Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina
Encuentro Nacional de Mujeres en Argentina

Los movimientos feministas y abortistas redoblan sus ataques contra la Iglesia católica en Argentina, pero no sólo de palabra, sino pasando a la acción, amenazando a los fieles o a los sacerdotes, e incluso prendiendo fuego o lanzando latas y botellas a un templo tan emblemático como la catedral de Buenos Aires.

Lo hacen porque la jerarquía se muestra coherente en denunciar el aborto, la fecundación un vitro, así como la devaluación del matrimonio. Y esos mensajes les resultan intolerables a los lobbies feministas y anarquistas.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Así, aprovecharon la celebración del Día Internacional de la Mujer para atacar la catedral de Buenos Aires. Grupos de mujeres causaron incidentes al final del acto de cierre del Paro Internacional de Mujeres en la Plaza de Mayo. Prendieron fuego frente a la Catedral, lanzaron latas y botellas, y agredieron a jovenes que defendían el templo y a periodistas que realizaban su trabajo en ese lugar.

Tras la finalización de la lectura del documento en el escenario montado frente a la Pirámide de Mayo, un grupo bastante numeroso de personas prendió una fogata cerca de las vallas que protegían la Catedral. Tuvo que intervenir la Policía para detener las llamas e inclusive lanzó gases contra los grupos que causaban los desmanes.

Fue agredido un joven que irrumpió con una bandera del Vaticano por mujeres con el rostro cubierto

Poco después, un joven irrumpió con una bandera del Vaticano y fue agredido con golpes de puño y tirones de pelo por las mujeres que llevaban el rostro cubierto con pañuelos. Al finalizar la jornada del 8 de marzo, 30 personas fueron detenidas por estos incidentes.

No son los únicos incidentes registrados en los dos últimos años. A finales de 2015 feministas intentan profanar la catedral de Mar de Plata y agredir a los jovenes pro-vida. La intervención policial impidió que las agresiones fueran a más.

En el punto de mira de este tipo de grupos –conectados con células anarquistas y marxistas- están, entre otros eclesiásticos, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Auger, uno de los más activos defensores de la vida y la familia.

A Auger no le perdonan, por ejemplo, que estableciera una relación de causa y efecto entre la violencia contra la mujer y las crisis matrimoniales. Lamenta que el matrimonio “no dura”, una situación que ha generado “una violencia [contra las mujeres] que antes no había. Y denuncia asimismo el clima de hedonismo que ha terminado minando las bases de la familia.

También te puede interesar:

Tres participantes de los Encuentros Feministas: amenazan con incendiar iglesias y matarnos

Comentarios

Comentarios