En la fiesta de la Inmaculada Concepción y muy cerca de la gran imagen de la Virgen que colocaron en Erbil para que se viera que la ciudad era cristiana se ha inaugurado ahora una universidad católica que pretende poner freno al éxodo masivo de cristianos que se está produciendo en Irak.

Pese a la amenaza de Estado Islámico, la Iglesia Católica asegura que con la perseverancia vencerán por lo que han ofrecido una respuesta  a los miles de refugiados cristianos provenientes de Mosul y de la llánura de Nínive que están ahora en Erbil, capital del Kurdistán iraquí.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El arzobispo de Erbil, Monseñor Barwa, asegura a AsiaNews que la comunidad cristiana “tiene tantos motivos para abandonar Irak y he aquí que esta universidad representa un fuerte motivo para quedarse”.

Por ello, el prelado añade que “todos nosotros tenemos la enorme responsabilidad de darles motivos para que permanezcan. Estoy convencido de que esta universidad es un motivo de esperanza”.

Una universidad abierta a musulmanes y yazidíes

El pasado 8 de diciembre se colocó la primera piedra de la que se llamará  Catholic University in Erbil Campus (CUE) y se erigirá en el barrio cristiano de Ankawa. Al auxilio de los cristianos iraquíes ha acudido la Conferencia Episcopal Italiana que ha destinado a este apasionante proyecto 2,3 millones de euros.

El ateneo estará abierto a todos, aseguran las autoridades eclesiásiticas, incluso a los “jovenes prófugos”. Entre las carreras disponibles estarán Economía, Informática y Lenguas y Literatura Oriental. En un futuro cercano se ampliará con los estudios de Derecho y Relaciones Internacionales.

De este modo, monseñor Warda indica que “quisiera que todos los estudiantes, cristianos, musulmanes y yazidíes pudieran respirar la fe católica y percibir sus valores fundamentales”. Las primeras actividades de la universidad católica comenzarán este viernes 11.

Comentarios

Comentarios