Un grupo de hombres armados ha asaltado un hogar de ancianos, situado en Aden (Yemen), asesinando a cuatro monjas, ocho ancianos y discapacitados; dos trabajadoras del albergue de nacionalidad yemení; un guardia de seguridad y un chófer.

Se desconoce con precisión el número de asaltantes pero, según los testigos y las fuerzas de seguridad yemeníes, entraron en las instalaciones con la excusa de visitar a sus madres antes de abrir fuego contra el guardia de seguridad e irrumpir en el convento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Tras recorrer las habitaciones, esposaron a las víctimas y las ejecutaron a balazos en la cabeza. Según informa Europa Press, los asaltantes se dieron a la fuga después de la masacre. Se desconocen los motivos del ataque y ningún grupo terrorista ha asumido la autoría del atentado.

La madre superiora consiguió sobrevivir al ataque, tal y como informa Aciprensa. Según los testigos y residentes, la hermana de la caridad sobrevivió tras esconderse en la nevera y oír lo que pasaba sumida en terror e impotencia.

Este albergue pertenecía a las Misioneras de la Caridad, congregación católica fundada por la Beata Teresa de Calcuta y que acogía en su interior 80 residentes, en su mayoría ancianos y discapacitados. Un sacerdote indio, que residía en el convento, se encuentra desaparecido en estos momentos.

Comentarios

Comentarios