Sí, el islam otra vez. Pero lo primero es lo primero, así que…

Domingo de Ramos, la puerta grande, inmensa, de la Semana Santa, María Santísima de la Paz como una antorcha blanca quebrando los ojos de los descreídos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

“Volverá el sonido fulminante de los varales reventando parihuelas, volverán las levantás a plomo, y aquellas igualás interminables bajo el ficus de El Museo, a una chicotá de San Gregorio, y volveré a ahuecar las rosas para posar la mano sobre el llamador mientras Amarguras anuncia que el sueño de los despiertos dejará de ser una pesadilla mañana.

Volverá porque nunca se fue, aunque no esté ahí, con su aguja inexorable marcando la hora en que todo se transforma en un bullicio de tópicos que no caducan, con la vida y sus silencios blancos tatuados en la arpillera, con faroles guiando esa recogida que te encoge el alma.” (Manuel Marín: Domingo de Ramos)

Dos años sin Semana Santa en la calle. 

Aquí pegaría una de esas impresionantes marchas procesionales que tanto le hacen llorar a uno de madrugada por las calles de algunas ciudades. 

Pero los ultra hiper mega tradicionalistas, los que rozamos lo cuaternario, convencidos de que la modernidad está demasiado empapada de ordinariez, mugre e ignorancia, terminamos siempre rendidos a los pies de lumbreras como el Padre Tomás Luis de Victoria, quién le hubiera pillado de confesor, de párroco o de vecino para oírle canturrear por las mañanas en la plaza de las Descalzas Reales.

El maestro de los maestros (junto a él tan solo otro cura, Vivaldi, y Bach, poco más) vivió allá por los buenos tiempos de Su Majestad, por la gracia de Dios, Felipe II de Castilla, I de Aragón y I de Portugal, rey de Nápoles, Jerusalén, Irlanda, Sicilia, de las Indias, de las Islas y Tierra Firme de la mar océana, rey consorte de Inglaterra, Defensor de la Fe, Archiduque de Austria, Duque de Milán, Borgoña y Brabante, Conde de Habsburgo, Flandes y Tirol, Conde de Barcelona, Señor de Vizcaya, Duque de Atenas y de Neopatria, Conde de Rosellón y de Cerdaña. Y no seguimos que se hace tarde.

Don Tomás Luis de Victoria compuso esta maravilla, Hosanna Filio David, un motete para el Domingo de Ramos que deberías gozar en sus poco más de 2 minutos (cuando hayas tenido la amabilidad de terminar de leer este Brief) (¡Y muy agradecido!): 

Y con permiso del maestro abulense, pasemos ahora a cosas menos santas.

Islamismo, la próxima pandemia

Hablemos de la detención esta semana del presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España y de la Comisión Islámica de España (CIE), que es el máximo órgano del islam en nuestro país. 

Examinemos también la detención y encarcelamiento de Mohamed Hatem Rohaibani, el tesorero de la Unión de Comunidades Islámicas de España.

La CIE, que preside el médico sirio detenido, de nombre Ayman Adlbi, es el máximo interlocutor islámico del Gobierno y las comunidades autónomas y se ocupa, entre otros, de estos tres asuntos, a todas luces críticos:

  • La enseñanza del islam.
  • La gestión de las mezquitas.
  • La ayuda a los inmigrantes procedentes de países musulmanes.

Ayman Adlbi fue detenido, y luego puesto en libertad, en el curso de una operación antiterrorista, en este caso, antiyihadista.

Coincidiendo con esta detención volvía a la prensa la operación Escribano, referida a la infiltración de yihadistas del Estado Islámico en las prisiones españolas, donde reclutaban mujahidines y ante las narices de todo el mundo se dedicaban a entrenarlos para cometer atentados en cuando salieran a la calle:

“Dos decenas de internos desempeñaban roles inferiores en esta célula que en conjunto, según los investigadores, ideó ‘una estrategia alineada ideológicamente con la organización terrorista Daesh, con el objeto de conseguir el mantenimiento y/o reanudación de la militancia yihadista de otros reclusos o, en su caso, el adoctrinamiento, captación y radicalización de otros presos comunes, todo ello con el fin último de estar en las mejores condiciones para reincorporarse y participar en la yihad tras su paso por prisión’.” («Te rogamos, Señor, que los degüelles»: los apóstoles de la yihad en España)

Estos asesinos llevaban su osadía al extremo de pintar las banderas del Daesh en las paredes de la prisión, entonar sus himnos de guerra y enviar y recibir comunicados de carácter yihadista.

Junto a los yihadistas, en nuestro país (y en toda Europa) abunda otro tipo de peligro de carácter islamista. Este no produce asesinatos y masacres, pero suponen un enorme peligro. 

