Una estudiante provida de los Estados Unidos tapa su boca en una manifestación con la palabra vida.
Una estudiante provida de los Estados Unidos tapa su boca en una manifestación con la palabra vida.

¡Buenos días, actuallers!

El aborto es la primera causa de muerte en el mundo. Este dato no lo verás indicado por ninguna autoridad estadística. No verás el aborto listado entre las causas de mortandad de las estadísticas oficiales, junto a las enfermedades crónicas o los accidentes de tráfico. Ya decía Borges algo parecido a que hay muchas formas sofisticadas de mentir, y luego, además, están las estadísticas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La plataforma privada más importante de estadísticas mundiales, Worldometer, ha registrado el número de abortos practicados en 2018. Son 42 millones. No hay ninguna otra causa mayor de mortalidad en el mundo. Es una extinción clandestina. No existe en las estadísticas, para hacer creer que no existe en la realidad. Como cuando, de pequeños, escondíamos la cabeza bajo las sábanas para ahuyentar a las criaturas de las pesadillas.

Pero, el aborto existe, es real, se lleva 42 millones de vidas humanas por delante, cada año. Y está tan normalizado, que un canal de televisión en Internet para niños habla del aborto como de ir al dentista. Te lo cuenta Actuall en esta noticia. El canal se llama Kids Meet –algo así como “Encuentro con los niños”– En cada episodio, un grupo de niños dialoga con un adulto sobre cosas que pasan en la vida. Todo de muy buen rollo, en plan “positivo”. El aborto es una de esas “cosas que pasan”. Llevaron a una mujer que había abortado, para que hablase a los chicos de su experiencia: “Te meten una pajita en el cuello uterino y te chupan el embarazo. Fue como una cita con el dentista, una cosa del cuerpo, pero luego se acabó y me sentí realmente agradecida por no estar ya embarazada”, explicó la mujer a su audiencia infantil.

¿Comprendes? Por eso, nunca verás los abortos en las estadísticas sobre muertes. Debiste buscar en las de odontología.

Fe de error. Sigue coleando el error que cometí al decir “eslóganes mesiánicos y tronantes” cuando hablé de los mensajes de algunos políticos en la edición del pasado lunes 31 de diciembre. José Vidal F. me avisó de que el adjetivo es “tonante” –como en “Júpiter tonante”, que viene del latín “tono, tonas, tonare,…”. Yo se lo discutí tímidamente, invocando a doña María Moliner, que admite “tronante” en su diccionario. Sir Henry inclina definitivamente la balanza:  “Querido director: tiene razón don José Vidal F. en lo tocante a “tonante” y “tronante” (valga el juego de palabras). Y así, el ripioso decía: ‘¡Zeus tonante del Olimpo no hiciera tal tempestad, Júpiter Capitolino no tronara tal tronar!’, etcétera. Así que espero quede aclarado el tema. Atentamente. Sir Henry”.


TU DÍA ACTUALL

La ley que Vox quiere cambiar. Todo el mundo habla de la “ley andaluza de Violencia de Género”, que Vox propone cambiar como condición para dar su apoyo a un Gobierno del PP y Ciudadanos. Francisco José Contreras, además, se la ha leído. Este es su análisis para Actuall.

Bolsonaro suprime la Secretaría de Diversidad. El nuevo ministro de Sanidad, Ricardo Vélez, toma su primera decisión tras ser nombrado.


CARTA DEL DÍA

Brasil

Mientras Jairo Bolsonaro defiende valores y “la ley y el orden”, niega el cambio climático.

Al igual que Trump.

Y una se pregunta si no estarán ambos simplemente buscando los votos de la “derecha de valores y de ley y orden”.

M. C. L.

Entrecomillados en ‘Actuall’ 

Hola, ‘Actuall’:

En honor al estilo de ‘Actuall’, simplemente comentaros lo siguiente:

Ponéis entre comillas “ley y orden” “ultra” o “reaccionario” al igual que “ideología de género”, poniéndolas al mismo nivel y en cambio, no entrecomilláis matrimonio igualitario o enseñanza con perspectiva de género. 

Por favor, aclaraos con el significado de las comillas.

