Paolo Dall'Oglio. Foto FlickrVeDro l'ItaliaAlFuturo (CC-BY-SA-2.0)
Paolo Dall'Oglio. Foto FlickrVeDro l'ItaliaAlFuturo (CC-BY-SA-2.0)

El Nuncio Apostólico en Siria, cardenal Mario Zenari, pidió cautela y oración después de que el diario británico The Times informara de que el sacerdote jesuita Paolo Dall’Oglio, secuestrado en julio de 2013 y otros dos rehenes del Estado Islámico (ISIS) estarían vivos.

Citando a oficiales kurdos, The Times informó hoy que el periodista británico John Cantlie, el padre Dall’Oglio y una persona más están en poder de ISIS, y que los terroristas estarían buscando un acuerdo con las fuerzas kurdas-árabes sostenidas por Estados Unidos para poder escapar a cambio de liberar a los tres rehenes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Desde Damasco, el cardenal Zinari dijo al diario del Vaticano, L’Osservatore Romano (LOR) que “si la noticia de que el Padre Dall’Oglio está vivo fuese cierta, sería algo bellísimo que nos llenaría a todos de alegría. No podemos obviarla, pero es mejor tomarla con cautela y rezar para que pueda darse de un momento a otro”.

“Desde el día de su secuestro el 29 de julio de 2013 hasta hoy hemos visto varias confirmaciones y desmentidos que ahora hacen que no nos precipitemos. Cuando supe que las fuerzas estadounidenses están por cerrar el cerco alrededor de los milicianos del Estado Islámico, he pensado que sabremos la verdad dentro de poco”, agregó.

El 6 de febrero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que espera que las últimas zonas controladas por ISIS en Siria sean recuperadas en una semana.

«El ejército de Estados Unidos, nuestros socios de la coalición y las Fuerzas Democráticas de Siria han liberado prácticamente todo el territorio que anteriormente tenía el Estado Islámico en Siria e Irak», dijo Trump a altos funcionarios de más de 70 países que se reunieron en Washington. Según informa AFP, Trump indicó que «se debe anunciar formalmente la próxima semana que tendremos el 100% del califato».

El cardenal Zenari dijo también a LOR que no se debe olvidar que “además del padre Paolo fueron secuestrados en estos años otros cuatro clérigos y debemos seguir rezando por ellos y sus familias. Tal vez podrían estar vivos todos y la noticia podría ser aún más bella”.

El Purpurado se refirió así a los obispos ortodoxos Gregorious Yohanna Ibrahim y Paul Yazigi; y a dos sacerdotes: uno armenio católico y otro greco ortodoxo.

«Un opositor sin pelos en la lengua»

El padre Dall’Oglio, indicó el nuncio en Siria, “expresaba sin medias tintas su posición, tanto así que fue expulsado por el gobierno. Era un opositor sin pelos en la lengua. Su posición era clara y la expresaba siempre. Estoy seguro que si fuese confirmada esta bella noticia que circula en estas horas, aquí en Siria muchos festejarían, considerando además que los cristianos que se han quedado son muy pocos y los demás difícilmente volverán”.

El director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gissoti, dijo por su parte que “lo único que podemos decir en este momento es que seguimos rezando para que el padre Paolo esté vivo”.

“Me asocio a las palabras de esperanza pronunciadas esta mañana por el nuncio apostólico en Siria, cardenal Mario Zenari” y “subrayo también la cercanía del Papa a la familia, que fue recibida en el Vaticano hace unos días”, agregó Gissoti.

El Papa Francisco se reunió el 30 de enero en la Casa Santa Marta con la madre, cuatro hermanas y un hermano del padre Dall’Oglio, conocido por su compromiso con el diálogo interreligioso y por haber refundado en Siria la comunidad monástica católica-siria en los años 80.

El sacerdote fue expulsado de Siria con un decreto el 12 de junio de 2012. Se mudó por un breve periodo a Sulaymanya en la zona del Kurdistán iraquí, donde fue acogido por la nueva fundación monástica de Deir Maryam al Adhra.

Tras regresar a Siria para intentar liberar a un grupo de secuestrados en Raqqa, el sacerdote fue raptado el 29 de julio de 2013. Desde entonces no hay noticias suyas.

Actualmente unos 12 millones de sirios, casi la mitad de la población total, vive fuera de sus hogares. De estos unos 6.5 millones son desplazados internos, mientras que los otros 5.5. millones son refugiados en los países limítrofes.

El Cardenal Zenari pidió brindar a estas personas asistencia espiritual, psicológica y humanitaria. Dijo que no se debe olvidar “que el 70% de la población vive en condiciones de extrema pobreza. Debemos pensar en estas personas, son nuestra prioridad”.

* Publicado originalmente por Walter Sánchez Silva en ACI Prensa.

También te puede interesar:

Once misioneros secuestrados: los rostros que Occidente ni siquiera recuerda

Comentarios

Comentarios