La Policía Nacional detiene a un yihadista afincado en Espaa a principios de febrero de 2016. /Ministerio del Interior
La Policía Nacional detiene a un yihadista afincado en España. /Ministerio del Interior Archivo

La Policía Nacional y la Dirección General de Seguridad del Territorio del Reino de Marruecos han desarticulado una célula yihadista compuesta por seis individuos, dos de los cuales residían en Melilla y cuatro en Marruecos.

El líder, de nacionalidad española y origen marroquí, tiene 39 años y reside en Melilla, pero ha sido detenido en Marruecos por las autoridades de este país mientras realizaba labores de “captación y adiestramiento” para el Dáesh.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Los otros cinco detenidos son de nacionalidad marroquí y uno de ellos contaba con residencia legal en España. La célula, según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, se encontraba “en un peligroso nivel de activación“, informa Europa Press.

Además, según la investigación de de los servicios de seguridad marroquíes, el grupo planeaba ataques terroristas “de gran envergadura”, y mantenía “reuniones nocturnas restringidas donde realizaban sesiones de entrenamiento y simulaban asesinatos mediante decapitación”.

El objetivo de esta banda, que seguía las máximas del autodenominado Estado Islámico, era dar un paso “inminente” hacia “la yihad violenta”

Captaba menores en un centro de ‘reeducación’

El jefe del grupo aprovechaba su posición como auxiliar educativo en un centro de reeducación de menores para llevar a cabo labores de captación y radicalización entre los jóvenes “en una especial situación de vulnerabilidad”.

Según fuentes de la investigación, durante el periodo en que ejerció este puesto consiguió “culminar de manera efectiva” su actividad de captación y conformar una célula terrorista, ahora desarticulada.

El objetivo de esta banda, que seguía las máximas del autodenominado Estado Islámico, era dar un paso “inminente” hacia “la yihad violenta”.

La operación, que continúa abierta según Interior, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Colaboración ciudadana

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP Radicalismos, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las fuerzas y cuerpos de seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil Alertcops y el teléfono gratuito 900822066.

También te puede interesar:

La nueva ‘guerra de Marruecos’: Rabat, punta de lanza del yihadismo contra España

Comentarios

Comentarios

Compartir