Imagen referencial de una religiosa.
Imagen referencial de una religiosa.

Una religiosa de la Congregación de las Esclavas de la Inmaculada de Niña de Granada fue agredida el pasado jueves por un idividuo aún no identificado que le fracturó la nariuz de un puñetazo mientras profería su acusación de odio: «¡Esto por ser monja!»

Sor Rosario ha explicado este viernes en conversación con Carlos Herrera en la Cadena COPE que el agresor era  «un joven de unos 25 años, de estatura mediana, complexión fuerte, melena rizada, piel morena y con cicatrices en brazos y piernas».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Sor Rosario no lleva habitualmente hábito, aunque sí la cruz pectoral de la congregación, por lo que se sopspecha que el agresor conocía con anterioridad la identidad de la religiosa

La religiosa ha explicado que la agresión sucedió «cuando regresaba de dejar a los niños de la escuela hogar que tenemos en el colegio». Al ver a un chico que venía en dirección contrariala religiosa se echó a un lado.

«Es cuando sentí el golpe de frente y me dijo ‘esto por ser monja'», ha explicado la religiosa.

Se da la circunstancia de que sor Rosario no lleva habitualmente hábito, aunque sí la cruz pectoral de la congregación, por lo que se sopspecha que el agresor conocía con anterioridad la identidad de la religiosa.

 

También te puede interesar:

Los ataques a la libertad religiosa y a los cristianos aumentaron en España en 2016

Comentarios

Comentarios