Los legisladores estadounidenses aprobaron ayer una  declaración oficial que califica de genocidio contra los cristianos y las minorías musulmanas la acción terrorista del Estado Islámico en Siria e Irak, pidiendo la elaboración de un tribunal de guerra sirio bajo la autoridad de las Naciones Unidas.

La Cámara de Representantes del Congreso aprobó por unanimidad esta decisión para presionar a la administración del presidente Barack Obama y que condene estos ataques como «crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Hasta la fecha, el Departamento de Estado ha declinado utilizar este término para referirse a las acciones de IS. La Cámara ha reclamado también a la Casa Blanca que exija al Consejo de Seguridad de la ONU la creación inmediata de un tribunal de guerra. Al tiempo, piden responsabilidades y acciones al gobierno de Siria por «las violaciones manifiestas de las normas internacionales que constituyen crímenes de guerra y contra la humanidad».

«El Congreso ha votado para llamar a las atrocidades de ISIS como lo que son: un genocidio», afirma Paul Ryan

El presidente de la Cámara Paul Ryan, ha afirmado que «lo que está pasando en Irak y Siria es un ataque deliberado y sistemático contra las minorías religiosas y étnicas«. En declaraciones posteriores a la votación, ha dicho que «el Congreso ha votado con unanimidad para llamar a las atrocidades de IS como lo que son: un genocidio».

El Congreso ha propuesto como fecha límite el 17 de marzo para que el Departamento de Estado decida oficialmente utilizar la denominación de genocidio en estos asuntos. El portavoz del Departamento de Estado John Kirby ha dicho que «el Secretario de Estado, John Kerry, tendrá que tomar una decisión pronto», tal y como recoge el medio estadounidense  The Strait Times.

Es urgente y unánime condenar el genocidio

Esta resolución sale de las puertas del Congreso cuando se cumplen cinco años del inicio del conflicto en tierras sirias. Se calcula que durante este último lustro la guerra ha provocado 13 millones de desplazamientos y 300.000 mil muertos.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores, Ed Royce, urge a la Casa Blanca a no retrasar esta decisión. «IS es culpable de genocidio«, dice Royce, «ha cometido asesinatos masivos; decapitaciones; crucifixiones; violaciones; tortura y esclavitud en su campaña deliberada para eliminar las minorías religiosas y arrasar con su historia».

Presiona al gobierno de Obama para «buscar la rendición de cuentas por los atroces crímenes de guerra de Bashar Al-Assad contra su propio pueblo» y recuerda que más de 18.500 ninos se encuentran entre los difuntos de este brutal conflicto.

Comentarios

Comentarios