acción-capuchas

Actualler: 

Se llamaba “Protección del estilo de vida europeo”, era una de las flamantes carteras del nuevo ejecutivo de la Comisión Europea y ya no existe. La mataron antes de que pronunciara la primera palabra.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El nuevo comisariado de “Protección del estilo de vida europeo” iba a encargarse de las políticas comunitarias de inmigración, seguridad, empleo y educación. ¡Nada menos!

Pero las cabezas de los progres de todos los partidos empezaron a dar vueltas alrededor de sus cuellos en cuanto se enteraron de que a ese ministerio comunitario iban a bautizarlo como “Protección del estilo de vida europeo”.

Una diputada española de Izquierda Unida, cómo no, empezó a protestar:

  • ¿El modo de vida europeo es dejar morir a miles de personas en el Mediterráneo? ¿Es financiar cárceles en Libia?

¡Diantre! ¡A mi no se me habría ocurrido preguntar si matar embriones es modo de vida europeo! ¿Por qué este empeño progre en convertirlo todo en materia partidista?

Porque cuando el progre olfatea banderas tras las que berrear, no conoce límites. Su empeño en volver a las cavernas es inagotable.

Otra fina analista con escaño, Maite Pagazaurtundúa, de Ciudadanos, cómo no, clamó:

  • La ciudadanía política se basa en la ley y la libertad, es un enorme error que una cartera de la CE se llame Proteger nuestro estilo de vida europeo. 

Y sentenció que “no hay un patrón único de ser europeo”, como si la Comisión hubiera dicho lo contrario con el título, ojo, solo con el título de uno de los comisariados.

Cada vez que me refiero a la actual clase política me duele el corazón. Sé que no debo generalizar. Toda generalización es una forma de racismo, lo sé. Pero es que es difícil encontrar una actividad con más burros sueltos. (Bueno, tal vez entre los periodistas…)

“A medida que el país envejece la política se infantiliza. La eclosión de nuevas redes de comunicación han favorecido discursos simplistas y liderazgos mediáticos que tienen más que ver con el ‘marketing’ que con la cosa pública. 

Sánchez, Casado, Rivera y Pablo Iglesias han pateado durante años muchas tertulias antes de dirigir sus respectivas organizaciones, y eso ha contribuido a que la ‘nueva política’ se haya convertido en un plató de televisión donde prima el espectáculo y la superficialidad.

En 1977, el año de las primeras elecciones democráticas, la edad media de los españoles era de apenas 33,20 años, pero los cuatro dirigentes principales (Suárez, González, Carrillo y Fraga) contaban aquel 15 de junio con una edad media de 48,75 años.

Hoy, con una población diez años más envejecida, los líderes políticos tienen dos años menos que la población.

Adenauer fue nombrado canciller con 73 años, mientras que Churchill, tras la guerra, fue elegido primer ministro con 77 años. El propio Trump llegó a la Casa Blanca con 71 años.

La nueva política, que ha envejecido prematuramente, forma ya parte, sin embargo, de la industria del espectáculo, que por esencia es lo trivial, y que necesita la construcción de enemigos imaginarios para sobrevivir. Se dice a los electores lo que quieren oír con mensajes pueriles, lo que es incompatible con la noción de responsabilidad. El sonajero frente a la argumentación.” (La clase política más infantil de Europa)

La verdad, no creo que la edad sea tan determinante, me consta que hay idiotas con canas y seguro que hay jóvenes brillantes. Pero no hay otra forma de democracia que esta, votarles y elegirlos, y tú decides si sale el tonto o el listo. Quizá por eso a veces la democracia decepciona.

La democracia enferma

En junio pasado Metroscopia publicaba su estudio Metroscopia clima social. El 60 por ciento de los españoles creemos que nuestra democracia no funciona:

Pero no hay otra forma de democracia que esta, según el 80 por ciento de españoles:

http://metroscopia.org/wp-content/uploads/2019/07/Clima_social_Metroscopia_Henneo_Julio2019.pdf

Ignacio Molina es investigador del Real Instituto Elcano:

“El paso hacia una dictadura es mucho más lento que hace unas décadas. El proceso consistiría en la unión de varios factores, como el deterioro progresivo de los derechos civiles, el cuestionamiento del sistema judicial, la pérdida de fuerza de los partidos políticos y un acoso a la prensa.” (Manual para destruir una democracia y que tu país sea una dictadura)

¿Te suena?

