La policía de Washington D.C está detrás del responsable del ataque a la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, y que dejó a dos guardias de seguridad heridos.

Se informó que los dos guardias de seguridad del santuario estadounidense están conscientes, luego que uno fue apuñalado y el otro atropellado por un coche poco después de las 9 de la mañana de este viernes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De acuerdo con el Departamento de Policía Metropolitana, una llamada al 911 (teléfono de emergencias) fue recibida a las 9:14 de la mañana después de que una guardia de seguridad fue golpeada por un coche en el aparcamiento de la basílica.

El sospechoso también golpeó otros coches que estaban estacionados. Entonces, el sujeto persiguió a un guardia de seguridad antes de apuñalarlo en el interior del santuario.

El desconocido huyó en un Lincoln Navigator, que fue encontrado más tarde en Northwest D.C. La policía metropolitana dice que el sospechoso se atrincheró en el interior de una casa antes de salir de ella y ser arrestado por la Policía. Luego fue llevado al hospital donde fue tratado por varias heridas menores. Las autoridades confirmaron que se presentarán cargos en su contra.

El subjefe de policía Jeffery Carroll indicó que la Policía pudo contactar con el sospechoso que finalmente se entregó. Se cree que el acusado tiene algún tipo de relación con la guardia de seguridad.

“No hay información sobre si hay alguna relación con la Basílica, distinta a los individuos que trabajan en el lugar. La motivación que tenemos preliminarmente es que sería de naturaleza doméstica”, dijo Carroll.

Carroll informó asimismo que la guardia de seguridad habría sido golpeada con el auto del sospechoso al menos dos veces, y que estuvo “acorralada” durante un cierto periodo de tiempo.

Por su parte el guardia de seguridad fue apuñalado “varias veces” dentro de la Basílica luego de que la guardia fue golpeada por el auto. Los gurardia están ahora “estables y en un hospital local”, dijo Carroll.

Jacquelyn Hayes, directora de comunicaciones del Santuario Nacional dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que «el sospechoso era conocido» por los dos guardias de seguridad, y que ninguna otra información estaba siendo brindada en este momento. No se han reportado visitantes o peregrinos heridos.

.* Publicada originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios