pueden ni quieren aprender. A cambio, los niveles de conocimiento están por los suelos. Ni una sola universidad española figura entre las mejores del mundo (ni de Europa). Para colmo, también pretenden cargarse lo único que funcionaba de la educación española: la concertada, todo ello en aras de construir una educación estatal única y viciada de la que nadie pueda librarse.

– Desempleo: es en lo único que puedo estar de acuerdo con Ud, tristemente, ya que gracias a nuestro garantista sistema de ayudas al desempleo nadie tiene la motivación suficiente para buscar un trabajo (es mejor cobrar la ayuda y buscarse cualquier napa en negro).

Mire Ud, yo soy uno de esos asalariados con nómina fija y visible al Estado, que le roban cada mes un tercio de su nómina (mas lo que luego paga mi empresa por mí) y que no recibo PRÁCTICAMENTE NADA a cambio. Tengo que soportar cómo los vagos que me rodean se lo llevan calentito en forma de ayudas. Tengo que ver cómo mi país se cae a pedazos por falta de mantenimiento.

Hace años me parecía de sinvergüenzas estafar al Estado. Pero cada vez más tengo el sentimiento de que son ellos los que nos estafan. Y ya se sabe, que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Atentamente,

Alfonso Calavia.

Enfado con el enfoque editorial. Un lector protesta por la forma de tratar el apoyo del presidente Rajoy a las familias valencianas de la educación concertada, en la edición de este jueves del Brief.

De: Antonio M. Saavedra

A: [email protected]

Asunto: 

Me parece infame este párrafo [en la edición de este jueves del Brief de Actuall]:

«En la Comunidad Valenciana, Rajoy se alineó con la causa de las familias de los colegios concertados –católicos, fundamentalmente–, frente a los planes del Consell de reducir el número de aulas, suprimir las cuotas voluntarias y cambiar las reglas de admisión de nuevos alumnos para eliminar del todo el –ya de por sí– estrecho margen de autonomía de los centros. Una reforma con carga ideológica que persigue asfixiar a los colegios privados, según la Mesa por la Educación en Libertad, la plataforma de familias, colegios y el sindicato USO, a la que se ha unido el PP. El pasado fin de semana hubo una manifestación multitudinaria que dejó con el pie cambiado al Gobierno del PSOE y Compromís –apoyado por Podemos–. La imagen del centro de Valencia abarrotado de descontentos oficializaba el primer gran conflicto de la etapa de Ximo Puig al frente del Consell; una escena de lo más inoportuna para el PSOE, en vísperas de unas elecciones generales. Rajoy ha olido el puchero y acudió puntual este miércoles a sentarse a la mesa. El presidente en funciones, y candidato del PP, denunció “un ataque a la libertad educativa”, que “está recogida en la Constitución española y es algo consustancial al ser humano”. Rajoy, hablando de libertad de enseñanza. Rajoy, invocando valores conservadores. Rajoy, dirigiendo un mensaje reconocible por los votantes del PP de toda la vida. ¿A que es casi conmovedor?»

Lo que me conmueve es que a HazteOir.org le parezca mal que un político  apoye a 225.000 ninos y sus correspondientes padres, desahuciados de  centros concertados,… por estar en etapa preelectoral. ¿Es el único que está en esa etapa? 

¿No deben los políticos afrontar los problemas reales de los ciudadanos, aunque, como es lógico, esos padres terminen votando por el partido que les ha resuelto el problema?

Atentamente,

Antonio M. de Saavedra

Que pases un buen fin de semana. Envíanos noticias, comentarios y un casting de patriotas para Manuel Valls, a [email protected].

¡Hasta el lunes!

La Redacción de Actuall.

Pd.- Seguramente, estás recibiendo el Brief de Actuall más tarde de lo habitual. Te pedimos disculpas. La comunidad de actuallers ha crecido más de lo que nuestros servidores pueden aguantar al repartir el correo cada mañana. Nuestro equipo está trabajando para solucionarlo. ¡Gracias por tu fidelidad!

Comentarios

Comentarios