salman-bin-abdulaziz
El Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz

Hamad al Shamri, un joven saudita de 20 años, ha sido condenado a muerte por publicar en 2014 unos vídeos en las redes sociales en los que criticaba al islam y al profeta Mahoma.

Shamri fue arrestado por cargos de ateísmo y blasfemia, puesto que estas acciones en Arabia Saudí son consideradas delito. Sin embargo, el joven fue llevado a la cárcel antes de ser condenado por una corte local.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Dos apelaciones rechazadas

En 2015, se conoció su sentencia de muerte, pero el joven saudita presentó dos apelaciones, según señala Diario Critico. En la segunda, la defensa de Shamri apeló al juez diciendo que el joven sufría de «locura» al estar bajo los efectos del alcohol y las drogas cuando grababa los videos. Sin embargo, la Corte no lo ha aceptado por lo que el joven será ajusticiado.

En este país medieval, las leyes consideran que abandonar el islam es penado con largos tiempos en la cárcel e incluso el castigo corporal. Además, un decreto del rey Abdullah redefinió el ateísmo como terrorismo.

También le puede interesar

Cuba, Venezuela, Iraq o Arabia Saudí velarán por los Derechos Humanos desde la ONU

Comentarios

Comentarios