Interior de la catedral de Aquisgrán, Alemania.
Interior de la catedral de Aquisgrán, Alemania.

El Observatorio sobre Intolerancia y Discriminación contra Cristianos (OIDAC) alemán ha alertado del aumento de cristianofobia que está sufriendo el país. Entre mayo y abril, las Iglesias alemanas han sufrido 30 ataques y profanaciones.

Un reciente informe del Observatorio sobre Intolerancia y Discriminación contra Cristianos (OIDAC) indica que desde principios de abril hasta inicios de junio de 2019 se reportaron 30 ataques contra iglesias en toda Alemania.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El 12 de junio el Observatorio señaló que estos incidentes van desde robos hasta incendios provocados intencionalmente: “A veces, irrumpir un recinto o un robo son simplemente motivados por el dinero. Sin embargo, el efecto de estos incidentes debería ser motivo de preocupación (…). Al elegir atacar a las iglesias, vándalos y ladrones muestran una profunda falta de respeto, si no odio, por los lugares de culto”, indicó el OIDAC.

Entre los principales incidentes, y uno de los más recientes, se encuentra un acto de vandalismo contra una iglesia protestante ocurrido el 6 de junio en el municipio alemán de Dieforf.

Según OIDAC este templo es objeto de vandalismo desde julio de 2017. En los reiterados ataques los vándalos rompieron ventanas, quemaron productos de higiene femenina con el objetivo de arruinar una pared, pintaron paredes y puertas, derribaron bancos del parque y ensuciaron el área alrededor de la iglesia todas las semanas.

“El daño a la propiedad ha alcanzado decenas de miles de euros”, detalla OIDAC.

Otro acto vandálico ocurrió el 1 de junio cuando, cerca del mediodía, el cuerpo de bomberos del municipio de Ankum fue alertado de un incendio en la Iglesia Católica de San Nicolás. Al parecer unas muchachas iniciaron el incendio, según lo registrado en las cámaras de seguridad revisadas por la policía.

El 19 de mayo la policía informó que sujetos desconocidos rompieron con piedras la ventana de la iglesia católica Santísima Trinidad en la comunidad de Grossholbach durante la madrugada. Luego, ingresaron al templo y extrajeron objetos sagrados, incluyendo estatuas de santos. También retiraron una figura de Jesús de su crucifijo y luego lo quemaron, y orinaron el pasillo y varias bancos.

El día anterior, el 18 de mayo, uno de los pasillos de la iglesia protestante de St. Blasii en Nordhausen fue incendiado de forma intencional. Los vándalos prendieron un mantel desde otra habitación e inclusive se encontraron rastros de un cordón quemado hasta el balcón de la iglesia.

También el 14 de abril unos sujetos desconocidos vandalizaron la iglesia católica Sagrado Corazón de Jesús del municipio de Dillenburg. Durante el ataque se dañó una pila de agua bendita y velas, y dispersaron volantes en el suelo.

*Publicado originalmente en ACI Prensa

Comentarios

Comentarios