Procesión de Semana Santa en la localidad murciana de Lorca. /Wikimedia
Procesión de Semana Santa en la localidad murciana de Lorca. /Wikimedia

Actualler:

Te propongo un lema para estos días: callar, mirar, escuchar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y viéndonos callar, mirar y escuchar, ellos también callarán, mirarán, escucharán… y tal vez creerán.

Mientras la ministra Margarita Robles impide que en Defensa la bandera ondee a media asta en Semana Santa, nosotros callamos y miramos y escuchamos la Marcha Real cada vez que la imagen de un Cristo pisa la calle. Y rezamos al paso de nuestras Vírgenes con la música del himno nacional.

¡Esa es nuestra patria!

A veces España es difícil de entender. Porque donde parece haberse impuesto un laicismo intolerante y violento y nuevas formas de paganismo, vamos a dedicar unos días a inclinarnos ante las imágenes que construyeron nuestros antepasados de la mano de su fe.

Se diría que la vida oficial, el pensamiento oficial, el dominante, el sistema, va por un lado… y la gente vamos por otro bien distinto.

Después de décadas del laicismo más radical, aquí estamos. Inclinados ante las imágenes que identifican nuestra identidad, nuestra manera de ver el mundo. Nuestra civilización.

Arderán catedrales pero seguiremos rezando ante el fuego porque sabemos que hay Verdad en medio de la confusión.

Antonio Burgos:

“Vino una vez un dirigente constitucionalista vascongado a Sevilla en los años de plomo y lo llevaron a ver la salida de la cofradía de La Candelaria. La presenció emocionado y al final, cuando le preguntaron qué le había gustado más, si el Cristo o si la Virgen, respondió:

—No, lo que más me ha gustado es esta bendita normalidad de que los pasos salgan a los sones de la Marcha Real. No sabéis lo que tenéis.” (Marcha Real el 14 de abril)

De un tiempo a esta parte se observan signos, indicios, hechos esperanzadores, aparecen grietas en la mole que desde hace medio siglo sepulta el pensamiento libre y amordaza nuestra sociedad.

Se diría que asistimos al nacimiento de un tiempo nuevo, a los prolegómenos de una reacción que nos conduce… ¿Cómo calificarla? ¿Me vengo arriba?

Pues mira, sí, me vengo arriba, que la fecha lo merece: después de décadas de autodestrucción, Europa empieza a reaccionar. Tras un largo período de auto odio, de desprecio a los valores que nos hicieron llegar tan lejos, Occidente empieza a reaccionar.

Occidente, o lo que es lo mismo, la Cristiandad, que así nos llamábamos antaño a nosotros mismos.

Esa es mi impresión, y no soy precisamente un tipo optimista. ¿Tienes esa misma sensación, actualler? Basta ver qué ha sucedido tras el fuego francés, las reacciones que está suscitando el incendio de la Catedral de París. Algo está cambiando.

Pero esa reconstrucción, esa reacción, no vendrá de la mano de los que se rasgan las vestiduras ante el incendio de una iglesia pero nada hacen para impedir que sacerdotes, pastores y rabinos sean vituperados y aun agredidos. Carmelo López-Arias:

“A sus pies humeantes [de Notre Dame] lloraban por el templo cuyo Dios aborrecen los mismos que llevan meses asistiendo impasibles a decenas de profanaciones en toda Francia.

Macron habló de ‘esperanza’ y de ‘reconstrucción’, sí, pero se equivoca de monumento. Él pretende levantar de nuevo un edificio vacío de alma para solaz de turistas.

Pero la verdadera reconstrucción la estaban haciendo, al otro lado del Sena, los cientos de jóvenes que rezaban de rodillas cantando una tras otra las avemarías de un Rosario. Es en esa ‘otra Francia’, en la ‘América profunda’, en Brasil, Colombia, Italia, Austria, Hungría o Polonia, en España también, donde hay signos de vida de una Cristiandad que renace -todavía informe e indecisa- entre el humo de la Cristiandad que se quemó este Lunes Santo.” (Notre Dame: no arde un templo, arde una época)

El bien

Manuel Casado Velarde, catedrático de la Universidad de Navarra:

“Soy de la antigua opinión de generar espacios de silencio y lentitud si queremos paladear el sabor del mundo y de la vida, tomándonos tiempo para descubrirlo y hacérselo descubrir a los más jóvenes, desde la niñez. La lectura es uno de esos espacios; el paseo, la contemplación de la naturaleza, el paisaje, los museos, la conversación distendida, los juegos… Dicen los expertos que un cierto «aburrimiento» potencia la creatividad. Sí puedo dar fe de que el perpetuo runruneo de la tele y el aturdimiento de las redes sociales desecan las neuronas.

Sin esa actitud de escucha, nos pasa inadvertido lo más noble y real de la vida: los sacrificios diarios de los padres por sus hijos; el cumplimiento puntual de las tareas del oficio para que las cosas funcionen; el esmero con que se atiende en tantos servicios a personas desconocidas; la paciencia con que se hacen tareas que quizá nadie aprecia; y el amplio mundo de las profesiones docentes o humanitarias, carentes de brillo y altavoces.

No son los verdugos quienes escriben la historia, no es Goebbels ni Molotov, sino la gente honesta; a ella pertenece la última palabra ¡El bien también existe!, no solo el mal y el diablo y la estupidez. El mal es más enérgico, puede actuar como un relámpago; al bien, en cambio, le gusta, desconcertantemente extraño, demorarse. Pero el bien regresa, tranquilamente, sin prisa» (Adam Zagajevski).” (Sosiego)

El sagrado silencio

Visitantes, turistas, romperán el silencio de estos días. ¿Y además ponen en riesgo nuestro patrimonio religioso? ¿Ha llegado el momento de limitar el número de visitas a los templos más significativos de la Cristiandad?

