¡Hola, actualler!

Ahora que no hay Franco que desenterrar, ¿qué diantre hacemos? 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De momento, volver a clase tras un largo recreo.

En el patio han corrido unos tras otros, se han peleado, han jugado al escondite y se han dicho de todo.

Pero de regreso a clase han decidido que parezca un accidente.

Ya ha empezado el baile de una legislatura incierta, otra más. De un lado el PSOE y sus varios desvergonzados satélites (aunque a estas alturas no sé quién es luna de quién: si Podemos del PSOE, o al revés).

Del otro, el PP y… ¿lo que se pueda estar fraguando tras esas siglas?

Los que se odian de todo corazón se juran ahora fidelidad eterna en los salones del Congreso. Pero el tufillo a cuerno se aprecia desde la fuente de Neptuno.

Y los que se quedaron con las ganas preparan el cepo para Inesita.

Mientras tanto, en tu bolsillo…

El agujero ha empezado a crecer. Ese por el que se escurre tu dinero. Es cada vez más grande desde que, a mediodía de ayer, se conoció El Arrumaco.

La bolsa empezó a bajar. Con lo majo que pintaba el otoño con sus accioncitas y sus ibexitos bien callados para no molestar al que manda.

Hacienda empezó a frotarse las manos pensando en el subidón de impuestos con el que va a castigarnos por no haber votado suficientemente a los amantes de Teruel. Digo, de Moncloa. 

En la sede de la CEOE empezaron a dudar entre llamar a los bomberos o arrojarse por las ventanas, mientras los sindicalistas descorchaban botellas para celebrar la vuelta de CCOO y UGT a la cima del poder.

Punto 1 de El Arrumaco:

“Consolidar el crecimiento y la creación de empleo. Combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.” (Este es el preacuerdo alcanzado por PSOE y Unidas Podemos)

Traducción: ya no te libras ni aunque te empieces a zurcir ahora mismo el bolsillo.

Punto 2 de El Arrumaco:

“Blindaje de las pensiones de nuestros mayores: asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y su revalorización conforme al coste de la vida. La vivienda como derecho y no como mera mercancía.”

Traducción: el sistema de pensiones no quebrará en 2030, como predicen tantos expertos. Lo hará en cuantico terminen de achucharse.

Punto 4:

“Facilitar desde la Administración las bases para la creación de riqueza, bienestar y empleo.”

Traducción: hundiremos las empresas a base de impuestos y regulaciones y así el Estado podrá convertirse por fin en el único patrón. 

Luego siguen las lindezas “sociales” habituales:

“Proteger los servicios públicos, especialmente la educación.”

Lo que significa que pasaremos del adoctrinamiento de los niños en las aulas a la formación del espíritu nacionalsocialista.

“La garantía de un trato digno a los animales.”

¿Recuerdas aquel lince de cuando la Conferencia Episcopal hacía propaganda contra el aborto?

Y así más o menos con todo.

El contenedor

¿Lo peor? Sin apenas tiempo de reflexión, con El Arrumaco todavía arrancando las sonrisas de los buitres en las imágenes en directo de la tele, no sabría elegir entre tanta basura.

¿Quizá lo peor es el hecho de que España va a dejar de ser una nación en los próximos meses para convertirse en un contenedor de naciones? Rafael Bardají anuncia que «la batalla por España ha empezado de verdad ahora«.

Y a eso la izquierda lo llama “plurinacionalidad”. Tú y yo lo llamaríamos… ¡eso mismo!

¿Qué hay tras un político?

A ver, como si fuera una encuesta. Detrás de un buen político siempre debe haber:

  1. ¿Una idea?
  2. ¿O un asesor?

Desde mediodía de ayer, el aspirante a presidente del Gobierno tiene detrás a un asesor y a un comunista tuneado. El primero siempre va muy aseado.

Que no quede ni rastro

Todos los manuales tipo Cómo arruinar un partido más rápido que Albert Rivera, comparten una misma lección: la que dice que en las coaliciones de Gobierno,el partido minoritario termina perdiéndolo todo. Siempre.

Muchos confiamos en que El Arrumaco rompa esa ley y termine con ambos socios, no solo con la banda de Iglesias. De hecho creo que existen bastantes posibilidades de que del PSOE y de Podemos no quede ni rastro si llegan a ejercer de Gobierno.

Aunque igual queda alguna brizna de inteligencia en el partido de Sánchez y alguno de esos barones que suelen presumir de patriotismo da el paso al frente y encabeza desde dentro el rechazo a tan siniestra coalición.

No creo que suceda porque los patriotas del PSOE son una banda de cobardes, pero…

Hasta el momento han anunciado que quieren gobernar juntitos. ¿Qué más? Que se querrán mucho. Y poco más.

