Una imagen de la reconstruida iglesia de San Jorge en Telleskuf, Irak.
Una imagen de la reconstruida iglesia de San Jorge en Telleskuf, Irak.

La agencia Fides ha informado recientemente del resultado de un encuentro entre el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, y técnicos y representantes de los Ministerios de Construcción, Interior y Justicia en el cual se han regularizado 53 iglesias coptas con sus anexos, que fueron construidos antes de la nueva ley sobre construcción de edificios de culto cristianos aprobada por el Parlamento egipcio el 30 de agosto 2016.

De esta manera, el Gobierno he tenido un gesto en favor de la población copta, que supone el 10% de los habitantes del país, tras los repetidos ataques por parte de islamistas radicales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En el país hay más de 3.000 lugares de culto que deben ser sometidos a un estudio por parte de una comisión gubernamental para comprobar que cumplen con los estándares establecidos en la nueva ley.

Muchas de estas construcciones se llevaron a cabo sin todos los permisos debido a las numerosas dificultades administrativas con las que se encuentran las iglesias locales. Antes de la ley del 2016, el permiso de construcción se regía con 10 reglas que prohibían construir nuevas iglesias cerca de colegios, de canales, edificios gubernamentales, vías de tren o áreas residenciales, lo que de facto había impedido la construcción de iglesias en numerosas ciudades y pueblo, principalmente en zonas rurales de Alto Egipto.

Los fundamentalistas islámicos el pasado Domingo de Ramos asesinaron a 44 cristianos al cometer el ISIS dos atentados en iglesias coptas

El pasado año el Gobierno solicitó a las comunidades cristianas que presentaran un listado de las diferentes propiedades con que contaban para evaluar el cumplimiento de la ley y tratar de regularizar la situación. Pese a que se temió por la posibilidad de que eso permitiera el cierre de lugares de culto, parece ser que al menos, en un primer momento, no ha sido así.

Estos edificios, en muchas ocasiones, han sido atacados por grupos islamistas para alentar la violencia contra los cristianos, acusando a las comunidades cristianas de realizar proselitismo. El pasado mes de diciembre, por ejemplo, una turba entró en una iglesia copta de Giza, hiriendo a varios cristianos y destrozando el templo. La excusa fue el rumor de que se estaba construyendo una campana para la iglesia. Ese centro llevaba 15 años en funcionamiento, pero sin los permisos necesarios.

Los fundamentalistas islámicos el pasado Domingo de Ramos asesinaron a 44 cristianos al cometer el ISIS dos atentados en iglesias coptas y unas semanas después acribillaron a otros 26 cristianos en un ataque a un autobús que llevaba a a un grupo de cristianos coptos a un monasterio en la provincia de Menia, en el centro del país.

También te puede interesar:

El IS busca expulsar cristianos de Egipto como en Irak y Siria, según un portavoz de la Iglesia

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.