En 2015 Irak era un campo de batalla, el infierno del Estado Islámico, que secuestraba, torturaba y asesinaba a los cristianos y a todas las minorías religiosas que encontraba a su paso.

A pesar de la situación, un puñado de voluntarios de MasLibres.org, la plataforma para la defensa de la libertad religiosa promovida por HazteOir.org, partieron de España rumbo al Kurdistán iraquí, la tierra de Abraham, el territorio del que los cristianos iraquíes estaban siendo masacrados y expulsados por la yihad. El que ahora está pisando el Papa Francisco.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El objetivo de aquel equipo era ayudar y mostrar su solidaridad con los cristianos perseguidos.

¿El resultado de aquella expedición? Once personas salieron del aeropuerto de Barajas una noche de agosto. Cuando volvieron en septiembre ninguna de ellas era la misma. Quienes fueron a ayudar y a apoyar a las víctimas de la yihad regresaron marcados para siempre por el ejemplo de la fe que nace en la prueba, en la persecución cruenta. 

Los que querían ayudar, fueron auxiliados.

La historia de aquellos días está narrada minuto a minuto a través de estos videos. También en estas fotografías

La llanura de Nínive, el Kurdistán. Irak está en el corazón de HazteOir.org.

El himno

Volvamos a España y recurramos a la ironía que, dicen, es el recurso de los lectores inteligentes.

Convendrás conmigo en que los seres humanos dignos de tal nombre han cantado alguna vez en su vida el himno que a mayor gloria de los pollos compuso jamás mente humana.

Sí, queridísimo queridísima actualler (momento trans del Brief), sí, aquella canción que deberían adoptar como himno las eventuales cabezas pensantes que queden aun en el PP. Dice así:

La gallina turuleca

Ha puesto un huevo

Ha puesto dos

Ha puesto tres

Recuerdas como sigue, ¿verdad? Ha puesto cuatro, ha puesto cinco, etc., etc.

Te brindo aquí acceso al video para que se lo pases (con mucho cariño, espero) a los sufridos casadistas, que vaya semanita han tenido… 

¿Qué le pasa a la derecha de toda la vida? El partido de Sarkozy en Francia, el Partido Republicano (el de los ortodoxos), en Estados Unidos, el PP en España, líos, división, negras perspectivas de futuro… A lo sumo ponen cuatro huevos.

“Cuando me marché entregué un partido y un espacio electoral unido. Lo que ha pasado después, pregúnteselo usted a los que vinieron después.”

Fanfan la Moustache dixit. Así le llama el gran Carlos Rodríguez Braun, y a decir verdad, durante esta semana Fanfan la Moustache ha fanfarroneado bastante acerca de su inmaculado pasado político. 

Pero hoy aparecen nubes oscuras sobre la foto del gran triunfo de Aznar hace 25 años. Rodrigo Rato, Francisco Álvarez Cascos, Mariano Rajoy… la oscuridad de la corrupción del PP.

También la turbia renuncia a los principios que defienden sus votantes y que el partido ha traicionado tantas veces. La rendición del pacto del Majestic. Unidad de España sí, salvo si le conviene a mi partido. La ley del aborto. Derecho a vivir sí, pero si se va a molestar la izquierda miramos para otro lado.

Aznar desató la tormenta en un programa de La Sexta. Y luego Casado ajustó cuentas con el pasado de su partido, expresidentes y sede incluidos. Y así el PP ha vivido su tormentosa semana de penitencia.

J.M. Nieto en ABC (4.3.21)

Casado fue bastante clarito. Pero si rechazas la historia de tu partido, tus antecesores, tus expresidentes, hasta tu sede, ¿para qué seguir con ello? ¿No será más fácil largarse y dejar que todo eso se siga cociendo en su caduca salsa? 

Algo así hemos leído esta semana de alguien que sabe mucho de las interioridades del Partido Popular. Carmen Morodo escribía en La Razón que “el nuevo PP ve al ex presidente [Aznar] como una carga” y los del viejo PP “piensan lo mismo de Rajoy”.

Ante semejante panorama, Pablo Casado, si ambos te sobran, ¿para qué cargar con ellos?

“Para el nuevo PP, el ex presidente Aznar es una carga, que «vive en una realidad paralela porque no ha asumido que ya no suma, sino que sólo resta». Esto se escucha en el entorno de Pablo Casado.

Aznar ni siquiera convence ya al nuevo PP con sus tesis sobre el 11-M.” (Carmen Morodo: El PP sí liga a Aznar con la caja B)

La actual cúpula del PP ha reaccionado contra José María Aznar tras la entrevista del expresidente en La Sexta, el pasado domingo. De repente saltan las peores insinuaciones desde la propia sede repudiada de los populares más recientes: Aznar, la caja B… De fondo suena la sintonía de Bárcenas. Y en primer plano, la incertidumbre. 

Infracciones Cayetana

En paralelo, el Grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados modifica su código de funcionamiento y pasa a considerar infracciones muy graves de los estatutos del partido los siguientes comportamientos: 

“La manifiesta deslealtad al partido, entendida como toda acción que pueda perjudicar su interés general”.

“La desobediencia a las instrucciones o directrices que emanen de los órganos de representación del partido, siempre acordes a los estatutos”.

“Toda manifestación o declaración hecha con publicidad que incite al incumplimiento o descalificación de las decisiones democráticamente adoptadas por el partido”.

