Pablo Casado (PP); Santiago Abascal (Vox) y Albert Rivera (Ciudadanos).
Pablo Casado (PP); Santiago Abascal (Vox) y Albert Rivera (Ciudadanos).

¡Buenos días, actuallers!

La democracia española ha vuelto a entrar en combustíón por la crisis en Cataluña. El Gobierno de Pedro Sánchez ha aceptado incluir a un mediador internacional –“relator” o “notario”, lo han llamado, alternativamente, desde La Moncloa– en el diálogo entre partidos en Cataluña.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según la vicepresidenta, Carmen Calvo, que lo ve como algo normal, el mediador se limitará a tomar nota y levantar acta de lo que hablen el PSOE, Esquerra Republicana y el PDcat cuando se reúnan para hablar de una salida a la cuestión independentista en Cataluña.

La exigencia de un mediador internacional entre el Gobierno de España y la Generalidad es un viejo estribillo de los independentistas. Y este miércoles se ha sabido que, además, venía en el punto número 3 del documento de 21 condiciones que el presidente catalán, Quim Torra, entregó al presidente Sánchez en su última reunión en diciembre.

El Gobierno necesita a los independentistas para sacar adelante la ley de Presupuestos. La aceptación de un mediador internacional entre España y Cataluña debe interpretarse en el contexto del interés personal del presidente Sánchez por aguantar en el poder, como sea, hasta 2020. Para conseguirlo, no ha dudado en entregar el trofeo de una mediación internacional a los independentistas catalanes, que es como admitir, de facto, que España y Cataluña son dos Estados distintos, que hablan en pie de igualdad, y que el Estado español necesita de una supervisión para hablar consigo mismo  –pues, no otra cosa que Estado español es una Comunidad Autónoma.

Para el PP, Ciudadanos y Vox, el presidente Sánchez ha traspasado una línea prohibida que pone en peligro la democracia y la unidad de España. Han convocado una manifestación para este domingo en Madrid. El objetivo: pedir al presidente que convoque elecciones generales inmediatas.

Otra vez las llamas del incendio catalán, que no se extingue y amenaza con consumir la democracia española.

Fe de error. En la edición anterior de este boletín, al recoger la reacción de la asociación española HazteOirg a la revocación de su declaración de utilidad pública por el Gobierno, dije que están preparando una nueva campaña de comunicación para intentar frenar la llamada “ley mordaza” LGBT. No es correcto, y la directora de Comunicación de la plataforma, Rosana Ribera de Gracia, me corrige así: “La campaña es contra la ideología de género y las feministas, no contra la ley”.


TU DÍA ACTUALL

Objetivo: derogar las leyes de género. La asociación española HazteOir.org pondrá en circulación un atuboús-anuncio para denunciar el feminismo radical. Lo hará en el entorno de las reivindicaciones feministas del 8 de marzo. El presidente de la plataforma de peticiones en Internet, Ignacio Arsuaga, anunció además que apelarán en los tribunales la decisión del Gobierno de España de revocar la declaración de utilidad pública de la asociación.

Fisuras del lenguaje políticamente correcto. “¿Se han fijado?” –observa Pedro Fernández Barbadillo en su nueva columna para Actuall– “en que la izquierda desdobla los sujetos en femenino y masculino cuando estos son, según su punto de vista, positivos, como los trabajadores y las trabajadoras, y en cambio se desdibuja el femenino cuando se trata de banqueros o empresarios?”

Venezuela: ¿el principio del fin? Nemesio Rodríguez Lois escribe en Actuall que “Maduro se encuentra tanto o más desesperado que un gato acorralado al que no le queda otra salida que atacar con sus zarpas a quienes le acosan.”

La nueva ley de Educación en España. Rafael Ruiz Morales sostiene en Actuall que el Gobierno de Pedro Sánchez “reactiva la ingeniería social”con la reforma educativa que está tramitándose en las Cortes.


CARTA DEL DÍA

Premios Goya

Hace mucho tiempo que deje de verlos, me repugnaba el ver unos titiriteros que solo arrimaban el «ascua a su sardina» piropeando un partido y diciendo pestes de otro, cuando era el bipartidismo la nota dominante, insultando a los que intentábamos poner una nota humana en los países destrozados por la guerra, donde eran capaces de acusar de asesinos a los abandonaban perros, pero eran «hombres de bien» los que permitían el genocidio del aborto.

