La mujer cristiana pakistaní que estuvo 9 años en el corredor de la muerte de Pakistán, por una falsa acusación de blasfemia, y que ahora vive como refugiada en Canadá, ha sido entrevistada por el Sunday Telegraph, y en la entrevista ha comentado sus planes de ir a Europa y ha pedido justicia para todos aquellos que sufren la ley draconiana que la mantuvo en la cárcel.

Han pasado 4 meses desde que Asia Bibi dejase Pakistán. Lo hizo en circunstancias terribles, debido a la persecución de los musulmanes radicales. Pese a que el Tribunal Supremo de Pakistán no había encontrado pruebas de blasfemia, y la había exonerado, los grupos radicales seguían empeñados en quererla linchar, por lo que tras el juicio, tuvo que permanecer escondida varios meses.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El primer pensamiento de la mujer en la entrevista es para su país, Pakistán, porque se le rompió el corazón al tener que dejar la tierra de sus padres, su tierra, por las amenazas de las integristas. Cuando por fin se confirmó su liberación, la preocupación por su seguridad primó y “no pude ni despedirme de mi padre en mi aldea. Pakistán es mi país y lo amo”, dijo Asia Bibi.

La dureza de esas condiciones hundió a Asia Bibi en una depresión y tuvo que ser tratada de problemas de corazón.

Jan Figel, Enviado Especial de la Unión Europea para la Libertad Religiosa -que fue uno de los que posibilitó la libertad de Asia- ha dicho que “Asia es una mujer valiente y una madre amante”, que se ha negado a renunciar a su fe cristiana a cambio de una liberación inmediata. La propia Asia comentaba en la entrevista que está esperando mudarse a Europa “en los próximos meses”. 

Pero Asia Bibi no se olvida tampoco de quienes siguen en el corredor de la muerte por las mismas acusaciones, y a los que el mundo ha prestado la misma atención. Es Departamento de Estado Estadounidense calcula que hay por lo menos 77 personas en Pakistán acusadas de Blasfemia.

“Pido al mundo entero que pongan atención a este problema. La manera en la que alguien puede ser acusado de blasfemia, sin una investigación adecuada, debería darse a conocer. Esta ley de Blasfemia debería ser revisada y se deberían dar sistemas de investigación adecuados cuando se aplique esta ley. No debermos considerar a alguien culpable sin pruebas”, ha defendido Asia Bibi, que agradeció al Tribunal Supremo de Pakistán por exonerarla pero recordó que otros necesitan también juicios justos “Hay muchos otros casos en los que los acusados están en la cárcel durantes años y también se les debe escuchar.”, ha sentenciado Asia Bibi.

Comentarios

Comentarios