Mientras tanto muchos dentro y fuera de España se preguntan cómo un partido que encaja aparentemente con los estándares europeos, como el PSOE, abre la puerta de la quinta economía de la UE a un grupo antisistema neocomunista.

Porque España no es la Grecia del 2009. En los años 30 el PSOE pudo hacer coaliciones de este tipo. Está por ver cuánto pueden durar en 2019.

En cuanto a los manuales de Cómo convertir a la izquierda en la fuerza reaccionaria más casposa, los protagonistas de El Arrumaco brillan con luz propia:

“PSOE y Podemos las han abandonado [a las clases populares], convencidos de que lo que preocupa a estas no es el paro, los impuestos, la delincuencia, la posibilidad de que un criminal okupe su casa o la ruptura de su país, sino el lenguaje inclusivo, el feminismo interseccional, Greta Thunberg, los 57 géneros sexuales de las gallinas y la imposición en las escuelas del dialecto medieval de los cabreros de su pueblo.

Lo raro es que esas clases populares no hayan corrido ya a gorrazos a esos pijos caviar de manos suaves y maneras jesuitas que se solidarizan con las trabajadoras de la limpieza, tan icónicas ellas, mientras desprecian y humillan a esa otra clase obrera que, vestida de guardia civil o de policía nacional, protege la puerta de sus mansiones con piscina y se juega la vida frente a los mismos fascistas, estos sí reales, con los que ellos se solidarizan en Cataluña y el País Vasco.” (Cristian Campos: Demagogo sí come demagogo)

La Constitución rota

A lo que en realidad nos enfrentamos estos días no es tanto a un eventual Gobierno que nos garantiza la plena destrucción de la convivencia y de la prosperidad, sino a una profunda crisis del sistema constitucional. 

El universo político nacido de la Transición anda moribundeando desde la crisis del 2008, punto de partida (que no causa) de todos los terremotos políticos de nuestros días.

No va más. La Constitución está infestada de las minas que los partidos políticos han ido enterrando en elladurante los últimos veinte años:

“España se halla ante la más profunda crisis «constitucionalista» desde 1978. Más allá de las dificultades ideológicas y partidistas para la conformación de un Gobierno solvente, la revisión del espíritu de la Transición es un hecho. La España social ha cambiado.” (Manuel Marín: Las 10 claves de la noche electoral)

De aquellos polvos, estos arrumacos. 

Si votarais como Dios manda…

Volvamos a la derecha pepera y uno de sus dogmas favoritos en estas horas de achuchones prelegislativos: ha ganado el PSOE porque no quisisteis España Suma.

“De haber sido aceptada, la propuesta de Casado de crear «España suma» dibujaría ahora mismo otra situación bien distinta. Los tres partidos –PP, Vox y Ciudadanos– representarían la voluntad de más de diez millones de personas, y seguramente tendrían mayoría absoluta.” (Bieito Rubido: El tercer hombre)

¿Por qué piensa la derecha nostálgica de los tiempos del voto tapándote la nariz, que de haber concurrido en la misma candidatura PP, Cs y Vox, uno les hubiera votado?

Los millones de ciudadanos que votaron Vox, ¿hubieran votado España Suma sabiendo que el motor de la coalición era el PP? Tengo muy serias dudas.

Más bien aventuro que hubieran visto la coalición de Vox con el PP como una traición, y quizá le habrían dado la espalda.

El cepo

El nunca amable (ese aire de envidioso resentido…) y a menudo brillante Arcadi Espada califica el discurso de despedida de Albert Rivera de aniñado y narciso

Y tras tal lindeza, le ha atizado hasta aburrirse:

“Nos enteramos que Albert Rivera quiere volver a la Caixa. Rivera rehuyó siempre el talento. Solo supo convivir con burócratas y aprendices: gentes capaces de atender a su carácter algo maníaco, dispuestas a retóricas tan sonrojantes como la organización del pasillo fúnebre que precedió a su discurso de evasión. Albert Rivera recordó cómo fue elegido presidente de Ciudadanos no por sus méritos sino por el orden alfabético. Méritos los tuvo. Hasta que la situación le exigió hacer frases más largas con el alfabeto.” (Arcadi Espada: Albert Rivera, hacia la felicidad caniche)

Es un clamor político y mediático unánime: Inés Arrimadas será la próxima presidenta de Ciudadanos. Y parece lógico, ¿verdad? Arrimadas es la única dirigente de ese partido que ha ganado unas elecciones, las regionales de Cataluña en 2017. Y por cierto, ese fue el principio del fin de su partido. 