La amenaza escondida

Su actuación responde a una estrategia bien definida. Disfrazados de buenismo y manifestando públicamente que no tienen nada que ver con los yihadistas, su tarea consiste, entre otras actividades, en impedir la integración de los inmigrantes musulmanes.

Quieren conseguir que los musulmanes que viven en España y en el resto de Europa se mantengan al margen de la sociedad de acogida, que sigan sintiéndose extranjeros y buenos musulmanes, rechazando los valores occidentales:

“Su misión de ingeniería social: polarizar y apartar a los musulmanes del resto de la sociedad, sin dejar de ser vistos como los ‘buenos musulmanes’.

Según la Inteligencia alemana, a corto plazo la gran amenaza es el yihadismo; a medio y largo plazo son los islamistas” («La UE y sus gobiernos están ingenuamente financiando al islamismo»)

El objetivo de este islamismo aparentemente moderado es también acabar con nuestra sociedad. Lorenzo Vidino es director del programa en Extremismo de la Universidad George Washington:

“Es verdad que la mayoría de sus actividades están dentro de la ley, no son ilegales per se. No por ello dejan de ser problemáticas: cómo puede una democracia lidiar con grupos que utilizan la democracia para difundir mensajes tan antidemocráticos.” («La UE y sus gobiernos están ingenuamente financiando al islamismo»)

 Hace unos días los ciudadanos de Suiza aprobaron en referéndum la prohibición del burka.

En Suiza tampoco se pueden construir alminares, pero los promotores de la consulta dejaron claro que no se trataba de un asunto religioso: 

“El objetivo de este referéndum no eran los musulmanes, aquí de lo que se trata es de defender los valores de nuestra civilización. En Suiza se puede profesar la religión que uno quiera con total libertad, pero tenemos una cierta cultura dominante y esa es la cristiana.” (Suiza prohíbe el velo islámico completo)

La prohibición del burka existe ya en Francia, Austria, Bulgaria, Bélgica y Dinamarca. En España seguimos mirando para otro lado. 

“España representa un caso único porque apenas hay debate sobre el islamismo no violento. El norte de Europa, Alemania, Francia e históricamente Reino Unido han tenido un gran debate sobre su impacto social. 

En los últimos 20 años, en España ha habido debate sobre el yihadismo con el 11-S, el 11-M o los atentados de Barcelona y Cambrils. Pero no hay nada sobre el desafío del islamismo no violento.” («La UE y sus gobiernos están ingenuamente financiando al islamismo»)

¿Y por qué habría de existir ese debate en nuestro país, dado que se trata de grupos islamistas no violentos? Lorenzo Vidino es el mayor experto en el grupo  Hermandad de los Hermanos Musulmanes:

“Una parte [del dinero que reciben estos grupos islamistas no violentos] viene de gobiernos europeos: ya sean instituciones, UE o a nivel nacional y local. En algunos casos es por ingenuidad. 

Al no llamarse Hermanos Musulmanes de Lille, sino La Asociación de Amigos del islam de Lille, el político local no tiene conocimientos al respecto y el dinero que entregan suena muy bien: para luchar contra el racismo y la radicalización, así como para fomentar la integración.” («La UE y sus gobiernos están ingenuamente financiando al islamismo»)

Al médico detenido, Ayman Adlbi, y también a su predecesor en la presidencia de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, se les relacionó hace tiempo con los Hermanos Musulmanes.

En el marco de la operación antiyihadista en la que detuvo a Adlbi, la Policía ha confirmado que el tesorero de la Unión de Comunidades Islámicas de España, Mohamed Hatem Rohaibani, recaudaba fondos supuestamente para ayudar a niños huérfanos sirios.  

Pero en realidad el dinero nunca llegó a los niños sino a los líderes de Al Qaeda, que lo destinaban al entrenamiento de yihadistas. 

La Unión de Comunidades Islámicas de España, el grupo más importante e influyente de la Comisión Islámica de España, está presidida, como la CIE, por Ayman Adlbi. 

La CIE ha emitido un comunicado, firmado por Ayman Adlbi, en el que, recurriendo a la religión y al buenismo, exculpa al encarcelado tesorero Mohamed Hatem Rohaibani:

“Aconsejamos hacer caso omiso a este tipo de suposiciones y sospechas, insistiendo en nuestro convencimiento sobre la inocencia y buena fe del trabajo para la beneficencia, y no perjudicar la honestidad de nuestras instituciones religiosas.” (Comisión Islámica de España)

Lo dejamos aquí de momento. Volveremos sobre el asunto. 

¡Santa Semana Santa!

Comentarios

Comentarios

Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/