César AlejandroD'arbelles / Foto: Diócesis Tarazona

El Arzobispado de Cochabamba, en Bolivia, manifestó su “profundo dolor” y repudio contra todo hecho de violencia, a raíz de la agresión verbal y física que sufrió un sacerdote de la Parroquia Santa Mónica y un joven que lo acompañaba.

El pasado 21 de junio, después de la Eucaristía de las 6:00 a.m., y tras confesar a una señora, el padre César Alejandro D’arbelles Benavides, nacido en Costa Rica, fue abordado a la salida del templo por Rodrigo Bustamante, vecino de la parroquia, quien lo insultó usando términos xenofóbicos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Después, el sujeto golpeó y pateó al sacerdote y a un joven que le acompañaba pero, ellos actuaron en forma pacífica sin responder a las agresiones. Hoy, ambos se encuentran bien sin lesiones de consideración.

El hecho de intolerancia se suscitó a raíz de la homilía del sacerdote, donde habló a favor de la vida, aseguró el Arzobispado

El Arzobispado de Cochabamba expresó mediante un comunicado, que el “hecho de intolerancia se suscitó a raíz de la homilía del sacerdote, donde habló a favor de la vida, en contra de cualquier ley que atente contra el don de Dios y el derecho que todos los ciudadanos tienen a expresarse y a vivir en libertad de conciencia”.

“Como Iglesia, peregrina en Cochabamba, repudiamos cualquier tipo de ataque violento a cualquier persona. Valoramos la libertad de expresión que en nuestro país se brinda, y pedimos que ésta se haga respetar”, agregó el texto.

“Apreciamos la valentía de muchos hombres y mujeres, que como el padre Alejandro, dejaron su patria y familia, llegando a estas tierras para servir a sus hermanos, hasta entregar su vida por amor al Evangelio. Nos unimos en oración por ellos y pedimos conversión por quienes atenten contra la dignidad de misioneros o toda persona que defienda la vida”.

El Arzobispado reafirmó su “posición de defender el don de la vida y dignidad de toda persona, para no ser tratada como un simple objeto. En comunión con el Papa Francisco recordamos sus palabras en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium N°123, en defensa de la vida de todo ser humano”.

Asimismo, recordó la adhesión de la arquidiócesis a la Marcha por la Vida, el pasado 2 de junio, en la que expresaron su “rechazo contra cualquier acción que atente contra la vida” y pidieron a las “autoridades escuchar la voz del pueblo, defender, valorar y respetar el trabajo que se realice por el bien de los más indefensos y necesitados”.

El próximo domingo, el Arzobispo de Cochabamba, monseñor Óscar Aparicio, presidirá la Santa Misa en la Parroquia Santa Mónica para mostrar la unidad y solidaridad como Iglesia local.

*Este artículo ha sido publicado por Giselle Vargas en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios