El Vaticano, en el punto de mira de los terroristas.

La justicia italiana ha condenado a seis años de cárcel a Abderrahim Moutaharrik, un yihadista del ISIS acusado de planificar un atentado terrorista contra el Vaticano.

El ciudadano marroquí fue arrestado en abril de 2016 en Milán después que pretendiese viajar a Siria con su familia para adiestrarse junto a los cabecillas del autodenominado Estado Islámico, y regresar a Italia porque según las autoridades “querían atacar la embajada de Israel en Roma y el Vaticano”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Junto a él han sido condenadas otras tres personas, entre ellas su pareja, Salma Benncharki, que deberá estar en prisión cinco años.

Los servicios secretos del país habrían interceptado una llamada telefónica en la que –según los investigadores– revelaba sus planes de atentar contra el Vaticano.

Sin embargo, el abogado del condenado alega que el sujeto “nunca ha dicho que quisiera atacar el Vaticano”, pero admite que en dicha llamada “hay referencias a su voluntad de atentar en Roma hace nueve años”.

En los últimos años, el Vaticano ha estado en el punto de mira de distintos grupos terroristas islámicos. Los servicios de inteligencia de la Santa Sede en colaboración con las autoridades italianas trabajan para evitar cualquier ataque al centro del catolicismo.

*Este artículo ha sido publicado originalmente por Álvaro de Juana en AciPrensa.

También te puede interesar:

Así es Abu Nassim, el yihadista tunecino que sueña con ‘volar’ el Vaticano

 

Comentarios

Comentarios