Donald Trump acusa de emitir 'fake news' a un periodista.
Donald Trump acusa de emitir 'fake news' a un periodista.

En un mundo ideal, los periódicos deberían tener líneas editoriales distintas, aunque dar los mismos hechos. Sin embargo, ocurre lo contrario. En las distintas cabeceras encontramos una idéntica línea editorial y unos hechos diferentes.

Ya lo hemos expuesto aquí: los periódicos españoles dicen lo mismo sobre Donald Trump, la inmigración ilegal, el cambio climático, el aborto y otros asuntos capitales para el Poder. Si quiere un desafío, amigo lector, trate de encontrar alguna información que proponga la reducción del gasto público o sobre la red de pederastas que opera en Mallorca, ésa que el Gobierno local de izquierdas se niega a investigar.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El País informó sobre la condena del PSOE andaluz, que incluía a dos ex presidentes nacionales (perdón, federales) del partido, con una foto del caso Gürtel, que afecta al PP, ese PSOE con cinco años de retraso.

La manifestación en León contra la comunidad autónoma no apareció en varios de los periódicos regionales

Si todos los periódicos, y los telediarios, dicen lo mismo, es lógico que pierdan lectores y audiencia, porque sólo interesarán a un sector pequeño.

Estos días, en la prensa de papel de pago hemos encontrado varios ejemplos que confirman la acusación de Donald Trump: “Los medios difusores de ‘Fake News’ son enemigos del pueblo”.

El domingo 16, se celebraron en León varias manifestaciones en protesta por el empobrecimiento, la desindustrialización y la despoblación de la provincia y en las que se reclamaba la separación de la comunidad de Castilla y León. Las manifestaciones reunieron a unas 60.000 personas, la octava parte de los habitantes.

En Italia han archivado todas las denuncias de Juana Rivas contra su ex marido. Los medios de comunicación difamaron a éste

Podemos estar de acuerdo en que los convocantes, la UGT y CCOO, son los menos indicados para quejarse de nada, pues son unos sindicatos repugnantes, que viven del Estado, transmiten la ideología izquierdista de sus partidos asociados y varios de sus dirigentes han sido condenados en numerosos casos de corrupción. También podemos coincidir que los españoles no vamos a seguir manteniendo las subvenciones a la minería del carbón, que no han servido de nada. Y que la solución no puede consistir en crear una nueva comunidad autónoma. En Asturias, el bable; y en León, el enchufe.

Pero no podemos ignorar esa protesta. Y es lo que ha hecho gran parte de la prensa de Castilla la Vieja y de León. La Gaceta de Salamanca, el Diario de Ávila, el Diario de Burgos y el Adelantado de Segovia no la dieron en sus portadas del lunes. La Opinión de Zamora dio más importancia a una informática que ha vuelto a hacer de pastora de ovejas y a las gabelas de los concejales de la capital. El Norte de Castilla la sacó en el faldón, por debajo de un reportaje sobre la ‘memoria histórica’. Los periódicos asociados a El Mundo fueron los que informaron de ella con más ecuanimidad.

¿Paletismo o presiones de la Junta, el mayor anunciante de la prensa local, que ve que una de las provincias se quiere marchar? Creo que las dos razones. Pero que luego no se quejen en Salamanca o Burgos del enfado leonés. El Estado de las autonomías no sólo ha aumentado las diferencias regionales, sino que además ha dividido más a los españoles que viven en la misma región.

Las condenas por corrupción de cargos del PNV apenas se han difundido. Quizás porque el partido racista es imprescindible para PSOE y PP

La Vanguardia dio la noticia de la detención de un sacerdote asiático en Palma por abusos sexuales. La información de agencia, Europa Press, se ilustró con la foto de un sacerdote católico. Se trataba de un sevadar sij, cosa que no se molestaron en investigar ni Europa Press ni La Vanguardia. El periódico catalán cambió la foto después de la queja de un lector. ¿Para qué está la Oficina Diocesana de Comunicación y Relaciones Institucionales del Arzobispado de Barcelona?, ¿para incensar al cardenal? Parece que sí. El pequeño Diario de Mallorca dio una foto del sujeto. No cuesta tanto ofrecer información, no digo ya de calidad, sino sólo veraz.

El Correo Gallego, probablemente uno de los periódicos más subvencionados de España, sacó el domingo en su portada la cuota de Franco, aunque asociado a su yerno y por un trasplante de corazón fallido realizado en 1968. En la segunda región más envejecida de España sigue siendo noticia un señor muerto hace 44 años.

¿Recuerda la campaña feminista ‘Juana está en mi casa’ en 2017, a la que se sumaron el ridículo Luis María Ansón, que con más de 80 años cumplidos trata de manera desesperada de llamar la atención, y el irresponsable Mariano Rajoy? Conexiones en directo de las radios y televisiones con la mentirosa, reportajes sobre sus hijos, editoriales en defensa de una mujer en riesgo de muerte… Pues una juez italiana acaba de ordenar el archivo de todas las denuncias que presentó Rivas contra su ex marido. ¿Saldrá en alguna televisión nacional esta noticia? ¿Cuánto costaba a los periodistas tratar en su momento la denuncia con la precaución de que la mujer podía estar mintiendo? Ah, claro, que las mujeres no mienten nunca. Doctrina Doctora Calvo: las mujeres tienen que ser creídas sí o sí, siempre.

En vez de periódicos que ofrecen los mismos hechos y distintas líneas editoriales, tenemos periódicos con la misma línea y distintos hechos

Los medios de comunicación españoles siguen manteniendo impertérritos la doctrina oficial de que las denuncias falsas no existen. Pues en Italia una española presentó un carro de ellas. Pero nadie se atreve a poner en duda la creencia de que sólo el 0,0’1% de las denuncias presentadas en la llamada ‘violencia de género’ son falsas. En otros motivos, porque hay muchos millones de euros en juego.

Y concluyo con la ausencia de los periódicos y telediarios, en especial de las tertulias de justicieros de La Sexta, de los casos de corrupción probada y condenada del PNV, así como del hundimiento de un basurero en Guipúzcoa, donde han desaparecido dos operarios. El Gobierno vasco se negó a pedir ayuda a la UME del Ejército español. Pero la izquierda ha formado con este partido de racistas y ladrones un ‘Gobierno de progreso’.

Al final sucede lo que ha descrito el periodista Carles Enric en un hilo de TW: “El cuarto poder en España no existe. Solo existe para copiar y pegar, para servir de vocero de otros o para participar en tertulias. Pensar, analizar, dudar, y en muchos casos, incluso escribir son palabras al periodismo en nuestro país”. Y los huecos se rellenan con las consignas del Sistema: la humanidad va a morir por la subida de las temperaturas, en España las mujeres sufren lo indecible bajo el machismo institucional…

Mark Zuckerberg ha pedido a los políticos que sean ellos los que decidan qué contenidos excluir de las redes sociales como Facebook. Habría que empezar primero por la ‘Prensa de Kalidá’.

Comentarios

Comentarios

Cuando me digo por las mañanas que el periodismo es lo más importante, me entra la risa. Trato de tomarme la vida con buen humor y con ironía, porque tengo motivos para estar muy agradecido. Por eso he escrito un par de libros con mucha guasa: Bokabulario para hablar con nazionalistas baskos, que provocó una interpelación en el Congreso por parte del PNV, y Diccionario para entender a Rodríguez el Progre. Mi último libro es 'Eternamente Franco' (Homo Legens).