Europa Press.

El grupo terrorista Estado Islámico ha autorizado la extracción de órganos a aquellos que están bajo su custodia con el fin de salvar las vidas de musulmanes, según un edicto que no se conocía hasta ahora emitido por los eruditos de la organización, lo que contribuye al temor de que los milicianos de negro estén traficando con órganos.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La ‘fatua’, que figura en un documento del 31 de enero de 2015 revisado por Reuters, afirma que la extracción de órganos de un cautivo vivo para salvar a un musulmán, incluso aunque pueda ser mortal para el prisionero, es permisible.

Los órganos que acaban con la vida del cautivo de ser extraídos: la extracción de ese tipo tampoco está prohibida Según las autoridades estadounidenses, este documento estaba entre los datos y la información obtenidas por las fuerzas especiales de Estados Unidos en un asalto en el este de Siria el pasado mes de mayo.

«La vida del apóstata y los órganos no tienen que ser respetados y pueden ser extraídos con impunidad», reza el documento, que está redactado en la forma de un edicto religioso por parte del Comité de Investigación y Fatua de Estado Islámico.

«Los órganos que acaban con la vida del cautivo de ser extraídos: la extracción de ese tipo tampoco está prohibida», señala la fatua número 68, según la traducción realizada por el Gobierno estadounidense del documento.

Anteriormente, Irak había acusado a Estado Islámico de recolectar órganos humanos y de traficar con ellos para sacar beneficios. El documento no define «apóstata», si bien Estado Islámico ha asesinado o encarcelado a no musulmanes, como cristianos, así como a chiíes y a suníes que considera que no siguen su visión extremista.

Responsables estadounidenses aseguran que estos documentos han dado al Gobierno de Estados Unidos una visión sobre cómo se organiza, recauda fondos y codifica las leyes para sus seguidores Estado Islámico. El embajador iraquí ante la ONU, Mohamed Alí Alhakim, ha señalado a  Reuters que los documentos deberían ser examinados por el Consejo de Seguridad de la ONU como prueba de que Estado Islámico podría estar traficando con órganos para recaudar dinero.

Comentarios

Comentarios