Actualler

El domingo pasado tuvo lugar la Santa Misa y Procesión Eucarística anual en acción de gracias por los mártires de Paracuellos, presidida por Monseñor Reig Pla. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Aquí te dejo enlazado un vídeo con imágenes del acto, grabadas por Teresa García Noblejas: https://youtu.be/4sbhCFPgiPc

Numerosos medios aguardan todos los años esta celebración para atacar con burdos y agresivos argumentos, cuando no insultos, al obispo de Alcalá de Henares. 

Mons. Reig Pla recibe cada año estos ataques con serenidad y firmeza Y me pregunto si las agresiones irán dirigidas en realidad a los mártires. Porque en el fondo se trata de negar que tuviera lugar el genocidio religioso republicano, protagonizado por socialistas, comunistas y anarquistas. 

Como cada año, los ataques pinchan en falso gracias a las siempre justas palabras del obispo complutense en su homilía:

“Este cementerio de los mártires de Paracuellos es un lugar sagrado, es como un laboratorio de la fe en el que, más allá de las luchas ideológicas, queremos recibir, en la carrera de nuestra vida, la antorcha de aquellos campeones del espíritu que, sin temer la muerte, entregaron su vida por amor a Dios y por amor a España.

Mi única pretensión es que este Campo Santo se transforme en un lugar de peregrinación donde los fieles puedan encontrarse con el testimonio martirial de aquellos que nos precedieron en el combate de la fe y que hoy son propuestos como lámparas ardientes que iluminan la noche cultural, social y política que estamos viviendo en España.”

Quienes tenemos la inmensa fortuna de conocer sus escritos y homilías sabemos que Mons. Reig Pla nunca rehúye la defensa de la verdad y sabe ligarla al compromiso con su tiempo y con sus coetáneos. Y el pasado domingo volvió a dar pruebas de ello: 

“Hoy como ayer podemos experimentar los embates de una cultura laicista que no respeta la fe y la libertad y se encamina hacia la cultura de la muerte promoviendo la destrucción de la vida naciente, la eutanasia y el suicidio asistido, verdaderas corrupciones de la medicina. Hoy como ayer, el Príncipe de este mundo puede conducir los destinos de España por los caminos del enfrentamiento, del odio y de la falta de reconciliación, por los atajos que no reconocen el carácter sagrado de nuestros templos, los derechos sacrosantos de nuestras familias y la comunión entre todos los españoles.”

“Cuando en el momento de la muerte ellos [los mártires] gritaban ¡Viva España! no estaban manifestando una opción ideológica sino que seguían los mandamientos de Dios que nos enseñan a honrar a nuestros padres y honrar, como enseña el cuarto mandamiento, a la patria: «El amor y el servicio de la patria, dice el Catecismo, forman parte del deber de gratitud y del orden de la caridad».

Nuestros hermanos beatos eran conscientes de lo que suponía someter a España a un régimen totalitario, laicista y enemigo de la fe. Por eso con su grito querían expresar la importancia del alma católica que ha configurado a nuestro pueblo, enriquecido con el testimonio de una multitud de santos, mártires, confesores y vírgenes. Ellos conocían por experiencia que, sin Dios, la sociedad española acabaría siendo sometida por un régimen ateo que afirmaría la soberanía de la voluntad humana individual o colectiva, rompiendo los vínculos con la tradición, con la familia, con la religión y con la patria.” (Santa Misa y Procesión Eucarística en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos)

Te recomiendo muy calurosamente la lectura de la homilía completa porque, con independencia de tus creencias religiosas (o su ausencia), constituye una estimulante llamada a la acción desde la fe y también desde el recto activismo ciudadano. 

Aquí tienes el texto íntegro, junto a una muy interesante información sobre el Cementerio de los Mártires, la persecución religiosa en España y más fotografías: Santa Misa y Procesión Eucarística en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos.

La propuesta es sencilla: seguir el programa que nos proponen los mártires, el que recoge las palabras de Monseñor Reig Pla, la agenda de los que creen que es preciso defender tus valores por encima de todo.

Y aquí. Y ahora. 

¿Qué tal si nos animamos a seguir la bitácora de los mártires?

Hay un viejo y a menudo no reconocido temor en algunos católicos españoles de nuestros días (y en bastantes de los más influyentes): hacer demasiado ruido puede resultar perjudicial.

Bueno, pues así nos va, así que igual es mejor no quejarse. 

Pero para no seguir errando el camino, de nuevo Mons. Reig Pla, el domingo pasado en Paracuellos:

“La idea de que la fe cristiana debe quedar al margen de la vida pública y fuera de los espacios donde se decide la vida social (la familia, la empresa, las instituciones sociales de cualquier ámbito, la vida política, etc.) por una supuesta «tolerancia democrática», es contraria a lo que hoy nos enseña Jesús: 

«Os perseguirán llevándoos ante los gobernadores y reyes… y matarán a alguno de vosotros». 

Hoy debemos comprender la urgente necesidad de la presencia de los católicos en el ámbito público, proponiendo la Doctrina Social de la Iglesia y siendo conscientes de que no hay peor pobreza que no conocer a Cristo y estar privados de la esperanza del cielo.”

“Urgente necesidad de la presencia de los católicos en el ámbito público”. ¿Dónde está el botón de aplaudir?

Actuar sin miedo

La misma semana de la celebración de Paracuellos tenía lugar el 21 Congreso Católicos y Vida Pública, dedicado precisamente analizar y debatir el papel de los católicos en la sociedad.

