Mariano Rajoy en la Comunidad Valenciana
Mariano Rajoy saluda a vecinos de Alfafar, donde se reunió con la plataforma de la educación concertada en la Comunidad Valenciana. (Fotografía: Manuel Bruque / EFE)

¿Qué se siente al hablar de valores? Es una buena pregunta para hacérsela a Mariano Rajoy y Angela Merkel, que este miércoles tomaron partido por la libertad de enseñanza y el control del multiculturalismo, respectivamente, y no les ha dado una urticaria ni se ha desplomado el euro.

En la Comunidad Valenciana, Rajoy se alineó con la causa de las familias de los colegios concertados –católicos, fundamentalmente–, frente a los planes del Consell de reducir el número de aulas, suprimir las cuotas voluntarias y cambiar las reglas de admisión de nuevos alumnos para eliminar del todo el –ya de por sí– estrecho margen de autonomía de los centros. Una reforma con carga ideológica que persigue asfixiar a los colegios privados, según la Mesa por la Educación en Libertad, la plataforma de familias, colegios y el sindicato USO, a la que se ha unido el PP. El pasado fin de semana hubo una manifestación multitudinaria que dejó con el pie cambiado al Gobierno del PSOE y Compromís –apoyado por Podemos–. La imagen del centro de Valencia abarrotado de descontentos oficializaba el primer gran conflicto de la etapa de Ximo Puig al frente del Consell; una escena de lo más inoportuna para el PSOE, en vísperas de unas elecciones generales.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Rajoy ha olido el puchero y acudió puntual este miércoles a sentarse a la mesa. El presidente en funciones, y candidato del PP, denunció “un ataque a la libertad educativa”, que “está recogida en la Constitución española y es algo consustancial al ser humano”. Rajoy, hablando de libertad de enseñanza. Rajoy, invocando valores conservadores. Rajoy, dirigiendo un mensaje reconocible por los votantes del PP de toda la vida. ¿A que es casi conmovedor?

Hay 225.000 ninos y ninas que estudian en colegios concertados de la Comunidad Valenciana. Multiplica por dos, para calcular el número de padres. Suma a los abuelos. Tendrás una bonita cifra de adultos con derecho a voto el próximo 26 de junio, en una región que es clave para los intereses del PP. Nadie dijo que los principios no puedan alinearse con la calculadora electoral una vez en la vida, como el paso de un cometa por el cielo.

Y mientras tanto, en Berlín… Angela Merkel lanzó el proyecto de ley sobre la integración de los inmigrantes, con la que pretende recordar a su electorado que sigue siendo una de los suyos. El borrador, que aún tiene que pasar por el Parlamento, prevé que el aprendizaje del alemán sea obligatorio para los nuevos residentes extranjeros, que tendrán que asistir a clases y examinarse de valores alemanes. La iniciativa persigue reconciliarse con un electorado furioso por la gestión de la presión migratoria y contener el ascenso de Alternativa por Alemania, el nuevo partido que está sintonizando con ese malestar. Era, además, una demanda de los Cristiano Demócratas, el Sindicato Social Cristiano, y hasta del Partido Socialdemócrata, socio de la CDU en la coalición de gobierno. El líder del SPD, Sigmar Gabriel, compareció junto a Angela Merkel para presentar el proyecto.

En la campaña electoral de 2008, cuando Rajoy propuso que los inmigrantes recibieran clases de Historia de España, el PSOE de Zapatero puso el grito en el cielo y el PP se apresuró a retirarlo. Parece que Pedro Sánchez, ocho años después, tampoco está por la labor. Y pedirle a Rajoy una alternativa al multiculturalismo, después del chute de valores que se dio en la Comunidad Valenciana, quizá sea excesivo por tu parte.

[Con información de Politico Europe, ABC y El País, en inglés y en español]

Pasa a la acción: Miles de familias de la Comunidad Valenciana se manifestaron el pasado fin de semana para defender la libertad de enseñanza, un derecho fundamental reconocido por la Constitución. Puedes apoyarlas firmando esta petición dirigida al Defensor del Pueblo de la Comunidad Valenciana. Ya han conseguido reunir más de 24.000 firmas. Si te unes, tendrán más fuerza.

Hoy jueves atentos a…

Cumbre del G7 en Japón. Los líderes de las democracias más industrializadas del mundo discutirán sobre las amenazas a la seguridad y las opciones para reactivar la economía mundial. Japón es partidario de inyectar estímulos desde el Estado, mientras que Alemania defiende que haya más reformas estructurales. Esta recapitulación de Asian Review es una buena guía para seguir la reunión. [Nikkei Asian Review, en inglés]

Con voz propia

“Los centros abortistas saben que el aborto es menos popular que nunca, desde la sentencia del caso Roe vs. Wade [1973]. Las clínicas están cerrando, y la tasa de aborto está descendiendo. Los acólitos del aborto inundan los espacios de la Opinión Pública con imágenes en las que grupos de mujeres celebran colectivamente los abortos como si fueran verdaderamente un evento positivo de la vida. No es más que instinto de preservación de la industria.”

