Actuall

Esta pareja de cristianos dirigirá el primer hospital católico de Irak tras la destrucción de IS

Saveen Oghana y Ban Isaqi / Chaldean View

La llegada del grupo yihadista Estado Islámico a Irak supuso la aniquilación de una gran parte de la población, en especial los cristianos, que vieron como su presencia en el país casi desaparece por completo.

Ahora, tras la derrota de los yihadistas -al menos militarmente- y su expulsión de las zonas cristianas, la Iglesia busca repoblar las ciudades y retomar una vida donde ahora solo hay miseria y destrucción.

Por ello, el arzobispo de Erbil, Bashar Warda, pidió a una joven pareja de cristianos caldeos que abandonasen sus profesiones como médico y dentista para enfrentarse al reto  de dirigir el primer y único hospital católico del país, que está en construcción.

Hace tan solo un año, la pareja Saveen Oghana y Ban Isaqi, estaban ocupados proyectando sus carreras, pero ahora están en Brisbane (Australia) preparándose para el mayor desafío de sus vidas.

Como informa Chaldean View estos jóvenes de 28 años se están formando en la Australian Catholic University antes de regresar a su hogar para administrar un nuevo hospital que se está construyendo mientras su gente se recupera de los estragos de ISIS.

Acaban de terminar su primer año de estudios para obtener los títulos de Master of Health Administration, y puede que en seis meses estén ya listos para la tarea de dirigir el hospital que su diócesis caldea está construyendo en Ankawa, una parte de la ciudad de Erbil, en la región del Kurdistán en el norte de Iraq.

Obispo: “Hasta donde sabemos, será el primer hospital católico en la región del Kurdistán, y probablemente sea el único hospital católico en todo Iraq”

El arzobispo de Erbil, Bashar Warda, les eligió después de que la universidad hubiese ofrecido una serie de becas como forma de apoyo a la diócesis para establecer un hospital y una universidad.

“Hasta donde sabemos, será el primer hospital católico en la región del Kurdistán, y probablemente sea el único hospital católico en todo Iraq, no el primero, sino el único”, dijo Saveen.

“Porque, ya sabes, en Iraq, especialmente en Bagdad, solíamos tener, como cristianos, muchos hospitales pero a día de hoy no, debido a las guerras y los conflictos y la emigración de nuestro pueblo”.

Aceptar la oferta del Arzobispo no fue nada fácil, no era el camino que esta pareja pensaba tomar, pero la oportunidad y las ganas de ayudar a los suyos les convencieron de que ésta era la mejor opción y una oportunidad a la que no se podían negar.

“Dejamos todo atrás en nuestro país -familia, parientes- e incluso nos alejamos de nuestra práctica y elegimos una diferente, que de alguna manera está relacionada pero no es una práctica dental o práctica médica pura, por lo que fue un desafío”, explico Ban.

El Arzobispo caldeo católico de Erbil en Irak, Mons. Bashar Warda / ACI Prensa-Daniel Ibañez

“Pero también fue gratificante porque una vez que llegamos a ACU, el entorno de aprendizaje y de apoyo que nos facilitaron y la forma de abordar diferentes disciplinas o temas nos ayudó mucho”.

 

“La visión del Arzobispo Warda -que compartimos- es la de que haya más presencia de cristianos en Iraq”, aseguró Saveen. “Eso significa no solo estar allí sino estar allí con una misión, estar ahí con los valores cristianos”.

“Y como Iglesia, nuestra Iglesia en Ankawa, están trabajando en dos sectores principales, que son los sectores de educación y salud”.

“Debido a que nuestro país ha estado en una guerra continua desde la década de 1980, estamos atrasados ​​en la prestación de servicios de salud de alta calidad. Por eso confiamos en que estos títulos nos ayudan a mejorar en consonancia con los valores cristianos y de acuerdo con los estándares internacionales”, insistió este joven médico.

El nombre del hospital será ‘Shlama’, que significa ‘Shalom’, es decir, ‘paz’ “, el tipo de paz que eseran Saveen y Ban que haya cuando vuelvan a casa.

Comentarios

Comentarios