R. M.

Muertas y muertos 

Entre los vivos siempre ha habido clases. Y también con los muertos. El pasado año nos ofreció el triste dato de 47 mujeres asesinadas por hombres que habían sido sus parejas o exparejas. Matadas por maldad, odio, celos, rabia, desesperación y, en resumen, por la quiebra y degradación de una relación familiar o similar. Unas muertes que, englobadas bajo la denominada «violencia de género» o «violencia «machista», el ultra feminismo manipula para proclamar que todo varón «heteropatriarcal» puede ser un asesino y violador de cualquier mujer; acusación que interesadamente ignora que en las mismas relaciones, aunque en número menor, también hay hombres e hijos que mueren a mano de mujeres. Sin embargo, las únicas víctimas «de género» sobre las que nos alarman y machacan la mayoría de políticos y medios de comunicación son sólo aquellas 47 que, ¡oh casualidad!, también son las que generan subvenciones milmillonarias entre una multitud de organizaciones feministas ligadas a los partidos. Un número de muertes que debemos seguir combatiendo, pero que, comparado con otros países, demuestra que en España no somos tan sanguinarios como intentan convencernos interesados discursos. Número que, por cierto, mermaría bastante si sólo se computase a los españoles.

Miguel Ángel Loma Pérez

Cambio político en Brasil

Buenos días, estimados, y muchas gracias. 

A priori, el flamante presidente Bolsonaro de Brasil comulga con las ideas tradicionales de familia, religión y preservación de la vida humana. 

Que la Virgen y el Señor lo iluminen  en su camino. 

También tuvo la valentía de admitir que  no sabe  sobre economía, pero que su ministro Guedes liderará la misma, basándose en el libre mercado.  

Brasil es un país muy importante para la Argentina. Lamentablemente, nuestro presidente, Mauricio Macri, no asistió a la asunción de su par brasilero. Está de vacaciones y no las interrumpió.

En otro orden de cosas, escuche la Misa del Santo Padre desde Vaticano, también el Angelus. 

¡Me encantaron sus palabras sobre la Madre!

Bendiciones.

Antonina

¡Por fin, Bolsonaro!

A toda la progresía mundial, y en especial a George Soros, en estos momentos, se les están corroyendo las entrañas por este triunfo, como lo fue en su día el de Trump.

Tambien les indigna que V. Putin haya  conseguido el 75% de los votos en Rusia. Estos tres solo pretenden volver al estado natural de gobernar sus respectivos países; de orden, progreso, respeto a la vida, la familia, a la religión cristiana, en definitiva, proteger sus respectivas patrias del acoso del maligno, llamese: Soros, Rockefeller, Rotschild, Khun, Loeve, Barbourg etcétera; grandes millonarios que pretenden gobernar el mundo, a base de destruir, sobre todo, a los países en los que sus ciudadanos tienen por religión, todavía, la católica. Ese ha sido siempre su fin, desde la muerte de Jesucristo.

El otro día escuché en la radio a un periodista, socialista claro, decir que qué “miedo le da la unión Trump-Bolsonaro, que se iban a perder las libertades, sobre todo de prensa”. Perder la libertad de prensa, dice el muy cretino, aunque nunca habla de la falta de libertad de prensa en Cuba, Venezuela, Nicaragua, China, Arabia, Corea del Norte, etcétera. 

Yo le digo: hace tiempo que se perdió la libertad de prensa, la de opinar lo contrario a lo que dicta la masonería, porque desde que las izquierdas gobiernan en el mundo, al servicio de esos, pocas veces puedes publicar algo contrario a su fin. 

Tapan todas las violaciones de musulmanes a chicas alemanas, suecas, españolas, inglesas etcétera, ocultando la identidad de dichos violadores, siempre de origen árabe. 

Hace unos días, en Marruecos, degollaron a dos chicas Noruegas que hacían turismo por aquel país. ¿Cuál fue la publicación de la noticia cuando detuvieron al asesino? Pues que era de origen español, es decir, como había vivido en España había obtenido la nacionalidad, pero era un yihadista marroquí. No se ha vuelto a hablar de dichos asesinatos ni de las violaciones […]

Por eso, digo: bienvenido, señor Bolsonaro, espero que consiga el “orden y progreso” que ondea en su bandera y acabe con los corruptos, ladrones y comunistas, al servicio de Soros. 

También espero que sigan su ejemplo muchos otros países de Hispanoamérica y de Europa, y que así, triunfe otra vez el bien sobre el mal.

Un saludo.

Alfonso de Orendáin

Envíame pistas de noticias, correcciones y sugerencias a brief@actuall.com. Descubre más historias en Actuall, únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

Que pases un buen día actuando por las buenas causas. ¡Hasta mañana!

Comentarios

Comentarios