El Gobierno de Noruega ha arrebatado a cinco ninos de sus padres tras ser acusados de “adoctrinamiento cristiano”. Marius Bodnariu, un rumano y su esposa noruega, Ruth, vivían desde hace diez años en Naustdal (Noruega) y habían formado parte de la iglesia Pentecostal en Bucarest antes de mudarse a esta poblacion.

Según ha informado el hermano del padre, el pasado 16 de noviembre, agentes de protección juvenil del gobierno se llevaron a los dos ninos mayores que en ese momento se encontraban en el colegio y, además, tomaron a dos hijos más, dejando a la madre con su bebé de tres meses, a quién la policía se llevó al día siguiente. Después de este suceso, los servicios de protección notificaron a los padres que sus hijos estaban bajo la custodia de dos familias adoptivas separadas y que se estaban “integrando” bien, tal y como recoge Infocatólica.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La acusación surgió del director de la escuela que aseguró que los Bodnarius eran “muy cristianos” y que su creencia en Dios “creaba una discapacidad entre los ninos”. Asimismo, el director justificó que los padres necesitaban la “orientación” del Gobierno de Noruega para criar a sus hijos pues, según afirmaba, Marius utilizaba el castigo físico ocasionalmente.

Después de un examen físico a los cinco ninos, no se descubrió ningún abuso físico. Sin embargo, los servicios de protección sostienen que el padre es violento, mientras que él y Ruth niegan estas afirmaciones.

Por otra parte, el pasado 27 de noviembre, la familia ha perdido un juicio de apelación para reencontrarse con sus hijos. El Tribunal dictaminó que Marius y Ruth podían visitar a sus hijos dos veces por semana durante dos horas, pero no concedió ese mismo derecho para ver a sus hijas.

La historia de esta familia cristiana ha suscitado una indignación entre la ciudadanía que ha decidido poner en marcha una petición de apoyo a la familia mediante esta página de Facebook. La iniciativa ya supera las 30.000 firmas.

En este sentido, el senador rumano Titus Corlateran defendió a la familia Bodnarius en la Comisión para la Igualdad y la No Discriminación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo (APCE) en París.

Corlatean condenó lo que considera una conducta abusiva por parte del gobierno noruego y pidió una investigación de la Asamblea. También añadió que los servicios de protección infantil noruegos se habían basado en acusaciones “sin fundamento”.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

Compartir
Abulense de nacimiento y residente en la ciudad que nunca duerme: Madrid. Periodista por vocación y de corazón. Contadora de historias. Se licenció en la Universidad Francisco de Vitoria. Se crió en el Gabinete de Prensa del Partido Popular de Madrid, Punto Radio, Cope y en HazteOír.org . Creció en Lo Comunicas, Intereconomía y en el Departamento de Comunicación de los Colegio Zola. Y ahora disfruta en Actuall.