Una democracia contra los ciudadanos

Tal vez estaríamos más contentos con el sistema político si algunos no se empeñaran en utilizarlo para lograr el fin más opuesto a la democracia: limitar la libertad, recortar los derechos de los ciudadanos:

“En pleno siglo XXI, si eres varón, la presunción de inocencia, el derecho a un juicio justo, el derecho a la defensa y todas esas «bagatelas» por las que la humanidad ha luchado durante siglos no tienen ningún valor. Es más, en nombre de una «causa suprema y superior», el mero hecho de esgrimirlos como tales te sitúa en la lista ya no de sospechosos, sino de apestados, y te hace acreedor a la condena del anatema mayor: ¡Machista!, que es en este terreno el equivalente al otro gran sambenito: ¡Fascista!”

Pues sí, en nombre de la democracia se recortan derechos por la vía de un ataque a la idea de lo masculino y al ser hombre, una consecuencia más del marxismo inoculado en el pensamiento dominante, basado en la división y el enfrentamiento.

Fracasado el materialismo histórico, su dialéctica y la misión histórica del proletariado, el marxismo ha seguido buscando elementos alternativos a los que agarrarse para sobrevivir. Y así, lo que empezó como el enfrentamiento entre clases ha terminado con el enfrentamiento entre sexos y el enfrentamiento entre el ser humano y la naturaleza, aberraciones intelectuales ambas que, bajo la forma propagandística de feminismo y ecologismo, tiñen la convivencia de división y violencia.

El recorte de derechos y libertades del hombre que está imponiendo el actual feminismo tiene consecuencias funestas, algunas de las cuales ya hemos señalado en el Brief con anterioridad. La situación es especialmente crítica en el sistema educativo, en el que la víctima principal es el género masculino, los niños:

  • Los chicos se suicidan 3,5 veces más que las chicas.
  • Antes de los 15 años los niños duplican a las niñas en centros psiquiátricos y tienen cuatro veces más posibilidades de que se les diagnostiquen problemas emocionales. Los chicos sufren mucho mayor riesgo de padecer esquizofrenia, terrores nocturnos, consumo de drogas y comportamiento asocial.
  • Los chicos tienen seis veces más posibilidades de tener problemas de aprendizaje.

Frente a las gravísimas consecuencias del ataque a los niños por pertenecer al sexo masculino, el acoso feminista sin pruebas a personajes populares parece de menor importancia. Pero no nos engañemos porque cuando el feminismo actual condena sin pruebas a Plácido Domingo está condenando la libertad:

“Ahora que esta neoinquisición, presuntamente liberadora y feminista, está imponiendo sus dictados como doctrina y norma de fe, todos y cada uno, y los que osen contradecirles aún más, estamos cuatro siglos largos después sometidos al riesgo del estigma y la persecución. Cualquiera. Aún más todo aquel que provoque envidia o tenga una cierta notoriedad. La infamia puede caer sobre cualquiera, con independencia de que haya pruebas o no, de inocencia o de culpabilidad. Como le ha caído a Plácido Domingo y por lo que ya ha sido arrojado al cenagal.

Del caso Plácido Domingo, y de lo que hasta el momento se sabe, lo que resulta es estremecedor. Ante todo por su aterradora indefensión. Nueve «denuncias», ocho delaciones anónimas y una que se digna a dar el nombre. 

Una cantante retirada, que exhibía en su perfil, incluso tras su acusación y hasta que ABC lo descubrió y lo retiró velozmente, como gran hito de su carrera el haber cantado junto al gran tenor. 

Ahora anda en el negocio inmobiliario y, ¡casualidad!, va a publicar un libro, y lo que señala como enorme delito es que Plácido Domingo le hizo, ¡hace veinte años!, sin tocarla un pelo, ciertas insinuaciones e intentos de aproximación, a los que ella se negó. ¡Y no hubo más! Ni queja ni declaración por su parte en cuatro largos lustros. Ni ahora denuncia judicial, pero ya está todo el mal hecho. Ya no habrá, en muchos aspectos, marcha atrás.” (La caza de brujos)

Las restricciones a las libertades civiles no se agotan con la inquisición feminista de nuestros días. Al contrario, se extienden a ámbitos cada vez más extensos. En el caso de los grupos de presión sexual, el recorte afecta a todos los ciudadanos, sean hombres o mujeres. 

Así, Carmen Calvo ha prometido a “los colectivos LGTBI una ley estatal en defensa de la diversidad que ofrezca seguridad e igualdad de trato”, como si en España alguna persona corriera el riesgo hoy de ser encarcelada o discriminada por causa de sus apetencias en la cama.

Por el contrario, las leyes LGTB contempladas en España suponen condenas discriminatorias, sanciones que promueven la desigualdad y privilegios arbitrarios que no logran ocultar su carácter de pago por apoyos electorales.

