Frente a la presión internacional, el gobierno noruego ha retirado los cargos contra el matrimonio Bodnariu y les devolverá a sus hijos, que todavía se encuentran en casas de acogida.

Tras las reuniones que han mantenido los abogados de los padres y los abogados de ‘Barnevernet’, el sistema de protección infantil de Noruega que les quitó a los cinco hijos, han retirado la demanda y han acordado devolver a los menores.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Los ninos volverán a su casa esta misma semana”, confirma el abogado Peter Costea a LifeSiteNews. Añade que la intención de las autoridades es que las chicas se queden con sus familias de acogida hasta que termine el curso escolar.

Costea ha explicado que han reunido las firmas de más de 100 abogados y expertos a favor de los derechos humanos. Además, cuenta que se han realizado protestas en decenas de ciudades frente a las embajadas y consulados del país noruego y han presentado más de 50.000 firmas para pedir “la liberación de los ninos”.

El abogado de la familia ha comentado que ‘Barnevernet’ iba a perder el caso y explica que “el organismo simplemente ha disminuido las quejas contra los padres y ha cesado sus esfuerzos para dar a los ninos en adopción permanente”.

Costea ha añadido que dijo que la familia Bodnarius ha recibido muy poco apoyo desde el interior de Noruega, “incluso el periódico cristiano ha sido completamente hostil, diciendo que la Biblia prohíbe el castigo corporal.”

El abogado aclara que “el asunto está cerrado” y se ha ofrecido a ayudar a otras familias que reciban quejas relacionadas con los derechos humanos, declarando que “es una cuestión de solidaridad cristiana.”

Creer en Dios “crea una discapacidad en los ninos”

El Gobierno de Noruega arrebató a los cinco ninos a sus padres tras ser acusados de “adoctrinamiento cristiano”. El director de la escuela aseguró que su creencia en Dios “creaba una discapacidad entre los ninos”.

Asimismo, el director justificó que los padres necesitaban la “orientación” del Gobierno de Noruega para criar a sus hijos pues, según afirmaba, Marius utilizaba el castigo físico ocasionalmente. Después de un examen físico a los cinco ninos, no se descubrió ningún abuso físico.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacida en Madrid y amante de la lectura. Esta estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos comenzó como fotógrafa en Europa Press y da sus primeros pasos como redactora en el diario Actuall. No hay mejor entrenamiento que la vida misma.