Un partido que ya está muerto. Aunque dicen que el difunto es a menudo el último en enterarse.

Un análisis sobre el entierro, con la particularidad de que está escrito antes del deceso:

“Ciudadanos ha cometido errores. Entre ellos dos especialmente sangrantes. El primero, creer que el cáncer español es el nacionalismo periférico, cuando este es sólo un síntoma del verdadero mal: la hegemonía del pensamiento socialdemócrata que sólo puede ser desafiada asumiendo tu destierro civil hacia los márgenes del sistema. 

Es eso que Santiago Abascal llama «el consenso progre» y que ha resultado ser una mezcla de marxismo cultural y sentimentalismo bobo de clase media con el grifo de las lágrimas fácil y el instinto de autodefensa castrado por las modas adolescentes de la generación más sociológicamente totalitaria desde la II Guerra Mundial.” (Cristian Campos: Ciudadanos puede salir ganando este domingo)

Inés, heredera de Albert Rivera. ¿Por qué tengo la sensación de que ella también está deseando dejar la política?

Sin embargo dicen que podría estar sucediendo todo lo contrario.

¿El PP quiere hacer un houdini?

Desaparecer o disfrazarse. ¿Algo así podría estar sucediendo en los despachos de la sede del PP?

Hay quien dice y escribe que por las cabezas de algunos ppeperos ronda la idea de cambiar el nombre, las siglas, las caras y hasta… 

Imagina el escenario: 

  • De fondo, en lugar de la estilizada gaviota azul y las letras PP, un enorme “España Suma”. ¿De color rojo tal vez?
  • Y ante el atril Pablo Casado, a un lado Inés Arrimadas y al otro Rosa Díez.

¿Imposible?

“El objetivo último de Pablo Casado es la ‘refundición’ del amplio espectro de centroderecha. El PP ya trabaja con la idea de una fusión con Ciudadanos ‘a medio plazo’. Y no sólo eso: dirigentes ‘populares’ afirman haber mantenido incluso reuniones informales con Inés Arrimadas.” (El PP dice haberse reunido con Arrimadas para fusionarse con Ciudadanos y ella lo desmiente «absolutamente”)

Ciudadanos lo niega todo. ¡Por supuesto! ¿Pero les queda alguna alternativa?

La cita

Joaquín Torra, golpista en libertad:

“Si decimos que lo volveremos a hacer es que queremos practicar el derecho a la autodeterminación. Y eso lo más pronto posible. Creo que es viable volver a validar la independencia antes de que se acabe esta legislatura.”

Y la imagen

En esta ocasión por partida doble, porque no me resisto a compartir contigo las dos ilustraciones del mejor analista de la actualidad política española, el gran José María Nieto:

https://bit.ly/2O7CPmF

https://bit.ly/2KgNWIO

Actualler, me pregunto si quienes han pintado el paisaje político que vivimos pueden ser la solución.

¿Dónde está escrito que quien causa el problema es quien puede resolverlo? 

Mejor hubiera sido que Sánchez, Casado e Iglesias desaparecieran y acudieran otros a la cita de la reconstrucción de nuestra vida colectiva. 

Rivera se dio cuenta. Pero el resto del vagón no piensa evacuarlo. Por ello volveremos a trincheras más gordas que las de los tiempos de ZP. 

Y te recuerdo que no solo sobrevivimos sino queterminamos echándole.

Así que…  


TU DÍA ACTUALL

CitizenGO felicita a Bolivia tras la dimisión de Evo Morales. Luis Losada: “El artículo 168 de la Constitución Boliviana es una garantía constitucional para evitar tentaciones totalitarias”. Losada: “La victoria se debió principalmente a la presión de la OEA y del grupo de Lima y a la fortaleza de la oposición. Pero estoy seguro que nuestra campaña ayudó”. La noticia en el siguiente enlace

Cruda realidad / Los verdaderos responsables del avance de Vox. La verdad de verdad es que Vox es algo bastante menos excitante que un partido fascista. El típico votante de derecha es un tipo civilizado y amante del orden. Que Vox no es nada de esto es fácil de comprobar. Son demócratas y nada de lo que proponen hubiera llamado la atención hace unos años. El artículo de opinión de Candela Snade, aquí.

Golpe de Estado en Bolivia, por José Carlos Rodríguez. Los antidemócratas, denuncian ahora un golpe de Estado, que consiste en que el Ejército no quiere actuar contra su propio pueblo. Temen que el ejemplo de Bolivia sirva en Venezuela y Nicaragua. A los antidemócratas, en última instancia, sólo les vale el golpe de Estado permanente. El artículo de opinión en el siguiente enlace.

Comentarios

Comentarios