Manifestación a favor de la libertad de Asia Bibi
Manifestación a favor de la libertad de Asia Bibi

Un total de 15.600 ciudadanos han exigido al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, que derogue la ley de blasfemia.

La campaña ‘STOP. Ley de blasfemia’, impulsada por MasLibres.org, denuncia que desde que se promulgaron estas leyes en 1987, cerca de 1.450 personas han sido acusadas en este país y 60 han perdido la vida en relación con estos cargos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La petición ciudadana impulsada por MasLibres.org se puede ver aquí.

Desde esta plataforma que promueve la libertad religiosa, el portavoz de MasLibres.org, Miguel Vidal, explica que “la ley de la blasfemia de Pakistán se usa para atacar a las minorías religiosas, viola los derechos humanos y alentar a las personas a la venganza violenta contra los acusados, contra sus familias o sus abogados”.

“La blasfemia condena a los cristianos y a las minorías religiosas de Pakistán a vivir bajo amenaza de muerte permanente”, detalla el portavoz de MasLibres.org.

Miguel Vidal, portavoz de Maslibres.org: “Las peticiones de los ciudadanos puede hacer que el Gobierno de Pakistán resista las presiones internas de los violentos y su régimen de miedo y violencia”

Vidal, además, señala que “las vidas de estas personas penden de un finísimo hilo” y cree que “las peticiones de los ciudadanos puede hacer que el Gobierno de Pakistán resista las presiones internas de los violentos y su régimen de miedo y violencia”.

Las víctimas de la ley viven un auténtico infierno

La campaña de MasLibres.org denuncia, además, que la ley de la blasfemia está dejando 1.450 víctimas. Entre ellas se encuentra la cristiana pakistaní Asia Bibi, encarcelada desde el año 2010 y condenada a muerte. MasLibres.org lleva seis años apoyando a la familia y a los abogados de Asia Bibi y difundiendo su caso en los medios de comunicación y foros internacionales.

Las acusaciones por blasfemia no dejan de aumentar en Pakistán. Así, el cristiano evangélico Babu Shahbaz, de 41 años, fue detenido el pasado 30 de diciembre junto a su mujer y sus 3 hijos, después de que un musulmán denunciara que había arrancado y arrojado algunas páginas del Corán por la calle. Sin embargo, el musulmán que lo acusa mantenía una disputa con él por una pequeña parcela de tierra de la familia y vio una oportunidad de destruir su reputación acusándolo de blasfemia.

Babu Shahbaz llevaba 15 años organizando encuentros de oración en los que participaban cristianos y musulmanes. Muchas personas de su entorno no veían con buenos ojos esta práctica, por lo que Babu Shahbaz no tendrá quien defienda su inocencia. Ahora se enfrenta a un panorama terrible: diez años de cárcel, pena de muerte o a la amenaza real de que alguien decida asesinarle.

Mas Libres.org esta difundiendo la petición para derogar la ley de blasfemia para que casos como el de Shahbaz no se vuelvan a repetir. “No habrá paz para los cristianos en Pakistán mientras esta norma esté vigente”, concluye Vidal.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.