Islamistas radicales exigen la muerte para Asia Bibi, absuelta de un delito de blasfemia por el que estuvo condenada a la horca. /EFE
Islamistas radicales exigen la muerte para Asia Bibi, absuelta de un delito de blasfemia por el que estuvo condenada a la horca. /EFE

La situación de Asia Bibi, católica que lleva más de 8 años encarcelada en Pakistán por un delito de blasfemia contra el islam del que ha sido finalmente absuelta y por el que estuvo condenada a muerte es crítica.

Pese a las componendas inicales del Gobierno con las turbas islamistas radicales para rebajar la tensión de los primeras horas tras conocese la sentencia firme absolutoria, más de 1.800 personas han sido detenidas en Pakistán tras los disturbios convocados por el partido islamista radical Tehrik-e-Labbaik Pakistan (TLP).

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Aunque el Ejecutivo paquistaní ha «iniciado el proceso legal» para poner a Asia Bibi en la lista de personas que no pueden abandonar el país y las gestiones para conseguir su pasaporte y visado son harto complejas, Asia Bibi se ha dirigido por carta a través de HazteOir.org a los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación y del Interior para «solicitar respetuosamente la protección internacional en España». 

HazteOir.org «se ha comprometido a hacerse cargo de mi familia y de la familia que me está ayudando en el caso de que España acceda a acogernos», explica en su carta

Asia Bibi refiere en la misiva cómo trata de obtener su pasaporte y visado aún desde la cárcel, al tiempo que expone la difícil situación de quienes han estado de forma incondicional a su lado.

«Mi situación y la de mi familia, y la de la familia queme está ayudando en Pakistán es crítica: todos ellos están amenazados de muerte, han puesto precio a mi vida, se han convocado manifestaciones para pedir mi muerte en ciudades de toda Pakistán», lamenta.

«Tenemos que abandonar Pakistán lo antes posible ¿Puede ayudarme su país acogiéndome?«, suplica Bibi en la carta, en la que comparte con los responsables ministriales que HazteOir.org «se ha comprometido a hacerse cargo de mi familia y de la familia que me está ayudando en el caso de que España acceda a acogernos».

Para reforzar la petición de Asia Bibi, HazteOir.org ha puesto en marcha una campaña de apoyo a la que se pueden sumaer cuantos ciudadanos quieran.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".