Huma Younus /AIN
Huma Younus /AIN

La niña Huma Younus, de 15 años, fue secuestrada en octubre de 2019 para forzar su conversión al islam y posterior casamiento con un hombre musulmán en Pakistán. Recientemente ha podido llamar a su padres para relatar la extrema gravedad de su situación, dado que las violaciones de su ‘esposo’ han concluido en embarazo.

«Se ha quedado embarazada a causa de las violaciones que ha sufrido. A la petición de su padre de abandonar el hogar del secuestrador y regresar a su casa, la menor ha respondido que no se le permite salir y que su vida se ha vuelto aún más difícil porque permanece encerrada en un cuarto”, explica la abogada de la familia Tabassum Yousa a la organización pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La situación es de extrema gravedad no solo para la niña, sino para sus padre, dado que un hermano del secuestrador de la menor es miembro de los Ranger, una fuerza de seguridad pakistaní, los ha amenazado de muerte.

Según el testimonio de Yousa difundido por Ayuda a la Iglesia Necesitada, a través de una videollamada y mostrando sus armas reglamentarias, «los ha amenazado con matarlos si iban en busca de su hija».

Alargar el proceso legal para llegar a la mayoría de edad

La situación en los tribunales no es especialmente halagüeña para Huma Younus y su familia. El Tribunal de Primera Instancia de Karachi oriental archivó el caso por falta de pruebas y se presentó un recurso para pedri nuevas pruebas de la edad de la adolescente, pese a que la familia ya había probado que nació el 22 de mayo de 2005, como consta en su partida de bautismo.

Según la abogada, la representación legal del secuestrador está desarrollando una estrategia judicial con miras a retrasar en lo posible el proceso de tal forma que se dilate al menos tres años, cuando, cumplidos los 18 años, las posibilidades de que prospere el intento de la familia por recuperar la libertad de su hija se harán prácticamente imposibles.

 “Como abogada estoy segura de que el presidente de la Corte Suprema de Pakistán podría garantizarle justicia a los padres de la niña y a la propia Huma. En todos los demás niveles inferiores de la judicatura, la justicia para las minorías no será posible”, concluye con amargura la abogada.

Ayuda a la Iglesia Necesitada denuncia junto a la abogada Tabassum Yousaf que en Pakistán se producen unos 2.000 casos similares al de Huma Younus.

Comentarios

Comentarios