La joven Leah Sharibu fue secuestrada por Boko Haram y sigue en sus manos por no renunciar a su fe católica.
La joven Leah Sharibu fue secuestrada por Boko Haram y sigue en sus manos por no renunciar a su fe católica.

El ministro de Información de Nigeria Lai Mohammed ha desmentido los rumores sobre la muerte de Leah Sharibu, una de las estudiantes secuestradas en Dapchi, estado de Yobe, el 18 de febrero de 2018. Mohammed tacha de “noticia falsa absoluta” y ha calificado la extensión de ese rumor a una maniobra de la oposición política del país.

A finales del pasado mes de agosto el diario The Cable publicó en exclusiva una foto de Sharibu vestida con hijab, acompañada de un audio de unos 35 segundos en el que se dirige al presidente nigeriano Muhammadu Buhari pidiéndole que la libere del cautiverio y también ayuda para su familia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según explica la edición nigeriana de The Guardian el padre de Leah, Nathaniel Sharibu, asegura que su hija sigue viva y que por culpa de los rumores, ha recibido numeorsas llamadas de condolencia. “Nadie de mi familia está asociado a este rumor”, ha subrayado.

El secuestro de las estudianes de Dapchi

En el mes de marzo de 2018, pocos días después de seu secuestro, la mayoría de las estudiantes fueron liberadas, después de un alto el fuego decretado entre los terroristas islámicos de Boko Haram y el Gobierno de Nigerio. Leah Sharibu es la única que permanece secuestrada desde hace casi un año después de negarse a abjurar de su fe cristiana. 

La plataforma CitizenGO entregó las primeras 130.000 peticiones del iberación el pasado mes de septimbre de 2018, al cumplirse los primeros 200 días de secuestro. La petición, activada en el mes de mayo de 2018, sigue activa y ha reunido el apoyo de más de 213.000 personas de todo el mundo. En el año 2014, Boko Haram secuestró a otras 200 niñas de la aldea de Chibuk, algunas de las cuales también fueron liberadas, pero no todas.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.