Este año, no esperaba menos, haciendo ‘zaping’ coincidió que recibía el premio una mujer, comenzó un alegato contra un partido, defendiendo a capa y espada, el lesbianismo, y demás historias. 

Inmediatamente puse en la cadena portuguesa una película, por lo que no pude oír las palabras del actor revelación,  palabras que afortunadamente pude ver en repeticiones de las mismas y que confieso que me emocionaron. Fue todo un alegato a la vida […]

José

Nota del editor. Una carta publicada, en esta misma sección, en la edición anterior del boletín ha dado pie a varias réplicas que se han amontonado en el buzón de la Redacción. Uno de nuestros suscriptores, Juan Alberto Llaguno Betancourt, desde Lima, nos afeó nuestra posición editorial crítica con la dictadura cubana, denunciando el punto de vista de uno de nuestros autores, Ángel Fernández, en su última columna para Actuall.

Varias réplicas al señor Llaguno nos reprochan que publiquemos cartas como la suya, que ve facetas bondadosas en el régimen castrista. Quienes siguen este boletín desde su nacimiento el 1 de octubre de 2015, saben que su principal diferencia con otros productos periodísticos es publicar todos los puntos de vista, con el único límite del respeto por las personas. Incluidas las cartas que impugnan este boletín y sus aproximaciones a la actualidad. Procuramos hacerlo sin apostillar ni reservarnos la última palabra.

Réplica sobre Cuba

Buenas tardes.

Ésta es mi respuesta al comentario publicado en el ‘Brief’ de este miércoles, de un tal Juan Alberto Llaguno Betancourt, que no sé si se trata de un cubano castrista que vive en Perú o de un peruano comunista que se ha tragado enterita la propaganda falaz de la dictadura cubana.

Lo primero que llama la atención es el titular: «Dejen en paz a Cuba», como comunista, que sin duda es, da órdenes tajantes y trata de imponer su criterio a los demás.

Critica el artículo de Ángel Manuel Fernández Álvarez, del que dice que tiene un desconocimiento total de la realidad cubana, cuando se trata de un artículo impecable y certero sobre la triste situación del pueblo cubano desde 1959. Sin duda el que ignora la realidad cubana es él.

Tiene la osadía de insinuar que este brief recibe financiación de enemigos de la Cuba castrista. Delirante.

Yo le diría al él, que presume de muy católico, que la revolución cubana expulsó a todos los religiosos católicos de la isla, y que prohibió y persiguió el culto durante muchos años. Ahora lo consiente porque aprendieron que al pueblo sojuzgado hay que darle alguna válvula de escape.

Cuba es una dictadura criminal que tiene sometida a la población por el miedo, indefendible desde cualquier punto de vista de un católico. Lo de este señor es realmente inexplicable.

Juan José Pérez Blanco. 

Tuy (Pontevedra)

Sobre una carta en ‘Actuall’

Queridos amigos de ‘Actuall’, me refiero a la carta de Juan Alberto Llaguno Betancourt que, en una heroica demostración de espíritu democrático, tuvieron ustedes la paciencia de publicar en la sección “Carta del Día”, de su brief del 6 de enero de 2019.

Como uno entre los millones de venezolanos cuya patria fue vendida a los hermanos Castro por militares que la traicionaron, me siento profundamente ofendido por el incalificable cinismo que parece animar la carta de Llaguno; pero, venciendo las ganas de «mentarle la madre» (como hacemos en Venezuela cuando queremos ofender a alguien de la manera más irremediable), le doy el beneficio de suponer que quizá no sea cinismo, sino ignorancia de su parte; y le invito a leer aquí La Falacia de la no Intervención, del periodista Héctor E.Schamis, de ‘El Pais’, para que se ilustre acerca de la doctrina de no injerencia, y deje de ofender.

¡Saludos cordiales!

Jorge Pardo Febres-Cordero

Cuba vista desde Lima

Apenas decir lo bonito que resulta escribir sobre las maravillas de Cuba… ¡Desde Lima!