Gabriel Albiac ha reflexionado sobre ello:

“[Notre Dame] se abría a manadas de voyeurs, parapetados tras cámaras y satánicos teléfonos móviles, para los cuales no hay silencio. El silencio es lo sagrado. Hace años que no piso Notre-Dame. Sé que ahora allí Dios no mora. No hay Dios donde hay turistas.” (El templo que fue)

Una de las más incómodas experiencias es la de asistir a ceremonias religiosas en templos históricos mientras grupitos de gente en pantalón corto cruzan por delante del altar en plena consagración, mirando como si fuera un circo. Estos días padeceremos muchos de estos comportamientos.

“Las catedrales dejan de ser, como primer fin, espacios de culto y recogimiento para reconvertirse en «museos» en los que sus visitantes discurren incluso sin las limitaciones exigidas en sus homólogos profanos. Las naves se transforman en pasillos de tránsito para ruidosas masas ávidas de ver, sin pararse, siquiera un instante, a considerar la razón de ser de cuanto admiran y contemplan.” (¡Notre Dame salvará al mundo!)

Cristianos españoles bajo el islam

En el territorio controlado por el islam y hasta el fin de la Reconquista (ese hecho histórico que la izquierda vuelve hoy a negar) la ley islámica toleraba las ceremonias religiosas de los cristianos siempre que fueran privadas y pagaran impuestos especiales por ello.

Tampoco podían pisar la calle, nada de procesiones ni actos públicos, y pena de muerte si se atrevían a evangelizar.

O sea, el sueño de algunos de los que hoy aspiran a ganar las elecciones. Aunque ellos llaman a esto “laicismo”.

Perdido el contacto con Roma, los cristianos españoles bajo dominio del islam, los mozárabes, mantuvieron el rito litúrgico visigodo, que terminó siendo conocido como rito mozárabe. Y tras la expulsión del islam, la Iglesia permitió que en algunos lugares se mantuviera.

El rito mozárabe, el rito litúrgico más genuinamente español, fue apoyado expresamente por San Juan Pablo II:

“La liturgia hispano-mozárabe representa, pues, una realidad eclesial, y también cultural, que no puede ser relegada al olvido si se quieren comprender en profundidad las raíces del espíritu cristiano del pueblo español.

Esta liturgia ayudará a revivir rasgos importantes de la espiritualidad cristiana de vuestros antepasados, espiritualidad que indudablemente ha contribuido a forjar la idiosincrasia del pueblo español en su evolución religiosa, cultural, social y política.” (Los obispos españoles crean una Congregación para el Rito Hispano-Mozárabe por indicación de Roma)

El rito mozárabe, sobre el que no pasó la reforma litúrgica romana, recibe ahora un importante respaldo: la  asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal acaba de aprobar la creación de una Congregación para el Rito Hispano-Mozárabe con sus correspondientes estatutos.

La gran riqueza litúrgica, musical, literaria y artística del antiguo rito español, el mismo que compartían desde San Isidoro, en Sevilla, al Beato de Liébana, en Santander, y su inmenso tesoro martirial, merecen el mayor respeto y cuidado y mejor trato del que ha tenido hasta ahora.

Si quieres conocer más sobre el rito mozárabe:

Para escuchar

Seguro que tienes una pieza preferida para estos días. Y si hiciéramos una votación para elegirla, es muy probable que apareciera la Pasión según San Mateo, de Bach.

https://www.youtube.com/watch?v=9jb-W7vtvBo

Me permito compartir contigo uno de mis fragmentos preferidos, muy breve y arrasador, como todo Bach, el Erbarme dich (Ten piedad), interpretado por contratenor, y no por contralto. Aquí tienes el vídeo y si eres muy fan, también el texto completo.

Y para leer…

Una calurosa recomendación: la última obra del gran Benedicto XVI, La Iglesia y el escándalo de los abusos sexuales, un texto clave para entender nuestro tiempo y a la Iglesia de los últimos 70 años.

La cita

Ramón Pérez-Maura:

“Los europeos somos culturalmente cristianos. Y eso es compatible con ser ateo.”

Te deseo de corazón una buena, santa Semana Santa, actualler, participando en ese desfile de nuestra historia y nuestra identidad que representan los días venideros.

TU DÍA ACTUALL

“La colosal infamia de El País sobre Abascal y el acoso criminal al que le sometió ETA”, por Elentir. “Un comentario de Rosa Díez criticando el artículo se viralizó en pocas horas, recibiendo más de 3.500 tuiteos. Para El País que te amenacen, recibir cartas de extorsión de ETA, que te quemen la tienda y que intenten asesinarte es algo que no tiene tanta importancia si le ocurre a Abascal”, escribe el colaborador en su artículo.

Contraloría de Perú fiscalizará textos escolares con contenido sexual inapropiado. Se actúa “ante las recientes denuncias que advierten la existencia de enlaces de internet con contenidos sexuales inapropiados en textos escolares». La Contraloría General de Perú es un organismo constitucional autónomo del Estado que controla los bienes y recursos públicos. La noticia, aquí.

Apoyo a Reig Pla / “Gracias por el bien que hace”. «Reivindico y exijo tener derecho a contar con un acompañamiento en un camino de maduración personal que me lleve a superar lastres». Pedro, de 44 años, es usuario del centro de Orientación Familiar de Alcalá de Henares dependiente del obispado atacado por el loby LGTBI. Su testimonio, aquí

Comentarios

Comentarios