Monseñor Matthew Man-oso Ndagoso, arzobispo de Kaduna (Nigeria).

Monseñor Matthew Man-oso Ndagoso, arzobispo de Kaduna, ha denunciado que “en los últimos seis años los rebeldes de Boko Haram han atacado iglesias y otros lugares cristianos del norte de Nigeria pero el gobierno federal aún no ha resarcido a las víctimas”.

Además, ha asegurado que “la Iglesia católica no ha recibido ninguna ayuda por parte del gobierno federal por los daños sufridos”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El 25 de diciembre de 2011 se produjo el primer asalto en un lugar católico cometido por Boko Haram en Nigeria. Ese día atacaron la iglesia de Santa Teresa de Madalla.

“El año pasado algunos jóvenes atacaron la iglesia católica de St. Philips, Bakin Iku, cerca de Suleja, causando daños por varios millones. Nadie se ha puesto en nuestro lugar”, ha recordado el arzobispo, según ha informado Ayuda a la Iglesia Necesitada.

La agencia Fides cita las palabras de Monseñor Ndagoso cuando subraya que ”el gobierno federal debe responsabilizarse de la asistencia a las iglesias y a las víctimas.

Comentarios

Comentarios