Actuall

Los cristianos de Mosul celebran su primera Navidad tras liberarse del ISIS

Un sacerdote se prepara para celebrar la misa en Mosul.

Tres años han tardado en recuperar la ciudad de Mosul las tropas del ejército iraquí. Y una vez hecho, decenas de familias cristianas han regresado a sus casas y con ellas su fe y su liturgia.

El día 24 de diciembre los cristianos de Mosul celebraron este su primera Misa de Navidad.

La Eucaristía fue presidida por el Patriarca caldeo, Mons. Louis Raphael Sako, junto al obispo auxiliar caldeo, Mons. Shlemon Warduni y el arzobispo siro católico de Mosul, Mons. Petros Mouche. También estuvo presente el Arzobispo siro ortodoxo, Nicodemus Daoud Sharaf.

La Santa Misa se celebró en la iglesia de San Pablo, pese a encontrarse todavía en escombros.

En ella se encontraban las 60 primeras familias cristianas que han regresado a Mosul, avanzadilla de otras muchas que se espera que lleguen en los próximos meses.

Cientos de miles de cristianos fueron expulsados de Mosul después de que el ISIS capturó la ciudad y otros muchos fueron ejecutados por no renunciar a su fe

En junio de 2014 el ISIS capturó Mosul y la nombró capital de su califato. Cientos de miles de cristianos fueron expulsados y otros fueron ejecutados por no renunciar a su fe. Los pocos que quedaron debían pagar el impuesto de sumisión.

También asistieron autoridades iraquíes, líderes tribales, jefes militares y fieles musulmanes. Jovénes musulmanes ayudaron los días previos a adecentar la iglesia.

Monseñor Louis Sako durante la homilía les agradeció este gesto que quiso luego magnificar: “Estamos aquí reunidos para rezar por la paz y la estabilidad en esta antigua ciudad, en nuestro país y en el mundo entero”.

“Desde aquí apelamos a todos los musulmanes a hacer sentir su voz, para extinguir las tinieblas del extremismo, de la discriminación y del conflicto, para promover la paz, la tolerancia, el amor, la fraternidad y la dignidad“, afirmó.

“Es lo que estos jóvenes musulmanes han hecho al restituirnos esta iglesia; invitamos a los jóvenes cristianos, yazidíes y los pertenecientes a las demás minorías a unirse a ellos. Y esta solidaridad nos haga esperar que los dispersos puedan retornar a Mosul y vivir en paz”, expresó.

Comentarios

Comentarios