“Excepto que, para 1,8 millones de mujeres [se refiere al 10% de casos en los que una mujer sufre daños en su salud mental después de someterse a un aborto, según este estudio de Priscilla Coleman, publicado en British Journal of Psychiatry, 2011] esta juerga grotesca por abortar un hijo contrasta con su propia realidad. Ellas no se sienten unidas por su aborto, se sienten aisladas, y la retórica abortista que les anima a sentirse bien agrava aún más su pena y daña su recuperación.”

A.D.P. Efferson, “Do Pro-Abortion Rethoric Harm Women?” [“¿Daña a las mujeres la retórica abortista?”], en The Federalist,  25 de mayo de 2016. [Traducción amateur de los editores del Brief de Actuall]

Qué está pasando

Once estados impugnan la directiva de Obama sobre baños transgénero. Presentaron una demanda en defensa de su autonomía para proteger el derecho a la privacidad, frente al intento de la Administración federal de imponer el uso de los cuartos de baño y los vestuarios públicos de acuerdo con la “identidad de género” subjetiva. [ Actuall, The New York Times, en español y en inglés ]

Un ataque suicida mata a diez funcionarios en Kabul. Al menos diez personas, funcionarios de un juzgado de Kabul, murieron por un ataque suicida contra el autobús que los llevaba a sus oficinas, según informó el Gobierno de Afganistan. El terrorismo talibán se atribuyó la autoría. [ Reuters, en inglés ]

Clinton promete poner el aborto en el centro de su agenda internacional. La candidata grabó un vídeo para una reunión feminista en Dinamarca, en el que afirmó que “la igualdad de género, incluidos los derechos sexuales y reproductivos, deben ser una prioridad absoluta” en la asignación de fondos de ayuda al desarrollo por la ONU. [ LifeSite News, en inglés ]

Los imprescindibles de Actuall

“La Iglesia no puede aceptar la dictadura de Obama”. El cardenal Robert Sarah matiza, inmediatamente, que él “no puede juzgar si Obama es un dictador”, aunque remarca que es inaceptable el chantaje de su Gobierno a los hospitales católicos de los Estados Unidos para obligarles a practicar abortos. El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha intervenido en un evento de la Universidad Católica de Ávila, donde ha atendido brevemente a la Redacción de Actuall.

Las lágrimas de un héroe. El doctor Biscet fue encarcelado por un régimen dictador y comunista que no toleró que denunciara los ataques contra el derecho a la vida que su Gobierno estaba permitiendo. Gádor Joya presentó al doctor Biscet durante su encuentro del pasado lunes con voluntarios provida, en Madrid. La portavoz de Derecho a Vivir le dedica este artículo.

La ruleta rusa de Mariano Rajoy. El croupier de esta original ruleta española se llama Mariano Rajoy –escribe Carlos López Díaz en su columna de esta semana. Con su temeraria política de medios de comunicación, ha permitido que Pablo Iglesias pudiera dar el salto de las tertulias a la política.

Correspondencia

De: Dra. M. Cruz García Torralbo

A: info@actuall.com

Asunto: Impuestos

Estimado amigo: 

Me resulta imposible admitir, por lo exagerada, la idea de que trabajamos para que «se lo quede el Estado». Pese a su «voracidad», quiero creer y creo –que diría el otro– que mis impuestos no son para que el Estado me haga sufrir sádicamente quedándose con parte de mi trabajo, sino que entiendo que luego tengo la compensación de poder moverme por carreteras algo mejor que las de antaño, disponer de hospitales cuando caigo enferma, ver que mis hijos tienen un buen colegio, concertado o público, que la gente sin empleo puede tener una ayuda más o menos importante, y que los pensionistas cobran su pensión a finales de mes. 

Otra cosa es que los impuestos no me hagan gracia o que quizás sean excesivos, pero no me siento particularmente atacada por lo que me descuentan a finales de mes ni por el IVA que pago cuando adquiero o vendo algo. 

Es muy triste sentirse exprimidos por el Estado, y ese parecer suscita formas inagotables de intentar escapar al fisco, lo que alimenta a la bicha de la corrupción y sus múltiples caras, estafas, fraudes, blanqueo, evasión, etc, etc. Una mentalidad más positiva de la participación de cada uno en las cosas públicas nos crearía sentimientos de posesión y de defensa de lo común. Algo que se podría promover desde los medios y no propiciar el descontento. 

Atentamente, 

Dra. MªCruz García Torralbo

Feliz día por delante. Envíanos noticias, comentarios y un kit del manifestante conservador para el presidente Rajoy, a info@actuall.com.

¡Hasta mañana!

La Redacción de Actuall.

Comentarios

Comentarios