Traducción de este floripondio: código de conducta del PP para aplicar a Cayetana Álvarez de Toledo. Y de paso, culiparlantes, quedan todos ustedes avisados… 

(Nota para la generación postransición: un gran periodista, Víctor Márquez Reviriego, denominaba “culiparlantes” a aquellos diputados cuya única actividad conocida era apretar el botón de votar lo que manda el partido y como mucho, hablar con sus propias posaderas.)

Así que tenemos nuevo código de conducta emitido durante la guerra civil pepera. La necesaria democratización de los partidos políticos, al guano. Como la transparencia, o las elecciones primarias, que tanto defendió Casado… hasta que salió elegido.

Y mientras el Partido Popular vive su guerra civil, en Moncloa los frigoríficos rebosan cajas de champán.

Horizonte Vox 

Una personalidad destacada en el PP, famoso por sus aciertos a la hora de pronosticar el futuro político, Jaime Mayor Oreja, denuncia que su partido “está en decadencia” e incluso en “riesgo de extinción” y lo hace con extraordinaria dureza y gran claridad:

“Aznar asumió que el objeto social del PP era unir, sumar y sintetizar el centro derecha. Si el PP de ahora no entiende que su función social no es esa, pierde su objeto social, llega la crisis y puede llevar a la desaparición como le pasó a UCD. Si lo que hace el PP es caracterizarse en hacer cordones sanitarios contra el centro derecha, su función social desaparece. 

El proyecto alternativo al frente popular no se puede hacer sin Vox, que ha nacido porque el PP no se proporcionaba a mucha gente tranquilidad. La base social de Vox y PP son parecidas aunque los dirigentes sean distintos. Es aquí donde hay que plantear una alternativa al frente popular.“ (“Hay que sumar para ganar en las urnas al frente popular de la revancha y el rencor”)

En medio de esta refriega empiezan a aparecer las voces que piden que Partido Popular y Vox converjan

“Los dos partidos de la derecha tienen la obligación de converger asumiendo cada uno su papel, diciendo con claridad que van a colaborar desde la responsabilidad y la cercanía para evitar que el adversario común campe a sus anchas. 

El resto, las mociones de censura para que el otro se retrate, o los insultos y descalificaciones absurdas, es incumplir el compromiso con la otra España, y dejar el porvenir del país al bloque de socialcomunistas y nacionalistas.” (Jorge Vilches: La convergencia del PP y Vox)

La forma que adquiera la convergencia varía de un analista a otro, pero en el fondo todos señalan en la misma dirección:

“En ausencia de un liderazgo claro en la derecha, la única opción para ganar es pactar en las 30 circunscripciones pequeñas, Cataluña, País Vasco, Navarra y el Senado.” (José Antonio Vera: Divide y Vencerás)

La pregunta es: ¿quién ha de liderar esta convergencia? Porque no está nada claro que Pablo Casado esté liderando su partido.

Para justificarse, el actual presidente del PP apela a sus predecesores y habla de 7 años en la oposición y 2 derrotas electorales antes de llegar a Moncloa.

¿De verdad ese es el argumento para seguir liderando la oposición? ¿Ese es el plan? A demasiados, semejante barbaridad nos suena a insulto a la inteligencia. Nos suena a facilitar el fin del sistema constitucional y de la democracia liberal.

En su encuentro este martes en el Aula de Liderazgo del Instituto Atlántico de Gobierno, Aznar concluyó:

“Cuando se tiene la responsabilidad de ser uno de los actores de la política española, hay que marcar el camino, definir la estrategia y tomar decisiones.”

Sí, suena a sentencia. Y seguramente lo es. El problema es que la solución Aznar, la alternativa al brujuleo de Pablo Casado, la alternativa que quieren los dos bandos enfrentados en la guerra civil del PP, es precisamente más Casado, es decir, más Feijóo, más Juanma Moreno, más “centrismo”, que es como llaman en el PP a renunciar a la batalla de las ideas… 

No hay dos ideas enfrentadas en esta guerra civil del Partido Popular. Hay tan solo un bloque, monolítico, que ha fracasado durante décadas, ese en el que están instalados todos los dirigentes, barones y demás cargos electos. Y enfrente, que se sepa hasta la fecha, solo se escucha (y a ratos) la voz de Cayetana Álvarez de Toledo. 

Rara guerra civil esta que enfrenta a todos con uno solo, un frente compacto ahíto de derrotas, que tiene delante a la única y última bandera ideológica del PP.

Te propongo una porra: ganarán ellos, el bloque del centro-derrotable. Pero triunfará la señora de la bandera. Aunque eso ya no lo decidirá la dirección del PP. 

Bueno, pues ya, venga, haya paz. Y para terminar, un regalito dominical, que no todo van a ser noticias lúgubres…

Así es en la realidad esto de los progres, la izquierda, los antisistema y toda la morralla: más periodistas que activistas, más policías que manifestantes. 

Son cuatro gatos. ¡A ver si apagamos ya la tele y nos enteramos de una vez!

Comentarios

Comentarios

Jamás pensé que uno pudiera ganarse la vida hablando de la vida de los otros, así que sigo creyendo que no soy un periodista. Dicen que éste, el segundo oficio más viejo del mundo (el que estás pensando es el tercero), se ha profesionalizado. Yo me dedico a intentar disimularlo. Este es mi blog http://mvidalsantos.tumblr.com/