La comunicación presentada por HazteOir.org abordaba el dilema en el que se debaten no pocos católicos preocupados por la situación que vive nuestro país:

“No sabemos si seguir en la cara oculta de la vida pública para evitar agresiones y errores casa bien con la necesidad de batallar por los valores en los que creemos.

Desafiar a los poderes políticos, económicos y mediáticos de nuestro tiempo cuando están en juego la libertad, la dignidad y los derechos fundamentales de la persona humana es también misión de los católicos en la vida pública.

¿Qué vamos a hacer nosotros? Ese es el gran dilema de los católicos que quieren tener presencia en la vida pública: dejar huella en la sociedad de su tiempo aún a riesgo de equivocarse o de ser objeto de la ira y la violencia de los poderosos y dogmáticos o amoldarse al mundo de lo ‘políticamente correcto’.” 

Puedes leer la ponencia íntegra sobre lo que podemos hacer los católicos en política pinchando aquí: Católicos en la vida pública: hacer ruido para influir sin miedo a combatir.

Ha nacido una estrella

Y con su nacimiento se ha demostrado una vez más que defender ideas y valores frente a la izquierda y los nacionalismos es rentable en votos.

Lo ha demostrado Beatriz Fanjul, la única diputada del PP en el País Vasco, precisamente la que criticó con dureza la deriva suicida de un PP empeñado en traicionar sus principios y a sus votantes.

Y por ello los electores la eligieron a ella y mandaron a casa a todos los dirigentes del PP desleal, el que ha destruido al PP vasco. Adiós para siempre, Alfonso Alonso, Iñaki Oyarzabal, Borja Sémper…

Adiós por no haber aprendido después de tantos años que la traición se paga en las urnas y que no se puede andar por la vida política pidiendo el voto para una cosa y haciendo otra, ni prestando atención a tu izquierda cuando debes lealtad a tu derecha.

“Fanjul articuló una autocrítica sin parangón en el PP tras los peores resultados de su historia: «La traición a nuestros votantes desde el Gobierno fue continua; y la ausencia de explicaciones, constante»; «no es cierto que el discurso centralista nos haga daño sino que son las cesiones a los chantajistas nacionalistas las que han acabado con nuestras perspectivas electorales»; «el PNV es una formación política claramente connivente con los terroristas, una formación política separatista y corrompida que hace del clientelismo su modus operandi».

Fanjul utilizó su «voz» para reconocer que el PP perdió «la brújula, llevamos bastante tiempo sin rumbo», exigiendo: «El debate aviva las almas dormidas, y en el PP vasco llevamos mucho tiempo dormidos».

Fanjul tuvo el arrojo de difundir un vídeo reivindicando como referentes a quienes han sido criticados por otros líderes que hoy evitan asumir responsabilidades por llevar al PP a su peor crisis: «Jaime Mayor Oreja y María San Gil representan lo que yo creo que es la política. María entró y salió de la política por convicción, para defender unas ideas y unos valores en los que de verdad creía. Y Jaime hizo en su momento lo que nosotros tenemos que aspirar a conseguir ahora: unir a todos los que nos sentimos vascos y españoles». (El Mundo, Rogelio Alonso: El escaño 89: salida, voz y lealtad)

El Brief verde

https://bit.ly/2OiwDIl

https://bit.ly/37gkNHl

https://bit.ly/32Nt16w

https://bit.ly/2QrqmwD

https://bit.ly/32Vc9L7

¿Toros pecadores?

¿Pecado el toreo? Qué tontería, ¿verdad? 

https://bit.ly/353LI7o

No puedo evitar pensar, actualler, que estos son los dos subalternos de una faena descolorida, la de la política española de nuestros días. 

Tan deteriorada. Tan necesitada de primeros espadas.

Tengo para mi que algunos de los que salieron elegidos en las últimas elecciones empiezan a apuntar maneras. Y también llegan buenas sensaciones de algunos ayuntamientos y autonomías. 

¡Dios quiera que pronto empiecen a cortar orejas! 


TU DÍA ACTUALL

«Su profesora de parvulario le está diciendo que el matrimonio homosexual es ‘súper guay’». Un padre de familia, militar, ha revolucionado las redes con la narración de cómo su hija de tres años sufre el adoctrinamiento LGTBI en el parvulario. «Sí, un papá con otro papá. ¡Es muy guay! / -¿Y mamá? / – Mamá se casa con otra mamá. Así tenemos dos papás y dos mamás, ¡es súper guay!». La noticia, aquí

Libertad de conciencia frente al lobby LGTBI: fueron a por Jack Phillips; ahora, a por Lorie Smith. Lorie Smith es una diseñadora web que se niega, por libertad de concicencia, a realizar páginas de internet orientadas a bodas entre personas del mismo sexo. La Comisión de Derechos Civiles ya inició un caso similar contra el pastelero Jack Philips, que logró defender su libertad de conciencia. La noticia, aquí

Cruda realidad / Disney advierte: sus clásicos contienen “descripciones socialmente anticuadas”, por Candela Sande. Hay un esfuerzo consciente por eliminar el pasado, y de modo muy especial el pasado reciente quizá para que sea imposible establecer comparaciones. El sistema no avisa de lo que va a hacer: mutila, esconde, borra lo que podría hacernos dudar de que vivimos en el mejor de los tiempos posibles. El artículo de opinión en el siguiente enlace

Comentarios

Comentarios