Morufat y sus tres hijos: Víctor (16 años), Hephzibah (14 años) y Rejoice (10 años) van a ser deportados por Canadá a su país de origen, Nigeria. Huyeron a Canadá hace poco más de un año para escapar de la amenaza de la persecución musulmana y tratar de asegurar una nueva vida en un país seguro y acogedor.

La madre, Morufat, relata en un artículo  que nació en una familia con fuertes creencias musulmanas en Nigeria. Pero en 1994 se convirtió al cristianismo y, más tarde, comenzó a servir a la Iglesia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Morufat relata que, en respuesta a su conversión al cristianismo, su padre musulmán le declaró una «fatwa». Una fatwa es un decreto que permite a otros musulmanes abusar o incluso matar a un cristiano según la Ley Sharia. Si regresa a Nigeria, su vida y la de sus tres hijos corre peligro. 

Desafortunadamente, la Autoridad de Inmigración de Canadá ha emitido una orden de deportación. Morufat, Victor, Hephzibah y Rejoice se ven obligados a abandonar Canadá y regresar a Nigeria.

Por este motivo la plataforma internacional CitizenGO ha puesto en marcha una campaña online de recogida de firmas para que dejen que la familia se quede en Canadá. La petición, dirigida al Ministerio de Inmigración de Canadá, ha conseguido más de 22.000 firmas de apoyo.

La familia es completamente autosuficiente e independiente porque Morufat tiene trabajo. Su hijo Víctor trabaja a tiempo parcial para ayudar. La familia es una parte querida de su comunidad local en Canadá. Están involucrados en esfuerzos voluntarios locales y en la vida de la iglesia. Victor ganó un premio por ser un estudiante ejemplar de décimo grado en su escuela canadiense local.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha dicho que «el hecho es que los canadienses entienden que la inmigración, que las personas que huyen por sus vidas, que las personas que desean construir una vida mejor para ellos y sus hijos es lo que creó Canadá, es lo que creó América del Norte». A pesar de estas palabras, es la Autoridad de Inmigración del gobierno de Trudeau la que está deportando a la familia de Morufat.

El Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Trudeau ha presumido públicamente de haber ayudado a aproximadamente 327,000 inmigrantes a encontrar hogares. El próximo 19 de septiembre  Morufat se va a reunir con la Autoridad de Inmigración y debe llevar traer todos los documentos para que su familia se prepare para irse.

Comentarios

Comentarios