Así que es lo mismo de bonito escribir sobre el execrable cortijo castrista de Cuba desde España. 

Si me lo permite el cristiano y católico señor Llaguno.

Saludos cristiano católicos de anagun 

Ana María L.F.

Cuba a distancia

Pensé que don Juan Alberto Llaguno Betancourt firmaba su defensa del régimen cubano desde La Habana, pero lo hacía desde Lima.

Que tengas un buen día.

Sergio

Atentados contra Fidel Castro

Según el señor LLaguno Betancourt, el dictador cubano Fidel Castro, sufrió mas de 100 atentados en su larga vida. Todo ello, lo afirma desde Lima, no desde la misma Cuba, con lo que parece que usted no ha padecido el hambre, la persecución, incluida la de los cristianos y clero, el asesinato, el encarcelamiento por no pensar como el tirano comunista, etcétera, y nos pide que entremos en Internet para ver que es cierto. Señor Betancourt: Internet no es una fuente fiable, ya que está dirigida por su creador, al servicio de la masonería, y publica las versiones de diferentes medios. Si lee uno de izquierdas se dará cuenta que hablan del tirano, como «el «comandante Fidel», como encumbrandole  («por los grandes logros que hizo en Cuba») incluso algúnos (tontos) periodistas de centro derecha también, le dicen; «el comandante», a diferencia de Franco o Pinochet, que les tildan de dictadores, cuando estos si que dejaron sus respectivas Naciones, ricas, prosperas, en orden y en paz.

Usted afirma que sufrió 100 atentados ¡mentira! No sufrió ninguno, lo único que hubo fueron planes para ello, más de 600 planes y preparativos para acabar con su vida, por parte de la Cia, pero ninguno se llevó a cabo. Sólo a uno de ellos, en 1960, se le dió el visto bueno para llevarlo a cabo, por parte de un voluntario cubano que se le ofertaron  10.000$, y que al final se abortó. La única acción real fue la invasión de Bahía de Cochinos, por parte de 1.500 cubanos, apoyados por los americanos, y que ya se sabe el resultado.

Informese bien, antes de afirmar cosas que no sucedieron, como lo del bloqueo, que sí, pero no, o la de las bombas  y envenenamientos de campos. ¡Mentiras, Sr. Betancourt! Entonces, si hubo bloqueo ¿como pudieron los rusos llevar tanto material y misiles a Cuba? Usted se dice cristiano y defiende a un tirano que asesinó a más de 125.000 cubanos de una población de poco más de siete millones. Cómo se nota que no vivía en Cuba en dicha época, una Cuba que era la tercera nación hispano-americana, más rica antes de la revolución, gracias al gobierno de Batista, pero como no tenía deuda la masonería se encargó de derrocarle. Mi abuelo nació en Cuba a finales del siglo XIX, ya que mi bisabuelo se fue para allá hacia 1880, e hizo mucho dinero. Mi abuelo vino aquí y se casó, y después de la guerra civil, hacia el año 1942, mi abuelo llevó a mi padre a Cuba para que la conociese, contandome que era una maravilla y que se vivía muy bien, hasta que llegó el «comandante» y la arruinó.

No venga usted con cuentos de que estamos desinformados sobre la realidad de Cuba. No puede ser creyente, si es verdad que defiende a un tirano comunista y desvirtua la realidad de Cuba ¿también es mentira lo deVenezuela?

Saludos

Alfonso de Orendáin

Ayuda humanitaria en Venezuela

La ayuda humanitaria internacional, ahora conjuntamente con un ejército extranjero, ha sido el pretexto para invadir países como Siria, Libia, ¿o no?, 

Y ahora quieren hacerlo en Venezuela, apoyados como siempre por la mayoría de medios, apoyo que no sé si lo otorgue ‘Actuall’ inocentemente o con toda intención de apoyar un golpe de Estado. 

Venezuela necesita que sus ciudadanos decidan su rumbo, se les debería apoyar para garantizar unas elecciones libres, ¿o no?

Erwin Bojorge

Envíame noticias, correcciones y sugerencias a [email protected]. Descubre más historias en Actuall, únete a nuestra conversación en Twittery Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios