Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / EFE
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España. / EFE

¡Buenos días, actuallers !

España vive sin vivir en sí, pendiente de lo que anuncie el presidente Pedro Sánchez tras la reunión del Consejo de Ministros de este viernes. La derrota parlamentaria de los Presupuestos ha precipitado el fin de la legislatura, según todos los observadores. Fin de trayecto, c’est fini, sanseacabó.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

¿Seguro?

Olvidan que el presidente Sánchez presenta el próximo martes en Madrid su flamante libro, Manual de resistencia, escrito a cuatro manos con Irene Lozano, la secretaria de Estado de España Global (¡y olé!). ¿Cómo va a tirar la toalla cuatro días antes de firmar ejemplares de su Manual de resistencia en la tienda de El Corte Inglés (o en la La Central, que es más moderna)?

Pedro Sánchez es muy capaz de quedarse en La Moncloa y llamar a los de la Plataforma Anti-Desahucios para que se encadenen a las puertas del palacio cuando venga el cerrajero con la orden de desalojo. Los medios españoles van como pollos sin cabezas tras la exclusiva de la fecha mágica: unos dicen que el presidente Sánchez anunciará este viernes elecciones generales para el 28 de abril; otros, que serán el super-domingo 26 de mayo; otros, que en otoño; los más audaces, que nunca.

Por favor, presidente, quédese si quiere, pero acabe con este sinvivir.


TU DÍA ACTUALL

El debate del aborto en España. La portavoz de la plataforma pro-vida Gádor Joya ha pedido a PP y Vox que deroguen la ley de plazos de 2010.

¿Las familias? Mal, gracias. El profesor Francisco José Contreras analizael programa sobre la familia del nuevo Gobierno andaluz.

Mujeres de ciencia. Candela Sande comenta la iniciativa del Día Internacional de la Ciencia.

China, el león que despierta. María Isabel Moreno analiza el nuevo papel de una China convertida en súper-potencia global, “la única capaz de hacer frente a los Estados Unidos”.


CARTA DEL DÍA

Por alguna extraña razón 

Por alguna extraña razón, manifestarse favorable al aborto resulta en Occidente la marca incuestionable de ser alguien progresista, moderado y respetable. Por alguna extraña razón, las manipulaciones que contaminan los argumentos de un asunto tan transcendente como éste, se han asimilado como irrefutables verdades sin posibilidad apenas de someterlas a debate. Lo acabamos de comprobar con las reacciones a un comentario de Pablo Casado (PP) proponiendo tímidamente volver a la Ley de supuestos de 1985, frente a la actual Ley de plazos del 2010. Aunque en realidad la aplicación de una u otra ley han ofrecido similares resultados letales (unos cien mil abortos cada año en España), la mera propuesta de Casado enseguida ha generado encendidas críticas, desde Albert Rivera (Cs) hasta toda la izquierda y el feminismo más rabioso, que hacen del abortismo una de sus fundamentales banderas identitarias. Y es que, por alguna extraña razón, todo lo que implique facilitar algo tan terrible como es que las madres eliminen a sus hijos antes de nacer, nos lo han vendido como el mayor (y más paradójico) símbolo de un avanzado progreso humano. Pero también es cierto que, cuando se observan los «valores» que van imponiéndose en ese progreso, no resulta tan extraño.

Miguel Ángel Loma Pérez

El debate del aborto

No nos engañemos: el PP no va a derogar la ley del Aborto. Solo quiere volver a los tres supuestos que ya era un coladero.

Aparte el PP ha asumido la ideología de Genero. ( para Maroto un botón de muestra que estaba y esta ), no quita la inmersión linguistica, 

No va a cambiar la Ley electoral por la que estamos dirigidos por independentistas, la independencia judicial, el insostenible sistema corrupto y desigual de las Autonomías, etc. etc. 

Si es verdad que Casado quisiera regenerarlo, más fácil lo tiene, pasándose a Vox y tener de socios a lo que era lo mejor del PP, y no seguir con los mismos que lo han hundido. Si de verdad quiere a una España de Principios que abandone ese barco corrompido y se sume a Vox.

Alberto P.

Una réplica 

Quiero referirme a la carta de don Alfonso de Orendaín, publicada como respuesta a una mía del día anterior.

Señor De Orendaín, se equivoca usted: ni soy socialista (no me identifico del todo con ningún partido) ni soy católica, aunque sí profunda creyente. Creo que no leyó bien mi carta. No hacía falta que me diera una lista de socialistas malos y de socialistas menos malos, porque no se trata de eso. Y, además, todos los partidos tienen trapos sucios. Se trata de que estoy harta del odio que hay en España por parte de una mitad hacia la otra, y que es deprimente. El desprecio y el odio son horribles, vengan de donde vengan, y tienen agarrotado a este país. Ese era el sentido de mi carta.

Por cierto, pienso que la suya carecía totalmente de objetividad al ver sólo la paja (o la viga, me da igual) en el ojo ajeno. Muy típico también, y así no iremos a ninguna parte.

Un saludo.

María J. Ibor

Envíame noticias, correcciones y sugerencias a [email protected]. Descubre más historias en Actuall, únete a nuestra conversación en Twittery Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios