EFE

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, se ha planteado si entre los cientos de miles de refugiados que llegan a Europa “es todo trigo limpio” motivo por lo que ha pedido prudencia a los gobiernos ante lo que considera “el caballo de Troya” en las sociedades europeas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Con estas palabras, Cañizares ha respondido esta mañana durante su intervención en un desayuno del Fórum Europa-Tribuna Mediterránea, al ser preguntado por la valoración que otorga a la actuación de los diferentes gobiernos y de la Iglesia con los refugiados que llegan a Europa huyendo de países en conflicto como Siria.

El caballo de troya en la crisis de los refugiados

Según el arzobispo, “parece que hay más gestos y propaganda” de atención a los refugiados sirios cuando “también hay mucha realidad viva” que se está llevando a cabo con estas personas y “de manera prudente”, ha añadido.

¿Cómo quedará Europa dentro de unos años, con la que viene ahora? No se puede jugar con la historia ni con la identidad de los pueblos”, ha aseverado. Por ello, ha considerado que los gestos de acogimiento a estas personas “pueden quedar muy bien hoy” por lo que añadió que pueden ser “realmente el caballo de Troya en las sociedades europeas”.

El cardenal Cañizares ha sugerido “ver quién está detrás de todo esto”, al tiempo que ha sostenido, refiriéndose a los refugiados, que “perseguidos vienen muy pocos”, y que son precisamente a ellos a los que está acogiendo y atendiendo la Iglesia.

Comentarios

Comentarios

Compartir