¿Unas nuevas elecciones mejorarán nuestro futuro?

La más que previsible convocatoria electoral tiene una consecuencia inmediata más que favorable: con la disolución de las actuales Cortes morirán las iniciativas parlamentarias destinadas a recortar derechos y libertades democráticas.

Por ejemplo, el PSOE y sus acompañantes habituales se estaban planteando activar el Pacto contra la Violencia de Género aprobado en 2017, que entre otras lindezas consagra que basta con un mero informe de los servicios sociales para que se reconozca a las mujeres como víctimas de violencia intrafamiliar, sin que medie denuncia. 

Es decir, siguiendo las órdenes al pie de la letra de Carmen Calvo, se pretendía eliminar a los jueces a la hora de dictaminar los casos de violencia intrafamiliar. ¿Recuerdas lo del “cuestionamiento del sistema judicial” que hemos citado más arriba, como uno de los cuatro requisitos para convertir una democracia en una dictadura?

Con la disolución de las Cortes concluirán también las iniciativas contra la vida, la eutanasia, la patria potestad de los padres, la educación o los privilegios a los secesionistas.

No es un éxito definitivo, pero es una oportunidad: ¿vamos a votar a partidos que defiendan la libertad sin ningún complejo o a partidos que quieren recortarla?

“Toda esa irritación que la opinión pública vierte contra la clase dirigente en términos hipercríticos carece, a la hora de la verdad, de la motivación suficiente para que los ciudadanos se rectifiquen a sí mismos. 

Dicho de otro modo: que estamos muy cabreados por la situación, pero en el fondo seguimos instalados en un pensamiento sectario, antagónico, que atribuye toda la responsabilidad de cualquier problema al competidor, al adversario, a la encarnación del concepto tribal de «los otros».

Así es nuestra sociología electoral, anclada en tabúes viscerales y en profundos prejuicios, si nos vuelven a convocar nos retrataremos volviendo a elegir a quienes estamos echando la culpa del bloqueo.” (La calle tapiada)

Nos enfrentamos a las cuartas elecciones generales en cuatro años. Empezamos a parecernos demasiado a los italianos. 

Por aquel entonces, hace tan solo cuatro años, Albert Rivera y Pablo Iglesias no aparecían en los debates electorales porque ni Ciudadanos, ni Podemos tenían un solo diputado en el Congreso. Hoy aspiran al gobierno y además contamos con un grupo parlamentario de Vox.

¿Acertaremos esta vez?

La cita

Miquel Porta Perales (a propósito de Karl Popper):

“El futuro del hombre no está determinado, sino que está abierto y es indeterminado. ¿De quién depende? De la libertad y responsabilidad del hombre.”

Y la imagen

J.M. Nieto:

Si hay nuevas elecciones, actualler, ¿sabremos identificar dónde está el voto realmente útil o votaremos en función del miedo al que nos empujen los atizadores de sondeos electorales? 


TU DÍA ACTUALL

HazteOir.org premiará a los argentinos Laje y Márquez por plantar cara al marxismo, al feminismo radical y a la ideología de género. La XVI Edición de los #PremiosHO 2019 se celebrará el 19 de octubre en en el Hotel Hesperia de Madrid. El pasado año, los polémicos autores recorrieron nueve capitales españolas para «desmontar los mitos de la nueva izquierda». Lee la noticia aquí.

 Savater, Marías, Delibes, Lewis y las señoras de rojo sobre fondo gris, por Alfonso Basallo. ¿Qué tienen en común los filósofos Fernando Savater y Julián Marías, el novelista Miguel Delibes y el ensayista C.S. Lewis? Algo más hondo que sus obras o su proyección como personalidades de la cultura: la pérdida de sus respectivas esposas, que convirtieron en emocionantes elegías. La última, “La peor parte” que acaba de publicar Savater. Puedes leer esta opinión en este enlace.

Monseñor Bernardito Auza relevará a Renzo Fratini como nuevo Nuncio Apostólico en España. El Consejo de Ministros aprobó su nombramiento el pasado viernes 13 de septiembre. Sustituirá a Renzo Fratini como el máximo responsable diplomático de la Santa Sede en el Reino de España. Aquí tienes la noticia. La eutanasia en Países Bajos desvela la cultura de la Muerte en Europa. El analista del National Catholic Register, K.V. Turley analiza el caso holandés de una persona con demencia prematura, al que su familia abandonó a los médicos. Se ha abierto una investigación criminal al respecto. Más sobre esto en este enlace.

Comentarios

Comentarios